• Hoy 26 - Zárate - 14.8° / 14.9°
    • Lluvia
    • Presión 1025.01 hpa
    • Humedad 96%
  • Los arrebatos violentos, al tope del delito

    17/9/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El secretario de Gobierno, Ariel Ríos, confirmó que el número de llamados a la Dirección de Prevención Urbana (DPU) aumentó de 400 a 900 en los últimos meses, revelando que no solamente se realizan denuncias por robo, o advertir sobre algún ilícito, sino que se trata de llamados en los que se pide la intervención de la fuerza pública, principalmente en conflictos familiares.
    “Lamentablemente los conflictos familiares ya son cotidianos y muchos llamados recibidos se relacionan con esto”, confirmó el funcionario municipal. En el mismo sentido, remarcó que hay un componente que siempre está, la violencia; que cualquier hecho, por más insignificante que sea, tiene a la violencia como herramienta para que todo se magnifique y termine en un hecho de mayor importancia.
    “Lo podemos corroborar con las llamadas al 911, hechos que terminan resolviéndose con violencia como puede ser un accidente de tránsito y también los propios conflictos familiares. Creo que la violencia marca lo que es el primer y segundo escalón de llamadas a la DPU, con muchos conflictos familiares de por medio, y luego, en un tercer orden, los asaltos”, informó Ríos.
    El arrebato
    Echando por tierra las declaraciones de un concejal opositor, Ariel Ríos, dijo que no es verdad que los delincuentes sean foráneos, sino que muchos de los que roban en la ciudad son “caras conocidas”. “Los delitos siguen siendo con personas de la ciudad, tanto de Lima como de Zárate. El delito común no es realizado por personas foráneas. Son caras conocidas, reincidentes. Por eso uno de los temas principales es poner en relieve el accionar de la justicia. Siempre se habla del accionar de la policía, del Estado y me parece que también se debe poner el acento en el aspecto judicial como una de las patas del mismo problema”, dijo el secretario de Gobierno municipal.
    Asimismo habló, en base a las estadísticas, que el hurto rápido o el arrebato es la modalidad delictiva que más se registra en la ciudad; algo que se condice con lo denunciado cotidianamente por los vecinos.
    Muchas veces las denuncias relatan de una o dos personas en moto, una de ellas se baja tocándose la cintura, como haciendo que tiene un arma, y lo amenaza pidiéndole el celular y dinero. También es común que los delincuentes muestren un arma, la cual no se sabe si es una réplica o auténtica. Lo cierto es que se llevan las pertenencias de la persona rápidamente, sin la utilización de la violencia física.
    Estos hechos son los que el Ejecutivo municipal viene registrando y los que está tratando de evitar haciendo controles de motos, por ejemplo. “El delito en la ciudad sigue siendo del arrebato violento. No tenemos delitos complejos como entraderas. Pueden existir delitos con personas heridas, como el ocurrido recientemente en la ruta 9 y 193 pero son excepcionales. En función de evitar los arrebatos es que buscamos aumentar el control de las motocicletas como una medida. La otra estrategia es que generar controles dinámicos y operativos en diferentes barrios como lo venimos haciendo”, expresó el funcionario municipal.
    De la misma manera, compartió un dato curioso; los días de mayores hechos delictivos denunciados son los miércoles. “Es algo llamativo porque no es un día de nocturnidad. Vamos a tomar nota de ello para ver en qué horario se desarrollan, en qué cuadrícula y bajo qué modalidad. Trabajaremos para prevenirlo”, anticipó Ríos.
    Por último, se refirió al tema de robos de automóviles. “Hay que diferenciar, primero, que el hurto de vehículos es cuando el propietario no se encuentra presente. Por lo tanto no hay violencia. Dicho esto, podemos agregar que el tema de autos es fluctuante y tiene muchas aristas como también algún tipo de maniobra de los propios propietarios para deshacerse del auto y cobrar el seguro”, concluyó el secretario de Gobierno Ariel Ríos.

    arrebato543