• Hoy 19 - Zárate - 7.7° / 8.5°
    • Lluvia
    • Presión 1044.98 hpa
    • Humedad 87%
  • Clausuran una planta de procesamiento de caucho clandestina

    12/6/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Inspectores de la subsecretaría municipal de Medio Ambiente clausuraron una planta de procesamiento de caucho en barrio Cementerio. Fue tras la denuncia de vecinos de Lintridis al 400 por el derrame de sustancias aceitosas en la vía pública.
    Así lo informó el titular de la cartera, Mariano Mirón, quien aseguró que, además de no contar con habilitación para desempeñar esa actividad, la planta contaba con varias irregularidades que ponían en riesgo al personal que allí se desempeñaba y al vecindario.
    “Se presentaron inspectores y constataron que allí funcionaba una planta de procesamiento de caucho clandestina, que no tenía ningún tipo de habilitación”, dijo el funcionario municipal.
    Asimismo, según explicó el subsecretario, ese tipo de actividad industrial no puede realizarse en esa zona de la ciudad. De esta manera, informó que si bien su cartera procedió a la clausura preventiva, será el Juzgado de Faltas el encargado de determinar su clausura definitiva.

    DESEMPEÑABAN LA ACTIVIDAD HACIA TIEMPO
    Por otra parte, indicó que por lo que pudieron indagar los inspectores la planta trabajaba desde hacía tiempo en ese lugar pero que no podía percibirse a simple vista dado que en al exterior aparentaba ser sólo un galpón.
    Dado que la actividad que allí se realizaba tenía como objetivo la producción de insumos para otras empresas, los materiales allí presentes y almacenados –altamente inflamables- representaban un alto riesgo.
    “De hecho el líquido derramado había salido por uno de los efluentes porque se había volcado uno de los tambores internos, todo eso llegó a la calle”, informó. “Presupone un alto riesgo respecto a la seguridad propia de los que allí trabajan y también para todo el vecindario”, añadió.
    La zona, de acuerdo al Código de Planificación Urbana y Zonificación, se encuentra establecida como “residencial”, por lo que se estima que la medida será definitiva.
    “No tenía habilitación, pero aún así están en una zona no habilitada para este tipo de empresas”, expresó Mirón, “además de todo lo relacionado a riesgo de seguridad como incendios, es muy nocivo para el barrio y la ciudad, inclusive”.