Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 23 - Zárate - 12.1° / 15.1°
    • Nublado
    • Presión 1022.931 hpa
    • Humedad 79%
  • Ecos y anécdotas

    2/6/2010
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Después de dos días bastantes tristes, el 27 de mayo me sentí reconfortada cuando leí el diario LA VOZ Y VI QUE MI CARTA HABÍA SIDO PUBLICADA…Diez minutos después comenzaron los llamados telefónicos de personas que, algunas conozco y otras no, pero todas con el mismo sentir, algunas emocionadas y otras deseosas de contarme anécdotas que escuchaban  en la mesa familiar cuando eran pequeños; otras de personas muy mayores que recordaban no sin emoción de aquellos tiempos, pero todas tenían un tema en común: su agradecimiento y cariño hacia Don Luis , el caudillo que los había ayudado en diferentes ocasiones.
    Paso a relatar alguna de ellas:
    El primer llamado fue algo extraño. La voz era de una persona muy mayor que cuando le pregunté el nombre me dijo:”Primero escuche lo que le voy a contar y luego le voy a decir cómo me llamo”.
    Me felicitó por la nota y luego comenzó con la narración: “En esos tiempos había un Comisario de apellido Ballesteros que había amenazado de muerte a un señor de apellido Boerr y a Don Luis Guerci. Avisados los dos se fueron a la isla para poner distancia y tiempo de por medio. Unos días después la señora esposa de Boerr, Doña Albina recibió en su domicilio una caja que contenía una cabeza de cordero y una nota que decía que en la próxima recibiría la cabeza de su esposo. Iguales amenazas se recibían en el domicilio de Don Luis”.
    Cuando terminó el relato, le pedí que me diera su nombre para visitarlo y que me relatara más historias, pero me respondió que lo disculpara pero no me iba a decir su nombre, y colgó el teléfono…Parece mentira que todavía quede en las personas el temor, después de más de setenta años. Pero es así: LAS MUERTES IMPUNES DEJAN MIEDO Y AMNESIA EN LOS PUEBLOS. Por eso, ahora entiendo por qué Zárate es una ciudad sin memoria.
    Otro llamado fue de la Sra. Raquel Méndez y me dejó otra anécdota: Su suegro es Mariano Di Santo, tiene 93 años y viajó de casualidad en el mismo barco con Don Luis, desde Calabria. Se radicó en Zárate y como no tenía nada aquí, Don Luis le otorgó un terreno para que construyera su casa.
    Uno más y otra anécdota, es de la Sra. Olga Pasabán, quien recuerda que su papá, taxista, de los primeros de Zárate, veía todos los días a Don Luis recorriendo las calles y observando los árboles de la calle Rivadavia y controlando su crecimiento.
    Leyendo recortes de diarios de la época, una revista que se edita actualmente en Zárate, oyendo otros comentarios y anécdotas y dejando de lado todo sentimiento de cariño familiar, saco la siguiente conclusión con respecto a esa época: “Ni ángeles ni demonios…solamente personas apasionadas”.
    Miriam Guerci de Fiorito

    La familia Guerci: el matrimonio compuesto por Giuseppe y María Malacalza, con sus hijos Juan, Luis, Pedro, José, Andrés y Rosa.

    3 Comentarios