Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 23 - Zárate - 12.7° / 14°
    • Despejado
    • Presión 1017.53 hpa
    • Humedad 87%
  • La Prefectura encontró dos de los tres ahogados en el Río Paraná

    31/1/2012
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Se trata de los hermanos Nelson y Ricardo Tello de 17 y 18 años respectivamente, vecinos de Zárate. Fueron encontrados en la jornada de ayer por Prefectura Naval. Los dos jóvenes, junto a su amigo Arturo Osorio de 17 años, quien aún sigue desaparecido, se encontraban en un bote pescador que el sábado por la noche se dio vuelta a raíz del oleaje generado por un barco remolcador, frente al puerto de la empresa Piapsa.
    Tras las declaraciones tde testigos, Prefectura Naval aclaró que no fue un choque en el río o que “los chupó” un remolcador, sino que tanto el bote de las víctimas como otro en el que se encontraban dos personas adultas se dieron vuelta por el fuerte oleaje que provocara un buque remolcador.
    Según señalaron de la fuerza, técnicamente, tienen igual o más potencia que un barco de gran porte y originan grandes olas.
    Precisamente eso ocurrió el sábado pasado, cerca de las 22:30 horas. Ambos botes se encontraban amarrados al puerto de Piapsa y el oleaje los tiró. Dos de ellos alcanzaron a tomarse de las amarras de otro buque atracado en el puerto y pudieron salvarse. En tanto Nelson y Ricardo Tello y Arturo Osorio, no.
    Familiares y allegados de las víctimas se encontraban ayer en la tarde en Prefectura Puerto a la espera de los dos cuerpos y de novedades respecto a la búsqueda de Prefectura sobre el otro joven que continuaba desaparecido.

    Se parO la actividad
    comercial la zona
    Las actividades comerciales en esa zona del río Paraná de Las Palmas, específicamente en el puerto de Piapsa, desde donde cayeron los jóvenes al agua, fueron detenidas ayer.
    El motivo, según informaron desde Prefectura Naval Argentina, radicaba en que guardacostas y buzos tácticos de la fuerza se encontraban trabajando en el lugar, lentamente revisando toda la parte baja del muelle, corriendo los buques que se encontraban amarrados en el lugar.
    Si bien el tránsito fluvial continúa por esta hidrovía, en la zona se extremaron las medidas de seguridad para que no haya tráfico.
    Cabe mencionar que por el color marrón que posee el agua del Paraná de Las Palmas, los buzos tácticos operan “al tacto”, ya que el agua se torna muy turbia. Esto ocasiona ciertas demoras en los trabajos emprendidos por la fuerza.