• Hoy 24 - Zárate - 14.8° / 16°
    • Despejado
    • Presión 1035.47 hpa
    • Humedad 55%
  • Se instalaron biombos en el HCD para los nuevos bloques

    5/5/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La política local sumó un nuevo capítulo a su anecdotario más insólito, que a su vez habla también de un fenómeno nacional de transformación de los partidos políticos como instituciones propias de la Democracia. Ahora la política tiene nombre y apellido de personas y no corrientes ideológicas. Se construye en el ámbito de lo mediático y del show, con debates escuetos de los tiempos televisivos; lugares que parecen ser más legítimos que los foros de participación y debate de los “antiguos” partidos.
    El hecho es que en el recinto del Concejo Deliberante se instalaron biombos de madera que distinguen a nuevos bloques de concejales. La capacidad física del HCD quedó chica y hay “más concejales que partidos políticos”.
    La planta alta del Palacio Municipal, que le toca al Concejo, estaba dividida originariamente en una pequeña cocina, un espacio para el bloque mayoritario, un baño, el bloque minoritario y una secretaría, donde también funcionaba la presidencia. Al lado, el recinto de sesiones. Hace unos años se dividió el espacio para el bloque minoritario con un tabique de durlock para que puedan ser ocupados por dos bloques.
    Pero eso ya había quedado desfasado hace cuatro años cuando concejales debían atender el reclamo de vecinos en el propio recinto de sesiones por falta de espacios y secretarías. Ahora lo hicieron más “ordenado”, en los ambientes originales quedaron el Frente Renovador, el Partido Justicialista y el partido oficialista municipal “Nuevo Zárate”.
    Y en estos biombos de madera se instaló el unibloque “Pertenencia Radical”, de Oscar da Costa; el bloque del Frente Progresista Cívico y Social, compuesto por Irene Guehenneuf y Luis Luna; y el unibloque del Frente Renovador “+a” de Facundo Ocampo. Aún quedó sin lugar el bloque de Silvio Zúrzolo y Renato López que se reúne con vecinos en las mismas sillas destinadas al público que concurre a las sesiones ordinarias del HCD.
    Nadie se imaginaba hace quince años atrás que iban a existir más concejales que espacios físicos para los partidos políticos. También habla de lo obsoleto e incómodo que resulta el actual edificio del HCD, tanto para los concejales como para los empleados y los vecinos que concurren con reclamos e inquietudes.

    Como luce la remodelación del recinto del HCD.

    Como luce la remodelación del recinto del HCD.

     

    Nuestras oficinas