Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 6 - Zárate - 15.5° / 16.8°
    • Despejado
    • Presión 1008 hpa
    • Humedad 37%
  • Familias temen ser desalojadas de un asentamiento

    16/3/2011
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Dos reclamos se unieron ayer en la mañana en el Palacio Municipal. Por un lado, vecinos  de zona oeste de la ciudad volvieron a insistir ser atendidos por el intendente Osvaldo Cáffaro. Por el otro, un grupo de familias de un asentamiento ilegal en barrio Reysol exigía soluciones habitacionales. Una vez más, el sonar de bombos y redoblantes alteró el orden de la Comuna que permaneció custodiada por personal policial.
    A diferencia de semanas atrás, los fomentistas de los barrios de la periferia oeste se presentaron en forma más pacífica, tal como lo habían adelantado después de una asamblea desarrollada el viernes pasado en San Jacinto. Otra vez se retiraron del Municipio sin ser atendidos por ningún funcionario y señalaron que continuarán reclamando la audiencia con el jefe comunal a fin de presentarle el plan de trabajo que diagramaron para atender las problemáticas que los aquejan.
    Los vecinos de Reysol, sin embargo, llegaron al Palacio Municipal con intenciones de hacer notar su presencia. Mientras algunos hacían sonar bombos en la puerta y dentro del hall central del edificio, en la plaza otro grupo levantaba una carpa y preparaba tarimas para encender fuego.
    Se trata de 75 familias asentadas irregularmente desde hace más de 10 años en un predio privado ubicado en Pavón, Falucho y Balcarce (entre Pueyrredón y Soler) con temor a ser desalojadas. En ese marco exigen soluciones habitacionales.
    “Nos sorprendió sobre manera esta situación porque ya se había pautado una reunión para el día viernes”, dijo al respecto el secretario de Gobierno, Ariel Ríos. Según informó, con estos vecinos, un equipo municipal conformado por la secretaria de Desarrollo Humano y Promoción Social, Patricia Moyano, el director de Hábitat, Sergio Gualtieri, la responsable de Regulación Dominial, Mariana Conturbi, y la titular del departamento de Viviendas, Carina San Martín, viene manteniendo reuniones periódicas con ellos. La última fue el viernes pasado en el propio asentamiento donde se habría acordado concertar un nuevo encuentro para esta semana.
    No obstante, movilizados por el temor a que se lleve a cabo una supuesta orden de desalojo o, de acuerdo a los funcionarios municipales, por intereses políticos, los vecinos se convocaron ayer a las puertas del Municipio.
    “LA ACTUACION MUNICIPAL EN ESTE CASO ES LIMITADA”
    La responsable del área de Viviendas de la Municipalidad, Carina San Martín, indicó que si bien todas esas familias fueron censadas, no todas están inscriptas en el Registro de la Demanda y que, de todas maneras, se les intenta dar solución.
    No obstante, informó que “esta situación es particular porque es una cuestión entre privados donde la actuación municipal es muy limitada”.
    La funcionaria adelanto que el viernes se va a llevar a cabo una nueva reunión donde se les informará a los vecinos el cuadro de situación legal aunque aclaró que “con estas personas (por los manifestantes de ayer) no podemos seguir hablando porque sus intereses son otros.”

    «HAY SUSPICACIAS POLITICAS»

    Esto sostuvo Ríos sobre la situación. “Hay muchos rumores pero ninguna certeza”, expresó. “No hay orden de desalojo, hay suspicacias políticas”, agregó aunque reconoció que existe un proceso judicial iniciado por los dos dueños de las tierras hace un tiempo.
    “La manifestación estaba totalmente armada”, aseguró el funcionario que, no obstante atendió a algunos de los referentes del asentamiento. “A los cinco minutos de haberlos recibido había tarimas, una carpa, alimentos, debo entender que es todo una maniobra política”, sostuvo.
    Dos años atrás, el Ejecutivo municipal había llegado a un acuerdo, firmado en acta, con estos vecinos. En el mismo se comprometía a “evaluar y decidir” conjuntamente, en un plazo de 30 días, las siguientes alternativas: relocalización y gestión con otros estamentos gubernamentales y los propietarios del lugar para lograr una consolidación y adjudicación de los terrenos ocupados.
    Los vecinos sostienen que desde ese entonces no hubo avances y por eso decidieron movilizarse ayer hasta el Municipio.
    “Habíamos acordado que si no podían negociar con los dueños, porque este es un problema entre los vecinos y los privados, se iba a buscar una relocalización”, dijo Ríos pero aclaró que “no se puede hacer de la noche a la mañana”. A su favor, expuso la entrega de ya casi 200 parcelas del programa municipal Lotes con Servicios en el año. “Todo forma parte de un proceso, las soluciones no son mágicas”, remarcó.

    5 Comentarios

    A %d blogueros les gusta esto: