• Hoy 20 - Zárate - 19.7° / 20.2°
    • Nublado
    • Presión 1026.46 hpa
    • Humedad 50%
  • Hay 16 operadores diarios que vigilan la ciudad por cámaras

    16/10/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Unas 60 cámaras dispersas por todo el Partido de Zárate son los “ojos” de la Dirección de Prevención Urbana (DPU) en la actualidad. En un estrecho pasillo ubicado en una dependencia municipal, sobre calle 3 de Febrero, cuatro operadores por turno, uno encargado de confeccionar los preventivos y un supervisor, componen el personal estable de la Sala de Situación. Todos ellos intentan que no se les “escape” nada sospechoso de lo que suceda en las calles zarateñas, y esté al alcance de la cámara.
    Sentados en cuatro sillas, cada uno de los operadores debe controlar alrededor de 15 cámaras. Si bien el Ejecutivo reconoce que sigue siendo difícil de chequear esa cantidad, apelan a mejorar a futuro. Sin embargo, y hasta el momento, funcionarios municipales califican de “exitoso” el desempeño de los operadores y la coordinación que siguen ante un accidente, la actitud sospechosa de un vecino o un robo en proceso.
    Cada uno de los operadores sentados en una pc, y mediante un mouse o un cursor, pueden acercar y alejar el lente de las cámaras. Primero seleccionan la cámara y luego manejan el lente. Frente a sus ojos, y sobre el escritorio, tienen dos pantallas de led, cada una dividida en varias secciones con la toma de cada una de las cámaras. En un rincón de la pantalla está la ubicación precisa; Parque de La Cruz, Gallesio y Rómulo Noya, estación de trenes, Centro, Lima, Calle 7 y las vías del ferrocarril, Parque Urbano, Paso y Félix Pagola y otras ubicaciones que suman 60. Colgada de la pared, una pantalla led de 32 pulgadas tiene otras cámaras con sus respectivas ubicaciones. Cada operador descansa 15 minutos por hora en forma de relevos, por lo que siempre están todas las cámaras cubiertas. Completan turnos de 8 horas. Todas graban y cada archivo se guarda por treinta días. De día, tienen un alcance de 250 metros nítidos, y de noche se reduce a 100 metros o menos dependiendo de los árboles que estén en el medio, el cableado aéreo y otras cuestiones que van en detrimento de la visión de cada una de las cámaras.
    Luego hay tres pantallas que son utilizadas para otras tareas que no son la de vigilar. En dos de ellas, usualmente, está el mapa de Zárate con los recorridos de cada uno de los patrulleros de la DPU, de policía, del CPC y de las fuerzas de seguridad federales. Cada uno con un color para diferenciarlos. Y en la cámara restante un operador tiene la tarea de “data entry”, es decir de escribir en una plantilla predeterminada cada “evento” reportado. “Robo”. “Accidente”. “Conducta Sospechosa”. “Escape de gas”. “Secuestro de motos”. “Para cada caso carga las coordinadas, el origen y la descripción; además de redactar la resolución de ese evento, quiénes intervinieron y con qué resultados. Todos estos datos se acumulan en una base de datos para luego englobar las estadísticas que publicamos. Todo en tiempo real. Ellos están en contacto con la persona que denuncia algo y con las fuerzas de seguridad. La operadora tiene la obligación de escribir toda la información que va recibiendo”, relató  el director de Control y Prevención Urbana municipal, Walter Salcedo.
    Esta es la segunda herramienta tecnológica que tiene la DPU para el aspecto preventivo, por un lado las cámaras fijas y las cámaras domos (que filman 360 grados) y el GPS de cada móvil el cual permite seguirlo en una pantalla. A las cámaras, al sistema de GPS y al sistema de carga de datos se les suman las radiocomunicaciones como herramientas de prevención y control. Los nextel y los handys.

    BOTONES ANTIPANICOS
    Por último, se está probando de forma “piloto” los botones antipánicos en algunos comercios céntricos para ver cómo funciona el mecanismo. En el caso de que se dispare un alerta aparece en una pantalla el comercio, su ubicación y el nombre de su propietario.

    Protocolo
    “En caso de un hecho atendemos el evento. No importa que suceda, estamos atentos al teléfono. En caso de un accidente disparamos el alerta de ambulancia. Pero siempre se sigue un protocolo. En principio, el operador si detecta la actitud sospechosa de un vecino avisa al supervisor e informa a sus compañeros para ver qué cámaras se encuentran disponibles en la zona e iniciar un seguimiento. A la par, el supervisor avisa al personal de calle para acercarse al lugar con móviles. En tercer orden, otro operador va redactando lo que va sucediendo”, informó Salcedo.
    Por otro lado, en caso de que haya un auto estacionado o circulando “de forma sospechosa” los operadores pueden hacer un zoom en la chapa patente y determinar, cruzando datos con el registro del automotor, quién es el propietario del auto.
    Por último, a las cámaras urbanas enlazadas a la sala de situación se les suman otras 30 cámaras más de “circuito cerrado” que graban permanentemente y pueden ser chequeadas por la DPU. “Estas cámaras están en lugares donde es necesario vigilar en función de preservar el patrimonio municipal”, aclaró Salcedo.

    No hay relación con las alarmas comunitarias
    En virtud de la solicitada de un vecino publicada en La Voz (14/10/14), desde la DPU informaron que no existe convenio con empresas que coloquen alarmas comunitarias y el Ejecutivo municipal. Además que en la DPU no suenan alarmas o avisos en caso de que una alarma se dispare. Y en tercer orden, que no hay enlace directo con la DPU.

    La sala de monitoreo de la DPU.

    La sala de monitoreo de la DPU.