Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 17 - Zárate - 19.1° / 21°
    • Lluvia
    • Presión 1018.05 hpa
    • Humedad 88%
  • Condenan a cuatro años de prisión al imputado de la muerte de Adrián Frediani

    25/6/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El pasado 19 de junio, en horas del mediodía, se leyó la sentencia en el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Campana en el juicio por el asesinato de Adrián Frediani el cual se venía llevando a cabo desde el pasado 13 de mayo.
    La causa tenía un único imputado, Genaro Rolando Pereyra quien, ante la posibilidad de hacer su alegato se limitó a decir que era “inocente”.
    El Tribunal Penal Nº 1 de Campana integrado por el doctor Guillermo Guehenneuf y las doctoras Angeles María Andreani y Gladys Mabel Cardozo dictó el jueves 19 de junio la sentencia condenatoria. “Declaró a Genaro Rolando Pereyra Pereyra autor penalmente responsable del delito de homicidio culposo agravado por haber ocasionado por la conducción irresponsable y sin medir consecuencias, de una moto de alta cilindrada en perjuicio de Adrián Frediani y condenarlo a la pena de cuatro años y seis meses de prisión e inhabilitación para la conducción de vehículos automotores por el plazo de ocho años”.
    En la última audiencia, la fiscalía había solicitado una pena mayor tras imputar al acusado de homicidio doloso. Pidió 11 años y 8 meses para Pereyra, un joven de nacionalidad paraguaya que está siendo procesado en otro juicio por tráfico de estupefacientes en un juzgado de San Martín.
    El homicidio de “Freta” como lo llamaban sus amigos, ocurrió el 31 de agosto del año 2009, cerca de las 23 horas, cuando dos motochorros que venían escapando de la policía ingresaron en contramano en la intersección de las calles Pacheco y Lavalle, chocando a Frediani y a su novia y luego abandonando la escena.
    Entre los testimonios que se vertieron el juicio, se destacó el del oficial de policía, Marcelo Milano, quien eventualmente se encontraba en el lugar de franco e intervino en el socorro y en las primeras diligencias policiales tras el choque.
    Del mismo modo, identificó claramente a quien manejaba la motocicleta de alta cilindrada que impactó contra Adrián. En el marco del juicio, contó con detalles cómo el imputado, absolutamente desprevenido, circulaba en contramano con un acompañante que alcanzó a huir del lugar y luego pretendió ingresar a toda velocidad a la avenida Lavalle que estaba con semáforo en verde.