Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 14 - Zárate - 14.4° / 15.3°
    • Despejado
    • Presión 1016.75 hpa
    • Humedad 85%
  • Violento robo y secuestro de una familia

    31/7/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Sensiblemente conmocionada por el episodio vivido en la mañana del martes, una vecina del Barrio Juana María relató ayer a LA VOZ còmo fueron asaltados y secuestrados por más de dos horas en su casa por cuatro individuos armados y encapuchados.
    La odisea comenzó el martes a las 6:50, cuando F. y su esposo salían de su vivienda en la calle Guido Spano del Barrio Juana María para ir a trabajar a Atucha. Luego de sacar el auto del garaje, y cuando la mujer se disponía a subir al vehículo, les aparecieron dos individuos con la cara cubierta con capuchas y portando armas. Por la fuerza los hicieron ingresar a la casa donde estaba durmiendo uno de los hijos del matrimonio. Fue cuando ingresaron otros dos cómplices también con cara cubierta y armados y, con total impunidad comenzaron a revolver todas las habitaciones cargando en bolsos ropa de cama, ropa de vestir, juguetes de los chicos, computadoras, televisores, electrodomésticos y otros objetos de valor mientras mantenían al hombre tirado en el suelo. A medida que iban recolectando lo robado, con el auto de las vìctimas, tres de los delincuentes transportaron en cuatro viajes -a algún lugar no muy lejano- lo saqueado dejando en la vivienda a uno de ellos como “custodia” de los dueños de casa secuestrados. Luego que robaron todo lo que querían y después de pedir insistentemente plata, dijeron al matrimonio que “esa casa había sido entregada” y que sabían quién vivía antes allí y qué hacía.
    Después de tres horas de padecimiento, los asaltantes dejaron al matrimonio encerrado en el baño y los cuatro delincuentes se fugaron llevándose la llave del auto y luego de destruir el teléfono de línea de la casa, que es satelital porque en ese barrio Telecom no coloca cableado porque lo roban. Luego que pudieron liberarse del encierro, la dueña de casa salió a la calle a pedir ayuda a los vecinos que llamaron a la Policía.
    Cabe acotar que una dependencia de la DPU se encuentra a una cuadra de donde sucedieron los hechos y que cuando llegaron a la casa dijeron que un poco antes del asalto habían registrado a tres personas que merodeaban el lugar, pero las dejaron ir.
    Pasaron dos días y la familia víctima de este nuevo hecho de inseguridad sigue aterrorizada por lo ocurrido y preguntándose qué van a hacer ahora con sus vidas y con con rutina de trabajo ya que se sienten vigilados en sus horarios y costumbres.
    Situaciones como ésta de miedo y desconcierto padecen muchos zarateños . gente de trabajo y de familia que viven al día con sus cosas, que ya no se sienten seguros en ningún lugar ni tampoco en sus casas por más rejas y alarmas que coloquen en la vivienda pues, en un instantes, pueden aparecer los delincuentes armados que te cambien la vida.

    images