• Hoy 27 - Zárate - 10.5° / 12.2°
    • Nublado
    • Presión 1029.16 hpa
    • Humedad 86%
  • Sarmiento y la educación, para poner fin a la dicotomía de “civilización o barbarie”

    11/9/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El día de su muerte-ocurrida en Asunción del Paraguay el 11 de septiembre de 1888-, se conmemora el Día del Maestro. Con su nombre se han bautizado escuelas, calles, avenidas, museos, bibliotecas, localidades, parques, una línea férrea y un himno en su honor es considerado “canción patria”.
    En los monumentos lo muestran serio y enérgico, con la energía que supo transmitir a sus grandes proyectos de país, que aún están en disputa.
    Sarmiento no es ni un héroe ni un villano, sino una personalidad política compleja , como todos, contradictorio, pero que supo enfrentar los dilemas de la construcción de una Nación. Y como intelectual moderno de su época, Sarmiento creyó fervientemente que la educación salva, con ella se soluciona la dicotomía «civilización y barbarie».
    Lo piensa, lo escribe, lo difunde, se convierte en periodista y editor para que sus ideas circulen, abre escuelas, bibliotecas y forma docentes.
    Para Sarmiento la educación era transformadora y para realizar ese proceso educativo trajo maestras estadounidenses que formaron a otras maestras y alumnos.
    La preocupación de Sarmiento, sobre la cuestión educativa, parte de una compleja visión que tenía sobre las salidas de Latinoamérica tras las luchas por la independencia. La imagen del progreso económico que madura en Sarmiento postula un cambio de la sociedad en conjunto. En ese proceso, en el que se igualarían inmigrantes y nativos, en una república civilizada, productiva y con calidad de vida. Para ello piensa en crear condiciones y un estado de colonización, mediante la distribución de la tierra
    SARMIENTO Y LAS MAESTRAS
    En la formación de las maestras, Sarmiento da importancia al lugar de la mujer y trae desde Estados Unidos 65 maestras, entre 1869 y 1880. Serán los modelos de docencia que distribuye en el país. El proceso de feminización de la docencia fue temprano y exitoso. Entiende que la mujer puede ser la madre republicana y afirma que la educación de un pueblo se mide por la educación de la mujer, que es la madre de ciudadanos.
    Esas maestras norteamericanas generan cuestionamientos morales, vienen solas, se visten distinto y ponen en tensión a la moral de la época. Así, Sarmiento apunta a la alfabetización y que el hombre lea, suma y reste para integrar a un proyecto de país civilizado.

    ACTO EN LA ESCUELA Nº 10

    Ayer por la mañana, se realizó el acto homenaje a Domino F. Sarmiento y a los maestros al celebrarse hoy su día. Como es tradicional, la Escuela nro. 10 que lleva el nombre del prócer fue la sede del acto central. Este año, la conmemoración se realizó en el patio de la escuela ubicada en Tres de Febrero y Suipacha que lleva el nombre de Domingo F. Sarmiento, un lugar histórico donde hace mucho tiempo estuvo instalada una casilla que perteneció al sanjuanino, un asiduo visitante de Zárate a donde llegaba para visitar las obras del Arsenal de Artillería de Marina, creado bajo su Presidencia.
    El acto fue conducido por la directora del establecimiento Silvia Coyos quien expresó las palabras alusivas, además de escucharse las voces de los coros de la escuela. Asistieron a la ceremonia escolar el titular del Concejo Deliberante Aldo Morino, la inspectora en Jefe del distrito Elba Bayona, las inspectoras de Rama Silvia López, Olga Garmendia, y Patricia Morán, la secretaria de la Unión Educadores Zárate, María Emilse Primavera, y demás invitados.

    Domingo F. Sarmiento.

    Domingo F. Sarmiento.

    Nuestras oficinas