Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 10 - Zárate - 15.9° / 18°
    • Despejado
    • Presión 1026.78 hpa
    • Humedad 88%
  • Los vecinos reconocen que la ciudad está sucia y piden medidas

    2/4/2009
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    A pesar de que las autoridades municipales proyectan a Zárate como una ciudad dentro de la industria turística a causa de su zona costera, atractivos rurales e isleños, su legado histórico con el tango, entre otros, está perdiendo la batalla contra la basura. Los desechos han invadido los principales sectores y no es sólo porque el servicio concesionado de recolección es deficitario o porque el Estado municipal también tiene carencias en su rol de contralor, sino principalmente por los hábitos del hombre en el medio ambiente en el que vive.

    Las principales causas de que el distrito no haya logrado superar o, al menos, contener el problema de los residuos en la vía pública, además del contexto de eternas discusiones entre el Municipio y Cooperativa Eléctrica como concesionaria de el servicio de recolección, son: el incremento y concentración de la población, los hábitos de consumo que privilegian lo desechable y los escasos instrumentos de gestión ambiental aplicados al sector de residuos sólidos domiciliarios.

    Tanto las autoridades consultadas como los vecinos que hicieron declaraciones al respecto, reconocen que el problema es cada vez más preocupante, no solo por el mal aspecto de la ciudad sino por los problemas que su falta de aseo provoca, como la permanencia de olores nauseabundos, perros callejeros que desparraman aún más el material desechado y, peor aún, la posibilidad de que la presencia de roedores e insectos proliferen enfermedades.

    Según los propios vecinos, el tema central, para que Zárate sea limpia es la cultura de los ciudadanos respecto del cuidado ambiental. Reconocen que “la gente es sucia” y piden que el Municipio aplique medidas. Otros, exigen que le hagan cumplir a la empresa que recolecta residuos con los horarios y los sectores comprendidos en el contrato de barrido, principalmente en la zona céntrica. Pero si la situación en el sector centro es preocupante, en la periferia la basura ya es parte del paisaje, donde persisten basurales que se transforman en focos infecciosos.

    Otros vecinos coinciden en que existe un debilitamiento en la confluencia de voluntades de la ciudadanía que no se cree, ni se siente protagonista del desarrollo de Zárate en el tema del medioambiente pero sostienen que la responsabilidad parte de las autoridades

    LAS SUGERENCIAS DE LOS VECINOS

    En cuanto a barrido, en el microcentro, comerciantes y vecinos sostienen que es necesario que se reimplemente el sistema por medio del cual se turnaban entre derecha e izquierda los días de estacionamiento de vehículos. Así lo expresaron varias personas que habitan y trabajan en calles como Justa Lima, Rómulo Noya, Independencia, Ituzaingo, 19 de Marzo, Ameghino, entre otras.

    Según informaron, el servicio de barrido se lleva a cabo pero los automóviles estacionados dificultan el trabajo de los barrenderos, quienes dejan acumulada la basura debajo de los vehículos. Otros se preguntaron por los camiones barrenderos, que no han visto desde hace tiempo en funcionamiento.

    Por otra parte, vecinos de barrios más alejados, como Villa Carmencita, Pitrau, Moreno, Villa Massoni, manifestaron que el principal problema que encuentran es el de los horarios del camión recolector.
    Comerciantes del centro también proponen que se coloquen contenedores cerrados en puntos estratégicos y en común para que los vecinos depositen en un mismo lugar los residuos y así evitar que se desparramen.