• Hoy 22 - Zárate - 23.2° / 24.6°
    • Despejado
    • Presión 1019.5 hpa
    • Humedad 77%
  • El Ministerio de Seguridad todavía no designó al personal policial para la DPU

    8/1/2010
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El compromiso fue refrendado tras la firma de un convenio hace dos años atrás y aunque el año pasado el Ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, en Zárate volvió a ratificar el envío de más personal para la ciudad entre los que se encontrarían quienes patrullarían junto a los agentes municipales de la DPU (Dirección de Prevención Urbana), no sólo no se ha cumplido con lo pautado sino que cada vez es menos el recurso humano con el que cuentan las distintas dependencias policiales del distrito.
    “Esperamos que en algún momento, tarde o temprano, más temprano que tarde, el Ministerio de Seguridad cumpla con su parte de destinar el personal policial”, dijo el el director de Prevención Urbana, Claudio Henricot, “sabemos que hay una carencia de policías importante en toda la provincia y en Zárate es una carencia crónica”.
    Cada nueva gestión se encuentra con un problema recurrente, la falta o debilidad de recursos humanos y materiales asignados al sistema de seguridad. Un problema que se ha agravado con el crecimiento demográfico y el crecimiento urbano al que se intenta hacer frente solo con el simple nombramiento de más policías, compra de más patrulleros o desafectando al personal policial de otras tareas. Medidas que han demostrado ser más fáciles de pronunciar que de ejecutar.
    En el marco de medidas alternativas para enfrentar el problema de la inseguridad, el Municipio firmó un convenio en el que, según Henricot, se está cumpliendo en todos sus términos unilateralmente ya que el Ministerio de Seguridad aún no ha aportado el personal policial que había comprometido.
    “Aspiramos a que en un futuro no muy cercano esto se pueda concretar”, sostuvo Henricot, “mientras tanto seguimos avanzando por ejemplo ahora con las cámaras, además estamos preparando un nuevo móvil que estará destinado a la localidad de Lima. “Hemos cumplido en todo como muy pocos municipios”, agregó el funcionario, “el personal es todo retirado de fuerzas, los móviles son verdaderos patrulleros, están blindados, cumplen las normativas y, para terminar el circuito, lo único que nos falta es contar con los policías”.
    En el contexto de las grandes necesidades financieras y de organización del Estado bonaerense, el tema de la seguridad sigue siendo una de las grandes tareas pendientes y la falta de personal policial forma un eje fundamental para poder resolverlo. En 2009, de acuerdo a lo informado por Henricot, se exoneraron más de 800 policías por distintas causas, lo cual sumado a los que se jubilan o se retiran produce un desfasaje del cual se hace difícil salir. Con el número de aspirantes y egresados de la Escuela de Policías no se llega a reintegrar el mismo número que se va.
    Al mismo tiempo que se enviaron nuevas unidades móviles para la Comisaría Primera de Zárate, se destinaron diez efectivos. Sin embargo, cuatro dejaron de prestar servicios en la localidad. Tres de ellos volvieron a su lugar de origen, Los Toldos.
    “Retornaron porque el municipio de esa localidad los reclamaba”, dijo Henricot, “hay varios intendentes del interior caminando despachos y reclamando que los policías de su localidad vuelvan a las mismas porque siempre, por una cosa u otra, los policías terminan en el Gran Buenos Aires o en la Costa”.
    Sobre el personal policial de la DPU de acuerdo al convenio firmado entre el Municipio y el Ministerio de Seguridad, Henricot sostuvo que “vamos a esperar un poco más pero mientras tanto seguiremos prestando el servicio complementado con la Policía, con Tránsito, Inspección para colaborar en la prevención”.