• Hoy 24 - Zárate - 14.8° / 16°
    • Despejado
    • Presión 1035.47 hpa
    • Humedad 55%
  • Los familiares de los dos menores ahogados en una tosquera reclamaron el avance de la investigación

    11/9/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Ayer se cumplió un año de la trágica muerte de Tobías y Gustavo, hallados en la tosquera de la empresa “Elta Transportes” y con una causa que parece no moverse.
    El día de la tragedia, los chicos de 10 y 14 años, asistieron a las clases de la escuela de futbol llevadas a cabo en una plaza del barrio España y, sin conocerse los motivos, fueron guiados por dos mayores a la tosquera donde se produjo el terrible desenlace.
    Un año después, los padres de las víctimas, junto a familiares y amigos, se concentraron en la plaza frente a la Municipalidad, a fin de mantener fresca la memoria recordando a la población el caso. Previamente, el grupo realizó una visita al lugar del hecho, así como también a la cancha donde sus hijos practicaban deportes.
    Marcelo, padre de Gustavo, explicó que la escuela sigue funcionando con normalidad, a pesar que se tiene pleno conocimiento de quienes fueron los responsables. Por otra parte, remarcó que la causa se encuentra parada, ya que la fiscalía a cargo de la doctora Amoretti no citó a nadie a declarar.
    En noviembre pasado, los abogados de la empresa dueña de la tosquera, se contactaron con el abogado de las víctimas, quienes se negaron rotundamente a programar una reunión ya que, según entienden, el propósito era ofrecer una indemnización con el objeto de quitar peso a la causa.
    “Esperamos que la Justicia se ponga a investigar, lo poco que se sabe es lo que averiguamos la mamá de Tobías y nosotros”, insistió Marcelo.
    El paso del tiempo parece no afectar al inmutable dolor: “no hay nada que nos pueda llenar el vacío que tenemos”, explica la mamá de Tobías.
    El pedido constante de los familiares destaca siempre la inacción de quienes están encargados de esclarecer los hechos y hallar a los culpables. Manifiestan que la metodología de investigación fue pobre desde un comienzo.
    Cabe destacar que desde el momento en que se supo que había dos chicos ahogados, a las 15 horas del día 10 de septiembre, pasaron más de 20 horas hasta que rescataron los cuerpos, excusándose en que, previo al rescate, debían realizar una investigación.
    Además de la desidia en la investigación que se reabrió el 3 de julio, Marcelo denunció la existencia de otros intereses para no avanzar en la causa. También contó que, si bien la fiscalía nunca los convocó para prestar declaración, ellos se presentaron espontáneamente junto a su abogado. Como si la pasividad en la averiguación no fuera indignante, los padres manifestaron que en repetidas ocasiones les cambiaron el relato de la declaración, dándole otro sentido a las palabras.
    En la visita de ayer al predio, los familiares notaron que se habían realizado excavaciones en otra zona con el fin de “subir el piso” de la tosquera (que sigue trabajando), simulando la existencia de un fondo más alto que el existente un año atrás.
    Si bien por parte del municipio solo han recibido el apoyo de los concejales, se espera que alzando la voz con el pedido de justicia la causa retome su curso, para que tanto los culpables como los responsables, tengan la pena que merecen.

    Los padres de Gustavo y la madre de Tobías ayer frente al municipio.

    Los padres de Gustavo y la madre de Tobías ayer frente al municipio.

    Nuestras oficinas