• Hoy 20 - Zárate - 6.6° / 8.7°
    • Despejado
    • Presión 1030.5 hpa
    • Humedad 77%
  • Graciela Olguín, 32 años descubriendo bellezas y dirigiendo Miss Zárate

    24/3/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    A pocos días de realizada la gran fiesta de la Elección de Miss Zárate 2014, ante un marco multitudinario de publico y con la coronación de Denise Fox como la nueva soberana de la ciudad, Graciela Olguin recuerda sus comienzos y las experiencias vividas preparando a las jóvenes , transformándolas en auténticas Reinas. Desde muy joven luego de haber ganado varios certámenes de belleza y viajado representando a Zárate, Graciela descubrió la importancia de ser embajadora cultural de una ciudad. “A pesar de dedicarme a los medios de comunicación, la literatura o la organización de eventos solidarios, sentí la necesidad de crear una Escuela de Modelos para formar jóvenes en la disciplina de la moda y la elegancia”, cuenta. Así fue que se creó la primera delegación de AMA en la ciudad. Y conoció a Nelly Raymond quien le cedió la Licencia de Miss Argentina .
    LAS REINAS DE ZARATE
    Luego de tantos años, Graciela siente alegría de reencontrarse con las reinas de Zárate. “Tenemos tantas anécdotas, relató y las recuerda: María Inés Santaliz superó una enorme timidez y hoy es una profesional exquisita. María Laura Rumpf, preciosa mujer fue Reina Provincial del Turismo y Miss Simpatía en Mis Argentina de los años 80 en el Hotel Hermitage de Mar del Plata. Esa fiesta la conducía el modelo y Piloto Carlos iglesias y el Puma Rodriguez quien nos cantó en la coronación. Allí también estaba Carla Guidi de Lima, que salió Miss Compañera con la que compartimos anécdotas terribles en la playa. Otra Miss Zárate, Mariela Tanco, fue Reina Nacional de la Flor, una rubia angelical que hoy sigue siendo Jurado en Escobar y conserva la humildad y candidez de la adolescencia. Camila Fick estudiaba Gastronomía y no quería concursar a nivel nacional, pues no se sentía en condiciones. En tres meses saltó a la fama publicitaria nacional, un hito sin precedentes en Zárate, con un rostro perfecto dibujado por Da Vinci, que hoy inunda las pantallas y está filmando en Brasil. Otra miss Yésica Salinas, con un cuerpo esculpido, muy sexy “Venus de ébano”, que fue además Reina Nacional del Carnaval en Corrientes y sigue hipnotizando a todos a su paso. Rocío Cornejo, ingenua y de ojos celestes, gran bailarina de tango que además estudia Medicina. Otras como Mariángeles Canteros, altísima y clásicamente criolla, Daniela Mussi, preciosa y de enorme ternura. Natalia Altamirano, una Afrodita auténtica, que hoy es madre de familia espléndida y responsable. Milagros Sciarretta que realiza cientos de desfiles y promociones empresariales en todo el país
    . Antonella Kruger con la que vivimos la agitada experiencia de Miss Argentina y no olvidaremos los momentos compartidos, el vestuario, la locura de la coronación. Yo estaba en la primera fila con invitados especiales y el grito mío fue tan estruendoso, que las cámaras giraron y me tomaron en ese instante, creyendo que era su mamá.
    “En fin, de cada una de ellas me he guardado lo mejor, siempre respeté su naturaleza de las chicas, sus cuerpos, sus temores, sus deseos, no traté de formarlas según una matriz definida, la belleza cambia, los tiempos cambian, la sociedad siente diferente según el momento cultural y social en que vive, el aplauso nunca es igual año tras año…. La humildad y la libertad hacen que vivamos sin miedos, valorando nuestra personalidad Allí reside la belleza, de lo auténtico. Ganar una corona no acredita ser superior a nadie. La vida tiene ciclos, subimos y bajamos, ganamos y perdemos, todo es cambio, energía que fluye. El premio es un símbolo, un punto de partida para comenzar un camino. La vida es eso, solamente un juego, un cambio de roles permanente. La felicidad reside en expandir la conciencia, estar bien a pesar de las circunstancias, pues el potencial reside en el interior. Todo es una oportunidad, la vida es una fiesta constante, que nos da la posibilidad de ser mejores”, concluyó la hacedora de Reinas, que es también una Reina.

    Graciela Olguín.

    Graciela Olguín.

    Nuestras oficinas