• Hoy 24 - Zárate - 7.8° / 8.6°
    • Despejado
    • Presión 1036.8 hpa
    • Humedad 83%
  • Gestiones para paliar las necesidades urgentes en el Hogar San José de Lima

    21/10/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La diputada Sandra Paris visitó ayer a la mañana, el Hogar San José de la Providencia de Lima que alberga a personas ancianas y discapacitadas donde se busca brindar un poco de calidad de vida y dignidad en la última etapa de sus vidas.
    París comentó sorprendida las necesidades que tienen en el Hogar y como “el Estado está nuevamente ausente” para proteger a los ancianos. La legisladora señaló la necesidad más urgente que le manifestaron quienes están a cargo de esta noble tarea, la cual es la asistencia médica permanente. Allí residen 22 personas algunas de ellas muy mayores,- las hay de hasta 90 años- y varias con discapacidades que requieren una permanente atención.
    Además de otras necesidades como medicamentos, alimentos, ropa de cama, ropa para los ancianos . El hogar que fuera creado por el hermano Marcelo, quien falleció, está hoy a cargo de su hermana quien vivía en Avellaneda y se trasladó aquí para continuar con la obra.
    El Hogar se mantiene solamente con la colaboración de la comunidad pero hay allí mucho trabajo y necesidades, hay personas que están en sillas de ruedas que necesitan atención casi permanente y es poco el personal que allí colabora.
    Ayer, cuando visitó Paris el Hogar, se enteró que no tienen lavarropas ya que el que usaban se rompió y están lavando a mano, por lo cual se ofreció para comprar uno nuevo y paliar esta urgente necesidad. En tanto “ realizaré gestiones en el Ministerio de Salud bonaerense para poner en conocimiento de esta situación y que nombren un médico para la asistencia permanente en este Hogar, que si bien ocupa un espacio amplio y agradable, carece de muchas necesidades para brindar calidad de vida a los anciano allí alojados”, concluyó la diputada.

    Angel Lavié y Sandra Paris con uno de los abuelos.

    Angel Lavié y Sandra Paris con uno de los abuelos.

    Nuestras oficinas