Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 17 - Zárate - 16.6° / 17.5°
    • Lluvia
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 98%
  • Once comisarios en cuatro años

    30/3/2012
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Con el cambio del pasado lunes por la noche, la Comisaría Primera sumó su undécimo comisario en cuatro años, un promedio de un comisario nuevo cada cuatro meses y una semana. Todos ellos alejados de sus cargos por decisión de la Jefatura Distrital o por pedido expreso del Municipio que derivó en un nuevo nombramiento del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, actualmente a cargo de Ricardo Casal.
    Desde el 2008 hasta la fecha, los nombres, en orden cronológico, son: Julio Galar, Federico Pita, Rubén García, Adolfo Segovia, Alejandro Mendieta, Daniel Butti, Carlos Dos Santos, Oscar Martignone, Aníbal Maidana, Ramón Reynoso y ahora David Alcaraz. Y tres Jefes Distritales,
    Sus gestiones
    Galar tuvo un breve período al frente de la dependencia desde mediados del 2007 hasta agosto, dejándole el lugar a Federico Pita quien asumió junto con Adin Mindurry. “El objetivo es reducir los robos armados y la sustracción de vehículos. Sabemos que Zárate está en una situación bastante complicada en lo que tiene que ver con recursos humanos y logísticos pero trabajaremos para logar este objetivo”, dijo Pita a minutos de haber asumido. La intención era traer a un jefe distrital y a un comisario “de experiencia” con el nuevo gobierno de Cáffaro que se iniciaba. Así fue que asumió este nuevo comisario y el Jefe Distrital Juan Pablo Adin Mindurry.
    Su período al frente de la comisaría primera estuvo signado por la muerte en una celda, inhabilitada para la detención de las personas, de Juan Manuel Bordenave en junio del 2008. Hoy el caso sigue sin resolverse pero por la presión de la familia de la víctima se trasladaron todos los efectivos de la Comisaría Primera. Entre los policías separados se encontraba el Jefe Distrital, Juan Pablo Adin Mindurry, quien fuera detenido en abril del 2009 por robar ropa en un local de “Zara”, del Alto Palermo. Dejó sus ropas en el local y se llevó puesta la ropa robada. Cuando las alarmas del local comenzaron a sonar, corrió hasta que fue alcanzado en la calle por dos policías de la federal. Esto marca el perfil de uno de los Jefes Distritales de Zárate que estuvo a cargo del distrito desde agosto del 2007 hasta junio del 2008. Ambos estuvieron hasta la muerte de Juan Cruz Bordenave en la comisaría y los relevaron por orden del Ministerio de Seguridad de la provincia. Los sucedieron el Jefe Distrital Jorge Luis León y Rubén García. “Los guarismos del delitos están dentro de los parámetros normales y mi función es bajarlos para que la gente se sienta más tranquila”, dijo García en agosto del 2008. Solamente pudo cumplir funciones hasta fines de octubre de ese año, cuando fue reemplazado por Adolfo Daniel Segovia como titular de la Comisaría Primera debido a una “licencia especial” pedida por García. Al mismo tiempo, el Foro de Seguridad Municipal hacía uso de la Banca Abierta para informar a los concejales la “preocupante” situación de Zárate, sin patrulleros ni efectivos para cubrir con las cuadrículas. Segovia era oriundo de Zárate y contaba con el apoyo del Foro de Seguridad y del Ejecutivo. Bajo su corta gestión fue cuando se instauraron los celulares a los patrulleros de las cuadrículas; una medida con buena repercusión en la población.
    A fines del 2008 la provincia se dividió en cuatro grandes zonas, se cerró la academia de policías Zárate- Campana y se nombró a Mario Caballero como Jefe Departamental. “La gente notará más presencia policial en la calle”, había asegurado Caballero. Un mes más tarde, y a un año de cumplir el primer año de gobierno de Cáffaro, Caballero nombró al capitán Alejandro Mendieta, quien venía de desempeñarse en la zona de La Matanza. Según trascendidos, se lo relevó al comisario Segovia “porque no cumplió con las expectativas de trabajo”. Un hecho determinante fue el asesinato a balazos de una pareja de ancianos en su domicilio de Calle 20 y las vías del ferrocarril, en el barrio Pueblo Nuevo.
    Este grave delito se produjo en las últimas horas del sábado 6 de diciembre del 2008 y en las primeras horas del lunes 8 ya estuvo en funciones Mendieta. O sea que en el último semestre del 2008, Zárate Primera tuvo a cuatro comisarios diferentes. Finalmente Mendieta se mantuvo en su cargo desde diciembre del 2008 hasta principios del 2010; siendo el comisario que más tiempo estuvo al frente de la Comisaría Primera con magros resultados en cuanto a prevención. Con Mendieta se creó el cargo de “capitanes” el cual dos años más tarde se volvió a cambiar, pasándose a denominarse a los titulares de comisarías “comisarios” nuevamente.
    Entre los hechos policiales más trascendentales de la gestión de Mendieta, estuvo la muerte de Juan Cruz Márquez, el asesinato de un cajero de un supermercado chino en San Jacinto y una banda de boqueteros que se robaron el dinero del cajero automático de la Sociedad de Fomento de Villa Fox. Esto originó diversas marchas contra la inseguridad debido a la ola de delitos que iban en aumento, reuniones del consejo de seguridad y denuncias del Foro de Seguridad. A mitad del año 2009 asumió como nuevo titular de la Jefatura Distrital, Jorge Prado, quien decidió dejar a Mendieta al frente de la comisaría a pesar de las reiteradas marchas y reuniones de concejales, entidades intermedias y vecinos.
    Finalmente Mendieta fue desplazado de sus funciones en febrero del año 2010, estando casi catorce meses al frente de la comisaría. Lo reemplazó Daniel Butti quien, dos meses más tarde pidió ser relevado; algo que fue aceptado por el Jefe Departamental, Mario Caballero. Su reemplazante fue Carlos Cesar Dos Santos, asumido el viernes 30 de abril. Dos Santos anunció la incorporación de diez agentes policiales más que se incorporaban para paliar el déficit de personal existente en la zona. “Se realizará una revisión y reestructuración de la comisaría para contribuir en mayor presencia policial en la calle”, había prometido Carlos Dos Santos.
    Solamente Dos Santos se pudo mantenerse siete meses antes de ser desplazado por Oscar Martignone, y por expresa decisión del Ministerio de Seguridad. “Estamos trabajando en reordenar la comisaría y la ciudad; apuntando a mejorar la infraestructura de la dependencia y todo lo que es operatividad, con fuerte presencia en la calle. Sabemos que hay arrebatos, hurtos y robos de motocicletas pero también hay que remarcar que muchos de estos vehículos se recuperan gracias a los operativos de prevención y control. Se están doblegando los esfuerzos para aportar a la prevención del delito y responder ante hechos manifiestos; acudiendo rápido a cualquier llamado”, había expresado el titular de la Comisaría Primera, Oscar Martignone, a días de asumir su cargo.
    Martignone fue uno de los comisarios más abiertos para charlar con la comunidad y uno de los pocos que generó operativos de saturación con buenos resultados en los barrios, recuperando motos robadas y secuestrando armas y otros elementos. Unas semanas antes de su asunción se relevó también al Jefe Distrital Jorge Prado por Carlos Acosta.
    No obstante, la gestión de Martignone estuvo signada por un “malentendido”, según la propia Distrital, que fue la colocación de un cartel en la comisaría los primeros días de enero del 2011. “Por razones de seguridad deberá tocar el timbre”. A raíz de esto, Martignone presentó la renuncia a pesar de que todo el personal de la comisaría primera se negaba. “Fue el mejor comisario que tuvimos en mucho tiempo”, declaraban, “off the record”, muchos policías.
    El 14 de abril de ese año, asumió Aníbal Maidana y como Jefe Distrital Eduardo Molina. También se cambió al Jefe Departamental, Mario Caballero, que pasó a disponibilidad por cumplir sus años de servicios en la fuerza. En su reemplazo asumió Alejandro Daniel González. Maidana se mantuvo hasta principios de diciembre del año pasado al frente de la comisaría. Bajo su gestión el delito tampoco se redujo y reconoció que las demandas en materia de seguridad de Zárate eran las mismas que las de cualquier otra localidad del Conurbano.
    Maidana fue reemplazado por Ramón Reynoso quien, luego de tres meses, fue secundado por el actual comisario, David Alcaraz. El Jefe Distrital Molina y el Departamental González siguen al frente de sus funciones en la actualidad.
    Un largo derrotero de cambio de nombres, de escasos recursos por parte de la provincia y de políticas que no concentran recursos en la prevención del delito. Cambian los nombres pero la realidad siguió siendo la misma en los últimos cuatro años.

    2 Comentarios