Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 15 - Zárate - 15.2° / 15.4°
    • Despejado
    • Presión 1020.44 hpa
    • Humedad 76%
  • Un grupo de trabajadores de la construcción pide la intervención gremial

    6/8/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En respuesta a los comentarios del secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) en Zárate, César Sánchez, un grupo de trabajadores locales salieron a pedir que se intervenga el gremio. Afirmaron que no fueron consultadas las bases sobre la asunción de nuevas autoridades sindicales.
    El grupo de trabajadores está compuesto por afiliados desocupados y son quienes realizaron una panfleteada en el Centro de la ciudad días atrás pidiendo la intervención gremial.
    Los motivos son varios, en primer lugar, según denunciaron a este medio, la falta de legitimidad de las actuales autoridades.
    Franco Esteban, un soldador calificado que reveló debe trabajar en otros distritos a raíz de persecuciones y amenazas que sufre, comentó: “Hay un secretario general que baleó a un compañero, por lo tanto no es legítimo que gente en nombre de Julio González asuma diciendo que van a continuar con el legado. El único legado que dejan las actuales autoridades es el miedo, construyen en base al miedo. No nos olvidemos que hay autoridades gremiales que tienen prisión domiciliaria y otros que están imputados en causas muy graves de agresión a otros trabajadores”, comenzó diciendo y agregó: “No se anunció a las nuevas autoridades, no se llamó a una convocatoria y siguen tomando las decisiones un grupo minoritario de personas que están ahí de forma ilegítima. Cuando César Sánchez dice continuar el camino de Julio González me imagino que es continuar en el camino del miedo, amenazando, tiroteando y golpeando a trabajadores. Ellos son quienes asumieron la gestión golpeando a los compañeros, baleando colectivos. En estos cinco años dos veces quisieron tomar la sede por irregularidades y porque no defienden al trabajador. Por supuesto que no compartimos los medios de la violencia, pero sí queremos una intervención porque la situación no puede seguir así”, dijo Esteban.
    Por su parte, Rafael Ortíz, otro de los trabajadores de la construcción y soldador calificado, brindó más razones por las cuales reclaman la intervención. “La obra social está siendo desmantelada en nuestra ciudad. Construir Salud no existe en Zárate. Con todo lo que al gremio le representa Atucha II en cuestión económica no hay un sanatorio propio con servicios de primera calidad. Tampoco tenemos una mesa de entrada a dónde llevar nuestros curriculums y nuestras inquietudes como afiliados. Ellos no tienen una base de datos porque acomodan gente a ojo; sin saber las especializaciones de cada uno”, agregó Ortiz.
    “Acá no hay un interés político o gremial, solamente queremos que la sede de la Uocra vuelva a ser la casa de los trabajadores, que no se nos persiga o amenace. Julio González y su gestión hoy no tienen credibilidad, perdió la legitimidad luego de balear a un trabajador. Cómo se explica eso. Queremos que la mejor consulta a las masas son las urnas”, dijo Marcos Nores, otro de los trabajadores desocupados en disidencia con la actual gestión.
    Por otro lado, y en relación a los desocupados en Zárate, Franco Esteban comentó: “reconocemos que existe una baja importante del desempleo pero también creemos que hay un mal manejo porque hay una gran cantidad de empleados de otros lugares trabajando en obras de Quilmes, de Atucha II y en otras fábricas. La actual conducción de la Uocra local es la que manda a llamar obreros de otras partes para quedarse con una parte de los viáticos. Con nosotros tiene un viático de 30 pesos pero si vienen de La Matanza la cifra es mayor”, denunció el trabajador.
    Es por todo esto que anunciaron que ya iniciaron gestiones en Uocra Central para pedir la inmediata intervención del gremio. “No somos partidarios de la violencia y no vamos a tomar sedes por la fuerza como sí hicieron ellos. Tampoco es algo personal contra alguien, sino que queremos que el sindicato funcione bien. Por eso vamos a agotar todas las vías administrativas para que baje la intervención de Uocra Central. La verdad es que es llamativo que implicados en causas penales y personas con arrestos domiciliarios sigan trabajando en la seccional local diciendo que están para defender a los trabajadores”, concluyó Franco Esteban, uno de los trabajadores disidentes de la actual gestión.