• Hoy 20 - Zárate - 14.3° / 15.8°
    • Nublado
    • Presión 1032.2 hpa
    • Humedad 84%
  • Aunque Argentina perdió, hubo festejos en el Centro

    14/7/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Y los vecinos de Zárate, como en otras ciudades del país, salieron a festejar igual. A pesar de la derrota en la final de la Copa del Mundo 2014, que consagró a Alemania como campeón, la gente salió a celebrar por mucho más que el segundo puesto.
    Algunos eligieron ver el partido en sus hogares, en la casa de un amigo o ante la pantalla gigante de algún bar pero al final todos se reunieron en un mismo lugar. Los zarateños salieron a descargar tensiones y festejar por mucho más que ser uno de los dos mejores del mundo al recorrer las calles de la ciudad.
    Una vez finalizado el último partido del campeonato en el que Argentina cayó 1 a 0 ante Alemania durante el segundo tiempo del tiempo suplementario. Cuando todos imaginaban una final definida por penales soñando con otra maravillosa actuación de su arquero, los zarateños salieron a las calles a festejar igual.
    La derrota no desanimó a los vecinos. Aunque muchos habrán llorado de bronca por no haber alcanzado el sueño dorado, después explotaron en alegría porque había motivos de sobra por qué festejar.
    Con banderas, gorros, bombos y otros elementos de cotillón, la gente comenzó a llegar al centro de Zárate por distintos medios. El punto de concentración fue, en primera instancia, la clásica esquina de Rómulo Noya y Justa Lima. Sin embargo, los simpatizantes se fueron desplazando al son de una batucada haciendo posta en Independencia y Justa Lima hasta llegar a Plaza Mitre, frente al Palacio Municipal iluminado albiceleste.
    Ese, el epicentro de todas las manifestaciones vecinales, se fue llenando de a poco por columnas de vecinos que, por esta vez, no llegaban para reclamar sino a celebrar con banderas, bocinas, vuvuzelas, instrumentos de percusión. Ese fue el escenario mayor de una fiesta que, tal como lo pedían las autoridades gubernamentales y eclesiásticas, se desarrolló en paz pero con euforia. No así en el oblisco porteño, donde hubo graves incidentes.
    No obstante, se desplegó un operativo de seguridad previo, durante y pos los festejos. La Policía junto a las autoridades de seguridad del Municipio montaron un operativo de control, siguiendo de cerca el recorrido de los vecinos por las calles céntricas a pie, bicicleta, moto o automóvil.
    Todos circularon al ritmo de las distintas canciones de cancha ya tradicionales y que durante los partidos que disputó el seleccionado nacional se oyeron tan fuerte que hicieron sentir a los jugadores argentinos de local.
    No habrán alcanzado las cábalas, las promesas, los deseos para que el equipo que jugó uno de los mejores partidos del mundial quebrara a su contrincante. Sin embargo, los zarateños valoraron la actuación de los argentinos en la cancha y mucho más.
    Porque aunque muchos pudieran considerar lo contrario, debido a que la rivalidad futbolera y la humillación sufrida por un 7 a 1 en su propia tierra llevó a los brasileños a hinchar por Alemania, la alegría fue y es argentina.
    Porque si hubiese que salir a decirles a los brasileños qué se siente, el pueblo argentino le diría orgullo, con todas las letras y en mayúsculas.
    Porque los jugadores del seleccionado nacional pudieron salir del Maracaná con un sabor amargo, pero con la cabeza en alto.
    Porque lo logrado por la selección va más allá de lo futbolístico.
    Porque unió lo que una dirigencia política quebró.
    Porque lo realizado por un equipo que empezó siendo criticado, que superó sus errores y siguió adelante, fue un ejemplo de todo lo que se puede lograr con esfuerzo y pateando todos para el mismo lado.
    Por eso y mucho más, la gente salió a celebrar ayer.

    festejos-web

    Nuestras oficinas