Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 11 - Zárate - 19.1° / 21.7°
    • Lluvia
    • Presión 1022.5 hpa
    • Humedad 100%
  • El crimen de Cristian Tomas sigue impune

    18/9/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Se cumple hoy un mes del asesinato de Cristian Tomas, el joven asesinado por una patota en la calle 19 de Marzo.
    Aunque sin movilizaciones ni manifestaciones, los familiares de Cristian siguen exigiendo justicia por la muerte del joven que hasta el día de la fecha no cuenta con ningún detenido.
    Según trascendió, en la última marcha, quienes realizaban un pacífico reclamo por la causa, notaron que entre la multitud circulaban personas armadas, presuntamente infiltradas, además de una disposición de fuerzas de seguridad desmedida para una petición que no conllevaba ningún grado de violencia.
    Además, LA VOZ pudo averiguar que medios nacionales que se acercaron a cubrir la movilización de aquel día no pudieron tener acceso a la ciudad gracias a un operativo apostado en la zona de la rotonda, por lo que tuvieron que buscar vías alternativas de ingreso.
    Por estas razones, los familiares habrían decidido no convocar a nuevos encuentros y así evitar desmanes o situaciones que desvíen el curso de la causa.
    En la madrugada del lunes 18 de agosto, Cristian salió junto a su pareja a divertirse en la noche zarateña y, luego de salir del bar Oxigeno ubicado en calle Rómulo Noya, caminó por 19 de Marzo junto con su novia y un amigo.
    Según se sabe, un grupo de 10 personas se les acercó y comenzó a golpear a Javier, que acompañaba a la pareja. En el relato, Florencia, la novia de Cristian, describió que ella lo tenía abrazado para que no lo golpeen también a él y que de un momento a otro, el joven se desmaya producto del impacto de una baldosa en su cabeza.
    “Nunca hubo una pelea y fuimos a un solo boliche, a Oxigeno, a mí no me golpearon, le pegaron a Javier primero, no sé por qué, después a Cristian, cuando los separo”, explicó la joven.
    Tras un mes de investigaciones y pericias, allegados a la familia de la víctima contaron que el crimen aún continua impune, que si bien parece “haber movimiento” en la causa, nada se sabe de los autores materiales. También se deslizó que las cámaras ubicadas en la zona, nada pudieron capturar a fin de esclarecer el caso.
    Este hecho, entre otros, fue el disparador de una campaña de control en la noche de la ciudad, con móviles que patrullan la zona de boliches, así también como la inspección estricta de los locales donde concurren los jóvenes, con el objetivo de mantener una noche segura para quienes salen a divertirse. Además se prevé la colocación de más y mejores cámaras que puedan establecer un corredor visible para el Centro de Monitoreo. Si bien estas medidas no son menores, y significarán un gran paso en materia de seguridad para la ciudad, lamentablemente ciertas políticas llegan a destiempo, cuando la inseguridad y violencia ya se han cobrado otra víctima.

    Marcha de familiares y amigos en reclamo de justicia.

    Marcha de familiares y amigos en reclamo de justicia.