• Hoy 20 - Zárate - 6.6° / 8.7°
    • Despejado
    • Presión 1030.5 hpa
    • Humedad 77%
  • Un trabajador herido tras ser atropellado en la colectora de Ruta 9

    18/7/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Ayer por la mañana un trabajador de la cervecera Isenbeck fue atropellado cuando salía de la planta e intentaba cruzar la calle colectora de ruta 9, altura km 89, para tomar el colectivo que venía de Lima hacia Zárate.
    En ese momento un automóvil Fiat 147, conducido por una mujer de 34 años, lo embistió de manera violenta.
    El atropellado fue identificado como Federico Krespien, entrerriano de 25 años de edad. Hacía un mes que estaba trabajando en la empresa y vivía en el barrio San Miguel. Es por ello que tomaba el colectivo todos los días para ir y venir de la planta.
    Según testigos y compañeros que lo socorrieron en el momento, el servicio de emergencia de Vittal tardó 50 minutos en llegar al lugar mientras el joven de 25 años estaba tendido sobre el pavimento a la espera de ser auxiliado, con golpes en todo el cuerpo y fracturas varias.
    Finalmente fue trasladado al hospital Virgen del Carmen y, de acuerdo a lo informado por miembros del sindicato de trabajadores de Isenbeck, allí le salvaron la vida porque entró en grave estado producto del fuerte golpe pero también de la tardanza de la ambulancia.
    Fue internado y lo estabilizaron. En el transcurso del día fue derivado al hospital Fitz Roy de Capital Federal donde fue operado de la cabeza, al presentar un coágulo cerebral producto del accidente.
    El último parte médico indicó que está “estable” pero su pronóstico sigue siendo “reservado”. Los médicos, igualmente, son optimistas con su evolución.
    De parte del sindicato destacaron el rol de los médicos del hospital local, de la empresa, que siempre estuvo con el joven accidentado y de los compañeros que lo auxiliaron.
    Por último, desde el sindicato informaron que es la primera vez que sucede algo así y caratularon al hecho como una verdadera “fatalidad”.
    Del mismo modo, aseguraron que actualmente están dadas las condiciones de seguridad en la colectora aunque quizás falte un poco de iluminación. No obstante, destacan la predisposición de la empresa en tal sentido y hasta aseguran que la firma había comenzado a gestionar la colocación de reductores de velocidad ante Vialidad Nacional para evitar hechos de este tipo, que finalmente sucedieron.
    Por último, hay que mencionar que miembros del sindicato se mostraron indignados ante el servicio de Vittal y críticos del Ejecutivo municipal, quien tiene el poder concedente de la emergencia en la vía pública.

     

     

    Nuestras oficinas