• Hoy 19 - Zárate - 7.4° / 9.9°
    • Lluvia
    • Presión 1034.22 hpa
    • Humedad 98%
  • Denuncian que el CPA funciona precariamente

    30/5/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Desde octubre del año pasado, el Centro Provincial de Atención de las Adicciones (CPA) de Zárate funciona irregularmente. Aunque cuenta con una oficina en dependencias municipales (Alem 780, 1° Piso), se abocan sólo a la parte asistencial ya que fueron suspendida la tarea asistencial. Solo recibe inquietudes y trata de orientar a quienes se acercan al lugar. Desde la Municipalidad informaron que trabajan para otorgar un espacio acorde a sus necesidades. Hoy, el subsecretario provincial de Atención a las Adicciones dará una charla en la ciudad.
    Los CPA se encuentran bajo la órbita del gobierno de Buenos Aires y el acceso a la asistencia es gratuito. Fueron creados para atender a personas sin obra social y que no cuentan con los recursos económicos para realizar un tratamiento que les permita salir de las adicciones.
    Sin embargo, la ausencia de campañas preventivas sostenidas en el tiempo y los problemas de control de ingreso de drogas al país, sumado a la situación que afrontan instituciones como estos espacios de atención para adictos por falta de recursos, denotan las contradictorias políticas estatales.
    Paradójicamente, el subsecretario provincial de Salud Mental y Atención a las Adicciones, Carlos Sanguinetti, se presentará hoy en la ciudad para brindar una charla sobre adicciones en el marco de la Semana de la Salud que se desarrolla en la ciudad.
    Se trata del funcionario bonaerense que acordó el año pasado un trabajo de articulación con la Municipalidad y el hospital, tras el desalojo del CPA local por falta de pago del alquiler y servicios como energía eléctrica por parte del gobierno de Daniel Scioli. Acuerdo que, siete meses después, nunca vio la luz.
    FAMILIARES RECLAMAN ATENCIÓN
    Del mismo modo se acordó fortalecer el abordaje territorial preventivo y de atención a las adicciones, así como aquellas acciones centradas en los lineamientos de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657. Para sostener la “territorialización” de los servicios sanitarios para llegar a los barrios, según informaron desde la Comuna, el CPA de Zárate comenzaría a funcionar en las instalaciones de la sociedad de fomento del barrio 12 de Octubre. Una decisión que desde el organismo preventivo no estarían de acuerdo.
    Consultadas las autoridades del centro local, si bien confirmaron la inactividad del organismo optaron por no realizar declaraciones públicas para “no herir susceptibilidades”.
    Sin embargo, pacientes y familiares manifestaron su preocupación. La misma que intentarán acercar al subsecretario de Adicciones cuando arribe hoy a la ciudad.
    “Vi tantos pacientes desorientados que me involucré”, dijo Leticia, familiar de uno de los adictos, quien ha presentado notas para tratar de reunirse con el intendente Osvaldo Cáffaro.
    La situación que atraviesan los CPA de la provincia y las 26 comunidades terapéuticas es preocupante, a punto tal que se puede afirmar que la red de prevención y recuperación de adictos está colapsada.
    La falta de insumos básicos para la realización de los tratamientos es un hecho que se repite de manera permanente, no solo con este tipo de instituciones sino con otras dependencias provinciales, entre ellas educativas y de seguridad –hoy en estado de emergencia-.
    La falta de pago de los alquileres de algunos centros, como el de Zárate, es un ejemplo de ello. Como consecuencia, muchos pacientes abandonaron los tratamientos iniciados debido a la lejanía en el que los centros pasan a estar en relación su domicilio o bien por el estado desamparo en el que se sienten inmersos.