Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 17 - Zárate - 31°
    • Despejado
    • Presión 1024.38 hpa
    • Humedad 62%
  • El Ejecutivo acordó desistir algunos puntos de la reforma fiscal

    19/7/2010
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La sesión ordinaria del Concejo Deliberante prevista para la semana pasada se realizará este jueves. La razón principal por la cual se suspendió su desarrollo tal cual se había estipulado en el Orden del Día original se debió a que, entre otros temas, en la misma tratarían  los proyectos de modificación de las ordenanzas Fiscal e Impositiva elevados por el Ejecutivo. Y si bien el oficialismo tenía asegurado 9 votos, el temor a que se produzca un empate con la oposición y que su definición quede una vez más en manos del presidente del Cuerpo, se optó por posponerla por una semana. Aún así, no existen garantías de que el oficialismo parlamentario obtenga un consenso más amplio.
    Cabe señalar que el proyecto de reforma fiscal e impositiva del Departamento Ejecutivo no sólo contó con el acompañamiento del bloque Nuevo Zárate sino con el del opositor Frente para la Victoria (FpV), tras un acuerdo alcanzado después de dejar de lado algunos intereses, como la insistencia en la creación de una tasa de Prevención y Control. Al ser consultado por LA VOZ al respecto, el jefe de Gabinete, Pablo Giménez, explicó las razones del acuerdo.
    De hecho el FpV fue el bloque que produjo un despacho con la introducción de importantes modificaciones a la presentación del Ejecutivo, entre las que se destacan las vinculadas a la tasa de ABL (alumbrado, barrido y limpieza) y la eliminación de la tasa de Seguridad introducida en el proyecto del oficialismo y sobre la que el propio Giménez había adelantado que se insistiría para su aprobación.
    “Empujamos todo lo que podemos nuestra pretensión del ideal de ordenanza Fiscal pero llega un momento que nos detiene la realidad”, indicó el secretario jefe de Gabinete al ser consultado sobre los motivos que originaron el acompañamiento al despacho del bloque opositor.
    “La realidad son los reparos que ponen los otros bloques”, agregó el funcionario municipal. En ese marco, puntualizó sobre las críticas de la oposición a la constitución de la tasa de Seguridad. “Tienen preocupación de que el Municipio absorba cada vez más temas que tangan que ver con la seguridad aunque siempre se aclaró que tiene que ver con la prevención, de hecho la tasa se denominada de Prevención y Control de la Nocturnidad”, añadió.
    Al parecer, al tomar nota de que no se obtendría un despacho a favor de la reforma fiscal e impositiva de no renunciar a ciertas cuestiones, el Ejecutivo optó por hacer lugar a parte de las observaciones realizadas por la oposición a cambio de que sí se consideren otros puntos de lo propuesto.
    “Acordamos desistir de hablar de una tasa se Prevención a cambio de que se mejoren algunas alícuotas y condiciones del resto de las tasas”, informó Giménez. “En ese juego es que atendimos a la realidad y acordamos que se nos acompañe en ese sentido pero que se reformule el resto de las tasas, por eso acompañamos el despacho del FpV”, agregó.
    El bloque PS-GEN (Partido Socialista- Generación por un Encuentro Nacional), dos fracciones políticas que alguna vez formaron parte del oficialismo municipal, adelantó que si bien coincidía con la necesidad de sincerar las tasas, dentro de los cambios realizados por el FpV hay cuestiones sustanciales sobre las que deben realizar un mayor análisis. Adelantaron, además, que existen diferencias conceptuales y que hay tasas que existían en el proyecto original del Ejecutivo que hoy no se proponen y sobre las que el bloque, manteniendo su coherencia, deben insistir.
    Los expedientes 14 y 15 de 2010 referidos a las modificaciones a las Ordenanzas 3.769 (Fiscal) y 3.770 (Impositiva) fueron elevados a principios de este año por el Ejecutivo y serán analizados en el recinto esta semana en un marco político diferente que pone sobre al descubierto acuerdos para nada gratuitos.