Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 26 - Zárate - 12.4° / 12.6°
    • Nublado
    • Presión 1013.29 hpa
    • Humedad 87%
  • Dos policías asistieron un parto domiciliario

    14/2/2012
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El primer llamado que recibe la oficial Yanina Belo y el Sargento Gastón Stassi fue a las 10:30, luego de entrar en servicio a las 8 de la mañana de ayer. Un llamado del 911 avisó a la Comisaría Primera que había un bebé abandonado en la calle, en la cuadra de Almafuerte al 1600.
    Cuando llegan al lugar, un nene de unos siete años de edad le hace señas para que ingresen a una vivienda. Una vez dentro, ambos oficiales ven a una joven de 16 años prácticamente dando a luz en el baño. “Tenía trabajos de parto muy avanzados y por suerte toda la situación se desencadenó rápido y sin ningún problema. No tuvimos tiempo de nada”, expresó la oficial Yanina Belo.
    En ese preciso momento, los oficiales determinan ayudar a la menor que estaba dando a luz. El Sargento Stassi se dirige al patrullero para buscar guantes de latex mientras la oficial Belo contenía y ayudaba a la mujer a parir.
    Stassi aprovechó el viaje al patrullero para avisar a la ambulancia y a otros dos policías que estaban por la zona. Así fue como la Oficial Principal Valeria Simour y el oficial Jonhatan Acuña se acercaron rápidamente al lugar para acompañar a los oficiales que estaban ayudando a dar a luz a la adolescente de 16 años.
    “Afortunadamente tuvo a una hermosa nena de 3,155 kilogramos pero como la ambulancia estaba tardando mucho decidimos trasladar al recién nacido y a su mamá en patrullero al hospital. Cubrimos al recién nacido con una manta para que no pierda temperatura y lo mismo hicimos con la madre. Por suerte, ambos se encuentran en buen estado de salud”, agregó el Sargento Stassi.
    De la desesperación, los oficiales reconocieron que le ataron el cordón umbilical al bebé con un hilo de té. “En el momento en que estaba siendo traslada llegó la madre, quien no sabía que su hija estaba embarazada. Después nos explicó la chica que no le quiso decir nada a su madre de su embarazo. La verdad es que fue una situación muy exasperante porque nos encontramos con este panorama crítico. Por suerte salió todo bien”, agregó la oficial Belo.
    Además, la adolescente que dio a luz se encontraba cuidando a cuatro de sus hermanos, todos entre tres y seis años; por lo que ningún adulto se encontraba en la casa para asistirla.
    La oficial Belo y el Sargento Stassi nunca olvidarán la mañana del 10 de febrero del 2012, un día en el que salvaron la vida de dos personas de una manera muy especial.

    Los oficiales Yanina Belo y Gastón Stassi contaron su experiencia a LA VOZ.