Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 19 - Zárate - 7.7° / 7.9°
    • Nublado
    • Presión 1031.16 hpa
    • Humedad 53%
  • Doble sesión del Concejo Deliberante que discute la interpelación

    5/5/2011
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Al finalizar la tercera sesión pública ordinaria que se llevará a cabo esta noche a partir de las 19 horas, los concejales participarán de lo que será la primera asamblea extraordinaria del año para evaluar si dan curso o no al tratamiento del expediente (128/11) mediante el cual se solicita la interpelación del intendente Osvaldo Cáffaro.
    El pedido de una sesión autoconvocada fue ingresado el viernes pasado por los bloques del Partido Socialista (PS), GEN, Partido Justicialista (PJ) y Unión Peronismo Federal (UPF) para que se realizara en el día de ayer. Sin embargo, la presidencia del Cuerpo Deliberativo, después de evaluarlo con el resto del personal, por considerar que no se trataba de un tema de “urgencia”, optó por desarrollarla al término de la sesión ordinaria en el día de hoy.
    No obstante, cabe mencionar que la misma podría llegar a carecer de sentido si este mediodía, en la reunión de la comisión de Labor Legislativa, en la que participan los presidentes de todos los bloques parlamentarios y donde se definen previamente los destinos que se les dará a los distintos proyecto ingresados en el Orden del Día a tratar, se decidiera enviar el documento de la interpelación a otras comisiones para su “análisis”.
    La citación del intendente al recinto fue motivada, de acuerdo a los ediles opositores solicitantes, por una serie de ordenanzas supuestamente “ignoradas” por el Ejecutivo que no se hacen cumplir y por el número de pedidos de informes no contestados durante el período legislativo 2010.
    La iniciativa podría permanecer en comisión si el oficialismo lograra consenso con otras fuerzas políticas dentro del Cuerpo.
    En Labor Legislativa se descuenta la negativa a aprobar la interpelación, por parte del presidente del bloque oficialista Nuevo Zárate, Rodrigo García Otero. Pero se desconoce qué actitud tomarán el del Frente para la Victoria (FpV), Héctor García Cosentino -bloque que hasta ahora venía votando con el oficialismo en temas vitales para la gestión- y el del PJ, Roberto Huergo, quien no acompañó con su firma el proyecto de decreto para citar a Cáffaro al recinto.
    En caso de que los tres votaran por la negativa, habría un empate con la decisión de los presidentes de los bloques PS, GEN y UPF, Manuel García Blanco, Enrique Lasaga y Silvia Baccino, motivo por el cual debería intervenir el presidente del Cuerpo, Aldo Morino, quien abiertamente ya se ha referido al respecto, asegurando que el pedido de interpelación «no tiene sustento».
    En ese contexto, la sesión extraordinaria no tendría sentido de ser ya que el expediente podría permanecer en comisión, incluso hasta el cierre del año legislativo.
    De esta manera, el único tema del Orden del Día de la sesión autoconvocada, el pedido de interpelación del mandatario municipal, podría llegar a tener dos despachos, una por mayoría y otra por minoría. La que mayor acompañamiento tenga en el recinto será la que le de viabilidad o no a la convocatoria de Cáffaro a dar explicaciones.
    “Pedir informes no es pecado”
    Los presidentes de los bloques Unión Peronismo Federal (UPF), Silvia Baccino, y Partido Socialista (PS), Manuel García Blanco, fueron señalados por el intendente Osvaldo Cáffaro como responsables de actitudes destituyentes en el marco de la tensa relación entre el Concejo Deliberante y el Ejecutivo por el pedido de interpelación.
    Consultados por LA VOZ, ambos ediles desestimaron esas acusaciones y ratificaron que el pedido surge como consecuencia de la falta de respuestas e información del Gobierno municipal y el agotamiento de todas las instancias administrativas y verbales para obtenerlas.
    “De ninguna manera tenemos pretensiones desestabilizantes, pedir informes no es pecado en democracia, tenemos que cumplir con las responsabilidades que nos competen como concejales porque entre otras tareas tenemos la de controlar la gestión de gobierno”, dijo García Blanco.
    El edil, a quien Cáffaro le atribuyó intencionalidades directamente relacionadas con desplazarlo del cargo para tomar su lugar, dijo que “sólo pretendemos información sobre las ordenanzas que no se están cumpliendo y que fueron sancionadas por unanimidad en este Cuerpo”. A la vez que agregó: “queremos una democracia en la que podamos participar todos y en la que tanto concejales como vecinos podamos acceder a la información pública”.
    Por su parte, la concejal Baccino coincidió con el presidente del PS y remarcó que “no existe una teoría conspirativa ni la intención de destituir al intendente, la interpelación pretende que el intendente responda a una serie de interrogantes que no contestó a lo largo de 2010 y lo que va de 2011 y, lo más grave, el incumplimiento de ordenanzas que fueron sancionadas y promulgadas, es decir avaladas por el propio Ejecutivo”.
    La referente de UPF sostuvo que existe a nivel local un claro conflicto de poderes ya que se “desconoce” y “menosprecia” la tarea del Cuerpo Deliberativo.
    Baccino, señaló que “no existe voluntad de dar respuestas” y que “no pretendemos que el intendente personalmente responda todos los pedidos de informe que sanciona el Concejo, el Ejecutivo tiene una estructura bastante amplia, compuesta por secretarías, subsecretarías, direcciones, jefaturas y divisiones a través de las cuales se pueden canalizar, no pretendemos restarle tiempo a su tarea de gestionar”.
    En relación a la acusación que hizo el mandatario municipal sobre su persona, a quien se refirió como “cómplice de las gestiones anteriores de no hacer”, Baccino dijo que su foja de servicio no cuenta con ningún sumario ni observación, por lo que no cuenta con argumentos para sostenerlo.
    “ES UN TEMA SERIO”
    No es la primera vez que se habla de un pedido de interpelación del intendente Cáffaro o de alguno de sus funcionarios en el Concejo Deliberante, sin embargo el tema alcanzó un nivel más alto en los últimos días, a tal punto que el Ejecutivo debió recurrir al pedido de apoyo del gobernador Daniel Scioli.
    Para Baccino, la razón radicaría en que de esta manera salen a relucir cuestiones que rozan el incumplimiento como funcionario público.
    “Supongo que hay mayor temor, eso es lo que se trasluce, porque es un tema muy serio”, dijo, “hay incumplimiento de ordenanzas y de la Ley Orgánica de las Municipalidades; es decir que hay un serio cuestionamiento sobre las funciones del intendente por saltear aspectos contenidos en ella”.
    Por su parte, García Blanco, lo relación con una forma de desvirtuar el tema para desviar el eje central del pedido.
    “Lo hace para desacreditarnos o para generar un clima que no debería ser tal”, indicó, “acá el que está enrareciendo el clima político es el señor intendente”.

    Manuel García Blanco.

    Silvia Baccino

     

     

    11 Comentarios

    A %d blogueros les gusta esto: