Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 17 - Zárate - 19.3° / 20.5°
    • Nublado
    • Presión 1021.82 hpa
    • Humedad 64%
  • Marcharon en el primer aniversario del crimen de Rocío Juárez

    9/6/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En un clima emotivo, un centenar de amigos y familiares de Rocío Juárez marchó en la tarde del sábado para pedir “Justicia” por el homicidio ocurrido el 4 de junio de la año pasado. También pidieron a la ciudadanía “No Olvidar” el caso para evitar que vuelva a suceder.
    La caravana partió cerca de las 15 horas de la puerta de la casa de la joven (Pacheco al 2200) que fuera violada, golpeada, ejecutada de un disparo e incinerada en un descampado. Un hecho que conmocionó a toda la ciudadanía, aún sin saber que se trataba de ella. Fue reconocida tres días después por sus familiares.
    La columna se movilizó unida por las calles de la ciudad, pasando por la casa donde Rocío padeció sus últimas horas. Arribeños al 1200, propiedad de los hermanos Pablo y Matías Escobar. Ambos con prisión preventiva, imputados de “Violación agravada” y “Homicidio criminis causa” (Pablo) y “Participación necesaria” (Matías) por haber arrojado a Rocío al descampado cuando aún se hallaba con vida.
    Allí se detuvieron un momento, hasta continuar camino hacia Pasaje Chaco y Dorrego, a pocos metros. En ese lugar fue hallado el cuerpo semi-calcinado.
    Victoria Cristaldo, mamá de Rocío, y sus otros hijos encabezaron la movilización. Muy emocionados, al igual que los amigos, principales impulsores y organizadores de la marcha que continuó por Justa Lima hasta Plaza Mitre, donde desarrollaron un emotivo acto. Leyeron un discurso, recordando las principales cualidades de la joven y manteniendo firme el reclamo de justicia. “Nos robaron su vida, las ganas de ser y hacer, su manera de caminar, de andar… Nos robaron los sueños y los proyectos, sus charlas, sus llantos sus alegrías, sus amores, sus sueños, sus esperanzas”, expusieron en la carta.
    En su memoria encendieron velas y soltaron globos blancos. Emocionados, vecinos y familiares la recordaron como “una orquídea en el barro”.
    “NO VAMOS A PARAR”
    “No podemos describir lo que sentimos”, expresó Melina, amiga de Rocío, “queremos agradecer a la gente que se hizo presente, a los que la recuerdan, a los que nos ayudan; sentimos su apoyo, no estamos solos, hace una año pedimos justicia, esta es una forma de seguir todos los días”.
    Los jóvenes allegados sostienen que “pudo haber sido cualquiera” y que “abusaron de su confianza”.
    Los principales imputados del crimen corresponden a parte del círculo de amistades de la víctima, respecto a si los conocían y cómo se sintieron cuando supieron que estaban siendo investigados, Melina señaló que “no todos los conocíamos, por suerte yo no”.
    Asimismo, no se mostraron conformes con la liberación de dos de los detenidos en primera instancia y la prisión domiciliaria de Elías Duarte, quien afronta el cargo de “Encubrimiento agravado” por guardar el arma homicida.
    “No vamos a parar”, agregó Melina, haciendo referencia al reclamo de justicia ante un juicio que aún no tiene fecha de inicio.
    “Todos los que estuvieron esa noche jugaron a ser dioses y qué bien les salió”, expusieron en el discurso leído por la propia Melina.
    Por otra parte, tomaron la causa para reclamar por algo aún mayor. “La idea también es llevar el mensaje de que no queremos más femicidios, de empezar a cuidarnos más, como ciudadanos, como sociedad, porque no queremos agregar más fotos a la bandera de la inseguridad, esto también lo es; no miremos para otro lado, nadie merece lo que le hicieron, ningún ser humano”.

    El dolor de Victoria Cristaldo a un año del homicidio

    La madre de Rocío Juárez, Victoria Cristaldo, encabezó la marcha organizada por los amigos de su hija el sábado pasado, en conmemoración del primer aniversario de un crimen que conmovió a la ciudadanía zarateña por sus características.
    Con una personalidad fuerte, a pesar de estar sumida en una profunda tristeza, la mujer acompañó a los amigos de su hija. Lo hizo junto a sus otros hijos, los pilares que la mantienen de pie.
    “Les doy las gracias, sé que la querían mucho, Rocío se lo merecía, sé que era una buena amiga”, dijo la mujer con el dolor a flor de piel.
    Respecto a cómo son sus días sin Rocío, Victoria sostuvo que “se vive”. Aunque describió el vacío que siente desde que su hija ya no se encuentra físicamente en su rutina. “Era la alegría de la casa”, expresó, “falta en todo”. “Duele”, agregó sobre esa ausencia, “es inexplicable, solamente se siente dolor”.
    “SE TOPÓ CON UNA PORQUERÍA DE GENTE”
    Juárez era una persona, según la describen los más cercanos, muy sociable. Tenía muchos amigos, algunos más cercanos que otros. Encontró la muerte en una parte de ese círculo de allegados. Incluso, uno de los imputados había ido con ella a la escuela.
    “No sé qué se les cruzó por la mente”, dijo la mamá, “si fue premeditado o no, ellos solos los saben”.
    En relación a si conocía a los acusados de haber participado del crimen, Cristaldo dijo que “era un grupo reciente de amigos, sé que a uno la conocía hacía rato, había ido con ella a la escuela, pero el resto era nuevo, lástima que se topó con una porquería de gente porque ni siquiera son una partícula de basura”.
    El patrocinante legal de la familia, Hugo Trindade le informó a la mujer que es muy probable que a fin de año se llame a juicio oral.
    “Lo único que se espera es que se haga justicia, que se sepa lo que pasó y quienes fueron los culpables paguen”, concluyó.

    Familiares, amigos y vecinos reclamaron justicia a un año del crimen.

    Familiares, amigos y vecinos reclamaron justicia a un año del crimen.

    Se prendieron velas y se soltaron globos blancos en señal de  duelo.

    Se prendieron velas y se soltaron globos blancos en señal de duelo.

    marcha-3-webmarcha-4-web