• Hoy 20 - Zárate - 16° / 17°
    • Lluvia
    • Presión 1027.49 hpa
    • Humedad 67%
  • Las causas de los accidentes de tránsito

    11/6/2010
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La velocidad, el uso del celular, el consumo de alcohol, el cansancio y la agresión al volante son las principales causas de los accidentes de tránsito en la Argentina. Sin embargo, los especialistas destacan que en los conductores se observa una mayor toma de conciencia, algo que analizan como uno de los incipientes resultados de las campañas de control y concientización de seguridad vial implementadas en los últimos años.
    En el Día Nacional de la Seguridad Vial, un trabajo estadístico elaborado por el CESVI (Centro de Experimentación y Seguridad Vial), realizado con datos recopilados hasta mayo. El informe indica que la mayoría de los accidentes de tránsito se producen por la invasión de carril, con un 37%, y las imprudencias al volante, con un 36%, entre las que se encuentran el exceso de velocidad, la falta de respeto a las señales de tránsito y a las prioridades de paso; las maniobras abruptas y la escasa distancia de seguimiento entre vehículos.
    Siguen el uso del celular, el consumo de acohol y el estrés, con el 15%; y el estado de las rutas y caminos (falta de señalización, calzada deteriorada, entre otras falencias) que reúne un 10% del total.
    Estas causas son los disparadores de los mal llamados accidentes de tránsito. ¿Por qué mal llamados? Los expertos en el tema no se cansan de repetir que el principal responsable en la producción de siniestros es el ser humano.
    Y detallan que el exceso de velocidad es la acción más repetida en los conductores. Acelerar más de lo debido aumenta en siete veces el riesgo de sufrir un accidente. En tanto, usar el celular es el factor de mayor distracción al volante. “De las pruebas realizadas por el CESVI nunca se observaron personas que pudieran conducir bien y mantener una conversación apropiada al mismo tiempo”, señala Marcelo Aiello, del centro de estudios.
    En cuanto al consumo de alcohol, hay que recordar que en el país la Ley de Tránsito penaliza a los conductores que tienen un nivel de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro de sangre, pero según estudios realizados por CESVI, se necesita mucho menos que eso para volverse un conductor peligroso. Con apenas 0,15 g/l de alcohol el error en las maniobras se incrementa en casi un 40%, mientras que el tiempo de reacción se aletarga un 15% más que en estado de sobriedad.

    18 Comentarios

    Nuestras oficinas