Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 18.1° / 18.9°
    • Lluvia
    • Presión 1025.07 hpa
    • Humedad 76%
  • “Los que terminan pagando la deuda son los trabajadores”

    11/8/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El escritor y militante del Partido Obrero, Christian Rath, estuvo en Zárate junto a Miguel Díaz, de la agrupación socialista “De Puño y Rosa” para compartir una charla- debate sobre “La crisis de la deuda y su impacto en los trabajadores”.
    “Estuvimos en la biblioteca José Ingenieros manteniendo un debate con compañeros sobre el tema de la deuda. En principio, lo planteado fue que el Gobierno quiere presentar la negociación con los buitres casi como un tema de defensa de la autonomía y de la soberanía nacional cuando, en realidad, se trata de un default político. En los últimos diez años, lo que se presentó como una estrategia de desendeudamiento del país: ¿En qué quedó? Hoy la deuda externa, si uno suma el conjunto de los ítems, está en 300 mil millones de dólares. En el 2001/ 2002, con la crisis de por medio, estaba en 201 mil millones de dólares. Por lo tanto se ha llegado a esta instancia con los buitres también por la acción de este mismo gobierno. Todos se olvidan que en la restructuración de deuda del año 2005, Néstor Kirchner reconoció la jurisdicción extranjera para la resolución de los conflictos de deuda y admitió hipotecar, como garantía, los bienes del Estado. Ratificó, así, todas las cláusulas establecidas desde la dictadura militar en adelante”, dijo el dirigente Christian Rath, delegado del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) de Córdoba en el período del “Cordobazo”.
    “El gobierno se presentó como un campeón de la economía nacional pero, en la realidad, es un pagador serial. Y hay otro tema, la negociación la estuvieron haciendo banqueros privados nacionales y la siguen desarrollando en la actualidad ante una deuda que, más allá de las alternativas circunstanciales, es usuraria e impagable. Pero ese mismo capital financiero que presta dinero, no quiere que se le pague únicamente sino que quiere refinanciar la deuda, en una cadena de confiscación fiscal que no quiere interrumpir. O sea que el gobierno manda a negociar a quienes quieren reactivar mecanismos de intereses asociados a la deuda. Porque los tenedores de títulos de deuda pública son los propios banqueros nacionales; o sea que una gran parte de esos títulos está en manos de la burguesía nacional. Esos 280 mil millones de dólares fuera del país son, en parte, título de deuda. Además de todo esto, este grupo de banqueros no quiere que solamente les paguen sino que defienden un programa, y sus intereses son que retiren el cepo, devaluar el peso sin importar la caída del salario, que se permitan repatriar utilidades con absoluta libertad y generar un aumento sostenido de tarifas a escala internacional. O por qué suben las acciones de las empresas eléctricas en la bolsa, porque saben que se viene un tarifazo”, opinó el militante del PO, autor del libro “Trabajadores, tercerización y burocracia sindical. El caso Mariano Ferreyra”.
    “Hoy la Argentina enfrenta la imposición de una nueva deuda impagable, luego de ocho años de pago de la deuda usuraria con el endeudamiento de la Anses, el Banco Central y otros organismos estatales, mientras descapitalizaba al país y desconocía los fallos de la Corte argentina que ordenaban el pago de la deuda con los jubilados. En definitiva, todo esto pinta un panorama negro para los trabajadores porque este mecanismo de pago ya está llevando a un plan de ajuste. Firmar las paritarias por debajo de la inflación es un rasgo, que el gobierno se aferre al impuesto al salario es otro rasgo. La perspectiva que se abre ahora de los despidos y de las suspensiones en empresas está en función de ese pacto”, comentó el dirigente de izquierda.
    “Y el gobierno es parte de esta red de intereses. Cuando Néstor Kirchner planteó que había que reconstruir la burguesía nacional era la idea de constituir nuevos comisionistas con quien hacer negocios, por ejemplo Lázaro Baez. El banquero Brito fue carne y uña del empresariado que sostuvo a este gobierno. Todos son parte de este entramado de beneficiarios y propietarios de la deuda. Por lo tanto, el llamado a una unidad nacional y el lema buitres o patria es falso; porque los que pagan la deuda son los que laburan, los Brito que tienen títulos de la deuda no son víctimas de esta confiscación nacional, son beneficiarios”, manifestó Rath.
    Planteo del Frente de Izquierda
    “De nuestra parte queremos que se investigue la deuda para ver quiénes son los acreedores y en cuanto a la deuda en sí, el PO quiere que haya un referéndum. Nuestra posición es no pagar la deuda y no negociar con los buitres pero queremos que el pueblo pueda opinar. En definitiva queremos que haya un debate sobre la deuda, algo que tiene que ver con el futuro del país. Debe cortarse la gangrena de la deuda, intervenir y nacionalizar la banca. Si un gobierno no interviene en el comercio exterior cómo puede defender las divisas y actuar sobre la evasión producida en los puertos privados de hoy”, se preguntó el dirigente.
    “Hay que fijarse lo que hizo la burocracia sindical en el último período. En abril hubo un paro importante que no se continuó porque Moyano y Barrionuevo dicen estar en el cuadro nacional de la deuda externa y de la renegociación. Entonces ahí está el problema, porque la situación de los trabajadores no puede estar sometida, nunca, a la parálisis política sobre el pago a la deuda externa, que implica una confiscación mayor al bolsillo de los trabajadores. Entonces seguiremos con la resistencia obrera y popular al desarrollo de este plan de ajuste”, concluyó Christian Rath.

    Christian Rath.

    Christian Rath.