Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 24 - Zárate - 16.5° / 17.9°
    • Despejado
    • Presión 1013.46 hpa
    • Humedad 75%
  • En dos semanas la grúa secuestró alrededor de tres vehículos por día

    9/3/2010
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Para el director general de Tránsito y Transporte de la Municipalidad de Zárate, Jorge Blanco, se terminó el tiempo de hacer sólo campañas de prevención para modificar la conducta de automovilistas que infringen normas. Por esta razón, con la implementación del servicio de grúa ya no existe flexibilidad.
    Desde que comenzó a aplicarse el sistema, se secuestraron alrededor de 40 vehículos. En gran medida en operativos nocturnos realizados sobre Avenida Lavalle, precisamente a la altura del Bingo. Sin embargo, también se efectuaron en el microcentro de la ciudad en horario comercial por estacionar en zonas reservadas para transporte, motocicletas o discapacitados o por denuncias de vecinos por la obstrucción de sus garajes (vale aclarar que los vecinos que posean garajes propios deberán adherir un letrero identificando el dominio del vehículo que está habilitado a estacionar en el lugar).
    “Primero apelamos a la educación, hicimos prevención a través de campañas pero viendo que la gente no modifica sus malos hábitos iniciamos esta etapa de reprimenda”, dijo Blanco, “un gran sector de la comunidad se ha adaptado a las normas y otro no, para ese sector la grúa colaborará con nosotros”.
    Sin embargo, aún no han comenzado a remolcarse ni infraccionarse vehículos por estacionarse en doble fila en la zona de establecimientos educativos en horario de ingreso y egreso de alumnos. Al respecto, el funcionario sostuvo que si bien lo considera una falta grave por tratarse de un mal ejemplo para los estudiantes, todavía realizan operativos de concientización.
    “Estamos recurriendo con la grúa las escuelas, haciendo controles, pero ahí todavía apelamos a la concientización de los padres”, dijo el director municipal, “estamos dando aviso de algo que se supone ya tienen que saber pero, para que no se malinterprete como que esto tiene un fin meramente recaudatorio, vamos a dar unos días más, no obstante no vamos a dudar en secuestrar vehículos pasada una semana”.
    En el marco del plan para ordenar el tránsito en la ciudad, para lo cual el Ejecutivo municipal apeló al asesoramiento de la Universidad de Rosario, se contrató el servicio a una empresa proveedora de la ciudad (UM, Urgencias Mecánicas) para el patrullaje y retiro de vehículos que cometan infracciones en la vía pública. La grúa recorre las calles de la ciudad junto a personal de Tránsito municipal, incluso en la zona de Costanera, donde se han registrado muchas faltas durante los últimos meses. En el mismo contexto, se está reacondicionando una grúa propia del Municipio para reforzar el servicio.
    “La grúa es un método que podemos llamar represivo, necesario porque no queda otra”, dijo Blanco a LA VOZ, “la gente persiste en cometer faltas, estacionar en doble fila frente a un cajero automático o un kiosco por ejemplo, uno puede entender que se haga esto en un caso de urgencia frente a un hospital o una farmacia pero no en circunstancias que no lo ameritan”.
    La grúa ya había sido implementada por esta gestión en un plan de limpieza y orden de la vía pública a través del cual, según informó el funcionario, se logró disminuir el número de vehículos desarmados y abandonados en veredas y calles.
    “Soy optimista en cuanto a la duración de este tipo de programas de control porque se viene de muchos años de descontrol”, sostuvo Blanco, “desde el inicio de esta gestión, a través de esta área se han hecho importantes operativos que permitieron percibir un cambio, obviamente que todo lleva su tiempo pero esto tiene que ser una constante”.  El promedio de secuestros mediante grúa en dos semanas de aplicación es de alrededor de tres automóviles por día y ya ha generado momentos de tensión entre propietarios y agentes de tránsito. Si bien se realiza un preaviso antes de enganchar el vehículo, muchos optan por discutir y agredir verbalmente a los inspectores.
    Los propietarios de vehículos en falta deben abonar la infracción correspondiente (que tendrá que resolverse en el Juzgado de Faltas) y la tasa de acarreo cuyo costo es de 47 pesos (sujeto a modificación en el marco de la reforma fisca e impositiva que pretende llevar adelante la actual administración municipal).
    Para retirar el vehículo del depósito (ZER, Zona Estratégica de Recupero, ubicado en Perú entre España y Juan B. Justo) su propietario deberá presentar la tarjeta verde del mismo, su licencia de conducir, constancia de seguro y el pago de lo arriba mencionado.