• Hoy 21 - Zárate - 14.5° / 15.1°
    • Nublado
    • Presión 1030.66 hpa
    • Humedad 75%
  • Polémica por la seguridad en la central nuclear Atucha II

    12/9/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El día miércoles pasado, y a raíz de un accidente laboral ocurrido el 22 de agosto en la Central Nuclear Atucha II, falleció Juan Manuel Serralta, de 35 años vecino de Capilla del Señor quien vivía actualmente en Campana.
    Serralta había sido trasladado al Hospital del Quemado en Buenos Aires, a causa de las graves quemaduras en su cuerpo (se dice que un 60%) y por complicaciones sufridas a raíz de las mismas. Serralta se accidentó en circunstancias que realizaba operaciones de rutina en la extracción de un interruptor en el recinto eléctrico del edificio de maniobras en un tablero principal que opera con 380 voltios de la zona convencional (no Nuclear) de la Central Atucha II. En la maniobra a raíz de un cortocircuito, se produjo el arco eléctrico que provocó las heridas sal trabajador que días después provocaría su fallecimiento.
    La muerte de Serralta, padre de dos hijos, determinó que el gremio dispusiera el miércoles a las 14, la suspensión de tareas en las Centrales.
    Compañeros de trabajo de la víctima, señalaron que el triste desenlace producido por la explosión del tablero eléctrico se debió a que el mismo no estaba en condiciones y que por ello, se habían hecho varios reclamos.
    También señalaron que éste no es el único caso de accidente grave, sino que hace dos meses, otro trabajador sufrió un penoso incidente al padecer asfixia por nitrógeno y caer por una escalera marinera.
    Según señalaron, estos accidentes graves en los pocos meses de funcionamiento de la Central Atucha II son producto del “apuro político” para la puesta en marcha, lo que pone en riesgo a los trabajadores y en definitiva a la comunidad.
    DURAS CRITICAS CONTRA EL MINISTRO DE PLANIFICACION
    El Partido Obrero (PO) denunció fallas de seguridad en la recientemente inaugurada central nuclear de Atucha II, luego de que un operario muriera “por quemaduras graves durante una tarea de rutina en un tablero con pedido de cambio”.El PO responsabilizó por esta muerte al Gobierno y al ministro de Planificación, Julio De Vido, “por ser los fogoneros de una explotación comercial irresponsable y criminal de una central que debería estar en pruebas”. Y también culpó a Nucleoelectrica SA por ser “la responsable directa de implementar la política oficial”.
    El partido aseguró además que la central se puso en marcha forzadamente, sin estar preparada, “para lograr el aval político para comprar una nueva central a China (Atucha III) y conseguir unos 350 MW para un sistema energético en crisis”.
    Por eso, sostiene que “Atucha 2 no puede seguir operando en estas condiciones” y que “debe adaptarse a las normas de seguridad para priorizar la seguridad frente a la producción”.
    Desde la filial Zárate-Campana del PO, Carlos Frígoli explicó que los trabajadores también reclaman “poder formar una comisión de seguridad cuya opinión sea escuchada” y que la gerencia de Nucleoeléctrica “termine con los chantajes y aprietes” para mantener funcionando la central.

    LA CENTRAL ATUCHA II INFORMO SOBRE EL ACCIDENTE

    En un comunicado que hizo llegar ayer a LA VOZ, Nucleoeléctrica Argentina lamentó el fallecimiento de Juan Manuel Serralta, trabajador de la empresa de la Central Nuclear Atucha II.
    En este sentido, dice el informe “el incidente ocurrió en condiciones normales de trabajo, dentro de la zona convencional no nuclear de la central y que las razones del evento están siendo analizadas por personal idóneo de la compañía”.
    A su vez, NASA desmintió taxativamente la información publicada, sobre las condiciones de seguridad de la central y las calificó de ”inexactas” y “malintencionadas”.
    Al respecto dijo que “el evento en cuestión no pone en riesgo la operación normal y segura de la Central Nuclear Atucha II, la cual cuenta con la licencia de puesta en marcha otorgada por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) el pasado 29 de mayo, dada su completa adecuación a las normas de prevención y seguridad nuclear”.
    Y finaliza el comunicado:”Atucha II se encuentra actualmente en proceso de puesta en marcha, realizándose cada una de las tareas conforme el cronograma, siendo evaluadas y verificadas de acuerdo a la normativa vigente”.

    cental-nuclear

    Nuestras oficinas