• Hoy 24 - Zárate - 20.9° / 22.6°
    • Despejado
    • Presión 1031.81 hpa
    • Humedad 54%
  • Optica Look cumplió sus 50 años

    5/5/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El 4 de mayo de 1964 abrió sus puertas la óptica de Jorge Bartet, un negocio que viene acompañando la visión de tres generaciones de zarateños.
    Dialogamos con Jorge y con Adriana, quienes contaron en primera persona cuán grande es la satisfacción de conocer familias enteras que siguen siendo clientes después de 50 años.
    ¿Quién no conoce Óptica Look? Seguramente todos los días pasamos por la puerta, miramos la vidriera e imaginamos el próximo marco para nuestro anteojo; entramos, probamos muchos pares o nos enamoramos de uno que vimos en exposición y lo compramos, o esperamos a cobrar para volver y llevarlos a casa con nosotros. Seguramente conocimos a Adriana, a Cecilia, a Jorge o a sus empleadas, pero seguramente no conocemos la historia de trabajo que hay detrás de este negocio.
    Jorge, óptico él, comenzó trabajando en Buenos Aires. Luego abrió su propio local en calle Pasteur y durante un año completo lucho por cada venta. Después quiso mudar su negocio a la ciudad de 9 de julio, pero allí no consiguió local. Finalmente, decidió probar con su ciudad y alquilo un local en Independencia 783, a partir de ahí “fue como volver a vivir, fue un cambio total”, afirma Jorge.
    En 1964 los locales del edificio estaban vacíos, prácticamente no había actividad comercial en esa calle, todo se concentraba en Justa Lima. Así que Óptica Look fue uno de los primeros comercios en abrir sus puertas en esa cuadra, el segundo fue la relojería, recuerda Jorge. Además de estos 2 locales, estaba la Confitería Mimo, un mítico lugar de encuentro para los vecinos en esos años. Con el tiempo, la cuadra creció y hoy en día es una de las plazas comerciales por excelencia de la ciudad.
    Después de 4 años atendiendo al cliente, cortando los cristales y dedicándose al trabajo artesanal solo, llegó Adriana y la óptica se convirtió en el negocio familiar que conocemos el día de hoy.
    Ya pasaron 50 años, “a veces vienen clientes a presentarnos a sus nietos y es hermoso. Es una satisfacción enorme para nosotros seguir atendiendo a familias enteras. Si lo pensás bien, ya pasaron 3 generaciones completas por nuestro local”, comenta Adriana con cariño. “Uno siempre se brindó y fue sincero con el cliente, siempre trabajamos con la misma premisa: queremos que el cliente se lleve el anteojo que le gustó, de acuerdo a su presupuesto. Y creemos que esto es algo que se valora mucho”, concluye Jorge.
    La familia Bartet tiene 3 hijas y Cecilia, la más chica, fue quien eligió el camino de la óptica continuando el negocio familiar. “En los últimos 20 años fueron incorporándose muchos clientes de todas las edades, desde niños a abuelos. Antes un anteojo de sol solo se vendía en verano, ahora es un artículo que sale todo el año. Como hoy en día el anteojo se convirtió en un accesorio de moda los clientes buscan colores, formas y vanguardia. Hay quienes compraron sus anteojos cuando eran niños, que actualmente tienen 40 años, y siguen buscando sus marcos y cristales en nuestro negocio”, comenta Adriana.
    Después de 50 años la familia Bartet agradece clientes, oftalmólogos y amigos por su preferencia. Por eso y para celebrar los 50 años, la óptica estará recibiendo anteojos viejos que sus clientes ya no usen, para donarlos a un hogar de ancianos. “Así pasaremos estos marcos a personas que no pueden comprarlos y crearemos nuevos recuerdos con abuelos que probablemente pasaron por el negocio y compraron algunos de sus anteojos”.
    Para donar anteojos acercarse a Óptica Look, en Independencia 783, los mismos serán expuestos en vidriera y al terminar el mes aniversario se entregarán al hogar de ancianos de las Hermanas Misioneras de la Caridad.

    Un negocio que viene acompañando la visión de tres generaciones de zarateños.

    Un negocio que viene acompañando la visión de tres generaciones de zarateños.