• Hoy 19 - Zárate - 7.4° / 7.5°
    • Lluvia
    • Presión 1041.69 hpa
    • Humedad 92%
  • No hay casos de Rotavirus aunque se registran muchas consultas por trastornos gastrointestinales

    5/7/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Los responsables de la cartera de Salud municipal difundieron ayer en la mañana medidas preventivas ante las muertes de bebes en el hospital “Claudio Zin” de Malvinas Argentinas a causa de, lo que se confirmó el día miércoles, Rotavirus. En Zárate son varias las consultas por trastornos gastrointestinales pediátricos pero no se registró, hasta el momento, ningún caso de este tipo.
    Todos los responsables de Salud de las ciudades que integran la Región Sanitaria V mantuvieron una reunión que se desarrolló en La Plata donde se ahondó sobre el virus y el tratamiento ante la presencia de algún caso.
    Acompañado de Luciano Negri, director de Atención Primaria, y Martín Gutiérrez, director de Administración y Epidemiología, el subsecretario de Salud municipal, Claudio Gregoris señaló que en el distrito “no se produjo ningún caso” y aclaró que no se trata de una epidemia.
    “Estos casos llamaron la atención porque se produjeron todos al mismo tiempo y en el mismo lugar”, dijo Gregoris sobre los cinco bebés que murieron en Malvinas Argentinas.
    Asimismo, los funcionarios comunales informaron que en la provincia de Buenos Aires no se produjo, tampoco, un aumento en la cantidad de casos detectados.
    No obstante, indicaron que el rotavirus “es muy contagioso” y la causa más común de diarrea severa en niños.
    “Es muy importante que los padres de menores de 1 y 2 años, ante la presencia de síntomas, acudan al médico o a un centro de salud lo más rápido posible”, recomendaron.
    Este virus produce una infección intestinal (o gastroenteritis) que es la causa más común de diarrea severa en niños, especialmente entre los 6 meses y 5 años de vida. En los casos más graves, la deshidratación generada puede llegar a ser mortal.
    Los adultos también pueden infectarse, aunque la enfermedad tiende a ser leve.
    PREVENCIÓN
    Es indispensable lavarse las manos con agua y jabón varias veces al día y reforzarlo con el uso de alcohol. Sobre todo antes de preparar la comida o tomar contacto con un bebé, y después de cambiarles los pañales. Esto se debe a que la principal vía de contagio es la fecal-oral y porque el virus puede sobrevivir durante varias horas en las manos, y durante días en superficies sólidas como mesadas, pasamanos, utensilios, etc.
    Cabe mencionar que la vacuna contra el rotavirus fue incorporada este año al calendario nacional de vacunación gratuita y obligatoria, con otras dos contra la varicela y el meningococo. Sin embargo, comenzarán a aplicarse a partir del año próximo.

    Mejora la salud de los niños tratados

    El director de Atención Primaria del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, Luis Crovetto, aseguró que los niños tratados por casos de rotavirus en el Hospital Claudio Zin del partido bonaerense de Malvinas Argentinas “evolucionan” de manera “satisfactoria”.
    La cartera sanitaria provincial confirmó ayer que un rotavirus fue el causante de la muerte en un lapso de un mes de cinco bebés de entre 8 y 13 meses de edad en ese nosocomio, ubicado en el noroeste del conurbano.
    Asimismo, informó que en total fueron detectados 10 casos positivos, cuatro recibieron el alta y uno aún quedaba internado en estado crítico.
    En ese marco, Crovetto aseguró que los bebés tratados “hasta anoche tenían un buena evolución”.
    “El paciente que estaba en área crítica ya había salido de la asistencia respiratoria mecánica y estaba evolucionando de forma satisfactoria”, agregó.
    El funcionario aseguró que mientras se desconocía el tipo de virus que afectaba a los bebés con abundante diarrea, vómitos y fiebre y les provocaba un cuadro de deshidratación, fue “muy importante el alerta social que se realizó”.
    “Sin tener identificado el virus por su patrón de comportamiento sabíamos de qué estábamos hablando, pero por una cuestión de prudencia científica teníamos que esperar”, aseguró.
    “Ahora necesitamos que la población tome conciencia de esta situación porque con el esfuerzo de todos vamos a poder contener la evolución natural de este virus”, señaló Crovetto.
    Y recordó: “Los papás de niños de menos de dos años deben estar atentos. Si el chico comienza con vómitos o con diarrea, no hay que automedicarlo, ni quedarse en casa viendo la evolución del chico; se debe hacer una consulta precoz al centro asistencial más cercano”.
    “Si requiere internación, se le dará,(pero si no requiere internación se va a instruir al papá sobre los mecanismos de prevención, los signos de alarma y cómo debe hidratar al bebé para evitar que este proceso se salga de cauce”, agregó.

    rotavirus