Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 13 - Zárate - 18.8° / 20.6°
    • Despejado
    • Presión 1025.53 hpa
    • Humedad 80%
  • Prefectura, 20 años: la autoridad marítima en el puerto de Zárate

    30/4/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Desde la época colonial, las autoridades hispánicas, afirmaron su presencia en las zonas de fronteras de sus dilatados dominios a través de distintos funcionarios, militares y/o civiles, que reunían todo el poder delegado en la jurisdicción asignada, incluso “ejercieron las funciones de Autoridad Marítima en aquellos puertos fluviales o marítimos, que no había sido nombrado el respectivo Capitán de Puerto y/o Subdelegado, bajo la superintendencia de la Capitanía del Puerto de Buenos Aires”.
    Posteriormente, la misión de la seguridad de la navegación (policía marítima) en el Puerto de Zárate continúo a cargo de diversos funcionarios que las cumplían “por delegación”, entre ellos los Comandantes Militares, Jueces de Paz, Alcaldes de la Hermandad, Receptores de Rentas, Jefe de Resguardo, Cabos de Rentas y/o del Resguardo, etc. situación que se mantuvo hasta mediados del siglo XIX que se nombran específicamente “Capitán de Puerto y/o Subdelegados”, dependiendo de la Capitanía de Puerto de la Capital (Buenos Aires).
    En 1810 llegó la emancipación de hecho del Virreinato del río de la Plata de su antigua metrópoli, el Reino de España siendo objetivo de las nuevas autoridades criollas, entre otros impulsar el comercio exterior a los cuatro puntos cardinales.
    Para ello, la Primera Junta de Gobierno, a fin de organizar la estructura básica del flamante estado, debió determinar cuáles de las instituciones españolas existentes, debían incorporarse y quiénes serían sus titulares, teniendo preferencia los criollos de confianza probada y lealtad absoluta a las nuevas autoridades.
    Dentro de las instituciones seleccionadas por el gobierno, estuvo la Capitanía de Puerto de Buenos Aires (génesis de la actual Prefectura Naval Argentina) la que desde su primer momento adhirió al movimiento de mayo, con el voto y firma de su Jefe Dn. Martin Jacobo Thompson a la destitución del virrey, en el histórico Cabildo Abierto del 22 de Mayo de 1810 y quien a los pocos años reemplazará a Thompson en la Capitanía de Puerto.
    El 29 de Mayo de 1810, el gobierno patrio, dicta la “primera disposición nacional relacionada con el orden marítimo y la policía de seguridad de la navegación”, por la que se habilita el puerto de la Ensenada de Barragán (La Plata) al comercio exterior y se reglamenta la entrada de buques a dicho puerto.
    Años después, Thompson redacta y es aprobado por el gobierno, un detallado reglamento para las operaciones de los buques en el puerto aludido.
    El 25 de Junio de 1810, la Primera Junta, por decreto de esa fecha, ordena taxativamente la dependencia del gobierno patrio de la Capitanía de Puerto a través de la Secretaría de Gobierno y guerra, a cargo de Dn. MARIANO MORENO y disponiendo que “debía cesar todo acatamiento de las órdenes de las autoridades españolas de Montevideo” y se invita a Thompson a aceptar el cargo de “Capitán de Puerto de Buenos Aires” bajo las pautas establecidas por las autoridades revolucionarias.
    Thompson acepta la propuesta del gobierno patrio, y es confirmado por el Decreto del 30 de Junio de 1810 como Subdelegado de Marina y Capitán de Puerto de Buenos Aires (se unifican los cargos) debiendo recibir los papeles en la Secretaría de la Junta y “atender todos los objetos propios de ambos cargos con la eficacia y celo que exige el servicio del rey y público”.
    El referido decreto es redactado de puño y letra por el Secretario de la Primera Junta Dr. Mariano moreno.
    La fecha 30 de Junio de 1810, ha sido establecida como de creación y “Día de la Prefectura Naval Argentina” acorde lo actuado en el Expte. Nº 014007/2001 del Ministerio del Interior –Resolución MININT. Nº 665/2001- al producirse ése día la “incorporación y nacimiento como Institución de la Patria, de la Capitanía de Puerto de Buenos Aires y se reconoce como primer Prefecto Nacional, a Don Martin Jacobo Thompson”, celebrándose por primera vez esta fecha, el 30 de Junio de 2002.
    El cambio, magnífico por cierto, ha sido brusco; se ha producido una profunda transformación social y política que ha conmovido el lento proceso histórico que se venía desarrollando.
    No podía estar ajena a ese admirable y trascendental acontecimiento histórico la entonces “Capitanía de Puerto”, Institución que tuvo privilegio de ser testigo y actora de la “Revolución de Mayo” y ver nacer a la patria libre y soberana, afianzándose en los postulados de “Libertad e Independencia”.
    A partir de entonces y a través de su larga existencia, la misma fue cambiando de denominaciones, dependencia orgánica y de jefes, cargo que fuera cubierto por jefes del ejército y/o marina, como también por civiles de destacada actuación.
    La Institución fue evolucionando en el sentido de definir el verdadero carácter y calidad de sus funciones, como así también la índole real de las materias que corresponden intervenir, aunque su misión básica de policía de estado en el ámbito fluvial, marítimo y portuario, es la misma que ya venían ejerciendo las antiguas capitanías de la época hispánica.
    En el año 1813, luego del triunfo del General José de San Martín en el Batalla de San Lorenzo, tropas realistas en retirada atacaban y saqueaban distintos puntos de esta región, en particular la zona de las actuales ciudades de Zárate y Campana, siendo destacados efectivos de Granaderos a Caballo que se unieron a las milicias locales para librar el Combate del Palmar o Rincón de Zárate.
    Esta situación determina al Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata Dn. Gervasio Antonio de Posadas, el nombramiento de un Capitán Comandante de la Compañía Cívica Guardacostas, cargo que, por Decreto del 03 de mayo de 1814, tiene el honor de recibir uno de aquellos Granaderos, Dn. Paulino Sosa, asignándosele como subordinados al Teniente Dn. Pedro Anta y al Subteniente Jose Antonio Anta, imponiéndosele como funciones aquellas “…inherentes a las de autoridad marítima en el puerto de Zárate…a fin de garantizar la permanente navegación y la seguridad…”
    Estas funciones prosiguen desempeñándose por distintas autoridades, en algunos periodos por el Alcalde o el Juez de Paz local, quienes firman como “Encargado de Puerto” o “Subdelegado Marítimo” hasta que, en el Presupuesto Nacional de 1857, se incluye la partida para la tripulación de una falúa de la Subdelegación Marítima de Zárate, que prosigue a cargo del Juzgado hasta el 03 de junio de 1873, cuando el Ministerio de Guerra y Marina designó como Subdelegado a Dn. Gumersindo Ruiz Díaz.

    Mucho más acá en el tiempo, la sede institucional eleva su jerarquía con el actual edificio, inaugurado el 5 de noviembre de 1950, designándose como Jefe al Subprefecto Fernando Aguerreberry. Y, en la actualidad, podemos ver como la Prefectura Zárate cumple un rol fundamental desde su moderno Centro de Control de Tráfico, inaugurado en octubre de 2007, en la actividad propia y específica, exclusiva y excluyente, inherente a la seguridad y ordenamiento de la navegación en las aguas, afrontando con la responsabilidad y vocación de servicio que caracteriza al prefecturiano la seguridad pública en las calles de la ciudad (algunas de las cuales llevan los nombres de viejos próceres institucionales, como Anta, Pividal, Manuel De la Torre), a la que viera nacer desde la costa del río Paraná.
    El exhaustivo y minucioso del Departamento de Estudios Históricos de la Prefectura Naval Argentina, llevó en el año 1999, al entonces Prefecto Nacional Naval – Prefecto General Dn. Jorge Humberto Maggi, establecer como fecha de creación de la actual Prefectura Zárate, el 03 de Mayo de 1814 y reconocer como su primer Jefe al Capitán Dn. Paulino Sosa.

    prefectura-2-web