• Hoy 27 - Zárate - 10.5° / 12.2°
    • Nublado
    • Presión 1029.16 hpa
    • Humedad 86%
  • Polémica en operativo contra vendedores ambulantes

    21/10/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El pasado domingo se produjo la interdicción de mercancía comercializada en la vía pública, en un operativo llevado a cabo por la DPU (Dirección de Prevención Urbana) contra los vendedores ambulantes foráneos.
    Con motivo del Día de la Madre, decenas de vendedores floristas de localidades vecinas arribaron a la ciudad para ofrecer sus productos en el mercado local.
    Según informó Federico Sauter, en la mañana dominical notaron “una invasión masiva” de vendedores ambulantes de flores del partido de Escobar, por lo que decidieron organizar el operativo para, a través del diálogo, solicitar el cese de la actividad irregular ya que no poseían la autorización pertinente.
    “Por otro lado, teníamos una queja reiterada del Centro del Comercio de la ciudad de Zárate que ven en esta actividad una competencia desleal, por lo que nuestra obligación es propender al comercio justo”, señaló Sauter, titular de Inspección General.
    Los vendedores se apostaron en las principales arterias de la ciudad, aprovechando la circulación vehicular en horas de la mañana y la polémica estalló cuando a través de las redes sociales, circularon imágenes de plantas destruidas, según se suponía, por los agentes de la fuerza de seguridad.
    En conferencia de prensa, Sauter junto a el Secretario de Gobierno municipal, Ariel Ríos, desmintieron esta versión, explicando que la metodología de trabajo se apoyó en la ubicación e identificación de los puestos de venta, seguido por el diálogo y la invitación a retirarse del lugar al encontrarse a los vendedores en infracción ya que no estaban habilitados para estas tareas.
    “Provenían todos del mismo sitio, con la misma indumentaria y la misma mercadería. Esto lo digo para aclarar que no era gente pobre, que acudió a la actividad para arrimar un peso más a la economía familiar, sino que se trataba de una organización de Escobar”, remarcó Sauter y agregó: “Ante la negativa a retirarse, se procedió a la interdicción de la mercadería, que se trata del retiro de la misma y la posterior puesta a disposición de la Justicia”.
    También aseguró que la misma gente que se negó a cooperar, decidió destruir las plantas esparciéndolas en la vía pública. “Esto lo tenemos acreditado a través de filmaciones para todos aquellos que lo quieran ver”.
    Por su parte, Ariel Ríos ratificó lo dicho por Sauter en lo que respecta a los reclamos del Centro del Comercio, y se encargó de destacar la modalidad de trabajo de la los agentes de la DPU que siempre se prestaron abiertos al dialogo, para llevar el operativo a buen puerto, evitando consecuencias negativas innecesarias.
    “Muchos de ellos tuvieron una actitud agresiva, rompiendo su propia mercadería y agrediendo al personal municipal. Al respecto hicimos la correspondiente denuncia”, señaló Ríos.
    Además, insistió que la labor de los agentes no recae en la persecución de lo ambulantes, sino que se basa en la protección del comercio local, instando a los infractores a que se atengan a la norma vigente.

    vendedores-ambulantes

    Nuestras oficinas