Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 18 - Zárate - 12.5° / 14.8°
    • Despejado
    • Presión 1026.3 hpa
    • Humedad 70%
  • Reclamos vecinales por el estado de las calles

    14/4/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En días de lluvia no pueden entrar remises, ambulancias ni los propios frentistas, que deben quedarse a dormir en viviendas de amigos y familiares. De manera contradictoria, a todos les llega el Alumbrado, Barrido y Limpieza cada mes como si vivieran en mejores condiciones.
    “Lamentablemente acostumbrados a no recibir respuesta alguna. No podemos vivir y transitar en nuestra casa cada vez que llueve, ni hablar de vivir allí en los últimos días de temporales de viento y lluvia. Y la falta de respuesta municipal va generando abatimiento y hartazgo en todos los frentistas. Por eso hacemos extensivo este reclamo de una forma solidaria dado que sabemos que en nuestra ciudad existen muchos otros barrios que atraviesan por nuestra misma situación”, explicó Fredy, un vecino.
    La calle Pellegrini es un acceso hacia la Ruta 9, pero desde la altura de la Calle 58 hasta la ruta no tiene tosca con lo cual con una mínima llovizna se vuelve intransitable. Y esto afecta a todos los vecinos de diferentes maneras; los chicos no pueden acudir a la escuela, los remises no entran, no se puede salir a trabajar en auto, no hay líneas de transporte público que pasen cerca, no ingresan ambulancias y tampoco lo podrían hacer los bomberos en caso de emergencia.
    “Es necesario salir hasta la colectora o en su defecto ir hasta la calle Antártida Argentina, a la cual se accede a través de barrio San Miguel. Hay vecinos que a la hora de salir a trabajar en sus propios vehículos no lo pueden hacer o, si la lluvia los sorprende, no pueden regresar o se ven forzados a tener que dejar sus vehículos en algún lugar alternativo para no romperlos. Se vuelve una imagen cotidiana vecinos auxiliando a otros cuando sus autos se quedan atascados en el barro. Y si bien esto que describimos es algo sumamente grave, hay situaciones que superan esto y son, por ejemplo, las personas discapacitadas que muchas veces necesitan llegar de forma urgente a un centro de salud para que se los atienda y no pueden salir ni las ambulancias pueden entrar. Precisamente este es uno de los puntos más graves que ha sido ocasión de reiterados reclamos y que nunca, hasta ahora, ha tenido una respuesta positiva para solucionarlo”, agregó el vecino.
    Cintia, otra de las vecinas del lugar, expresó, “hay vecinos a los que lamentablemente les toca, ante la menor amenaza de lluvia, salir de sus casas y dormir en la estación de servicio para poder ir a trabajar al día siguiente. De hecho con mi familia nos vamos a la oficina de mi marido a dormir para mandar a los chicos a la escuela. O sea que abandonamos nuestros propios hogares porque no podemos salir de nuestras viviendas. Es vergonzoso lo que nos sucede”.
    De hecho, los propios vecinos aseguraron haber mantenido una reunión con el intendente Cáffaro en octubre del año pasado, en plena campaña del intendente para las elecciones. Allí le prometieron entoscar toda la arteria desde Calle 58 a la colectora de la Panamericana, unas 8 cuadras. Sin embargo solamente se limitaron a tirar greda en dos cuadras, la cual ya fue deteriorada ante la primera lluvia.

    EL CAMINO DEBAJO DEL PUENTE INTRANSITABLE

    Ya es repetido lo que sucede en la calle que conecta la colectora de Ruta 6 con la costanera y que cruza debajo del puente.
    En la actualidad es intransitable y su estado habla de una desidia municipal que se extiende desde hace cuatro años.
    Lo único que se limita a realizar el Ejecutivo municipal es arrojar piedras y pavimento recuperado en los profundos baches. Estos “parches” duran menos de dos días por el tránsito pesado que circula por el lugar.
    Respecto al estado particular del camino, la capa asfáltica que se extiende hasta la pilastra ubicada a metros de la orilla del Paraná de Las Palmas, ha desaparecido, literalmente, a raíz del paso del tránsito pesado que se dirige a la arenera y a las papeleras ubicadas en la costanera. El paisaje es desolador tratándose de una de las principales vías de comunicación con la zona costera de la ciudad
    A esta postal se le suma los altos pastizales que ahora cubren la calzada y transforma a la zona en muy peligrosa ante la poca iluminación que existe. Se trata de un tema que trasciende a la cuestión de infraestructura y de tránsito y que se ve emparentada con la inseguridad que reina en toda la zona.

    El camino debajo del Puente.

    El camino debajo del Puente.

    La calle Pellegrini.

    La calle Pellegrini.