Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 21 - Zárate - 19.3° / 20°
    • Nublado
    • Presión 1024.31 hpa
    • Humedad 54%
  • El Carem empleará 450 personas en su pico máximo

    27/10/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En abril del año pasado los directivos de la Uocra local confirmaron el ingreso de alrededor de 50 obreros a la obra del Carem- 25 en Lima Hoy, y con las obras iniciadas en febrero de este año, el montaje civil del edificio central del reactor demanda entre unos ochenta y noventa obreros.
    Lo cual es importante en el sector de la construcción ante la incertidumbre del inicio del a construcción de la cuarta central nuclear en Lima.
    Si bien en su momento se hablaba que en el pico de la obra del Carem se iba a llegar a una cantidad de 1.200 trabajadores, desde la propia Comisión de Energía Nuclear (CNEA) lo desestimaron.
    La información oficial es que se contratará más personal el año entrante pero que el plantel de obreros rondará las 350 personas en total, no más. Y en cuanto al “pico” de la obra trabajarán un máximo de 450 personas, muy por debajo de lo que demandó Atucha II dado que el predio es más chico, el edificio del reactor también y se necesitarán menos edificios anexos porque los sistemas y subsistemas de este nuevo reactor modular. Además en el predio se encuentran contratados empleados a cargo del mantenimiento del predio, de seguridad en los accesos y en los edificios principales y personal técnico y administrativo de la Comisión de Energía Atómica (CNEA) que oscila entre 35 y 40 personas. Muchas de ellas viajan permanentemente de Capital Federal y alrededores, dado que son profesionales técnicos que pertenecen a la Comisión.
    Tras la conclusión de las obras civiles solamente requerirá alrededor de 100 personas para su operación.
    Para el Carem 25, el Estado Nacional invertirá 3.500 millones de pesos, incluyendo toda la infraestructura necesaria para su desarrollo en los Centros Atómicos Bariloche, Constituyentes, Ezeiza, el Predio Lima y Sede Central, informó Planificación.
    Si bien existen otros proyectos de reactores similares en el mundo, este es el primero que se empieza a construir con el conocimiento científico nuclear adquirido en los últimos 50 años.
    Este prototipo prevé que -al menos- el 70 por ciento de sus insumos, componentes y servicios vinculados sea provisto por empresas nacionales calificadas bajo los estándares internacionales de calidad supervisados por la CNEA.
    El objetivo del mismo es llegar a construir reactores nucleares de menor escala en Argentina para luego comercializarlos a toda América Latina. Más allá del fin comercial y eléctrico, lo que se proponen construir en este predio es un polo tecnológico que representará la convergencia de todo el conocimiento nacional sobre energía nuclear. Y en un lugar estratégico para el Estado nacional en la materia, como lo es Lima. Allí construirán un reactor nuclear chico, de características pasivas y de seguridad inherente, cuya construcción, operación y mantenimiento es relativamente sencillo en relación a sus antecesores. A diferencia de otros proyectos, cuyos diseños buscan la generación de potencias superiores a los 600 o 700 megavatios, este reactor será “de baja potencia”. Su primer prototipo, el CAREM- 25, se encuentra en la etapa previa a su construcción y será de aproximadamente 25 megavatios de potencia eléctrica, capaces de abastecer a una población de hasta 100 mil habitantes.

    carem