Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 13 - Zárate - 20.6° / 21.1°
    • Lluvia
    • Presión 1012.9 hpa
    • Humedad 100%
  • Los jacarandás vuelven a teñir la ciudad

    10/11/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Sus flores violáceas les dan un colorido particular a las calles; muchos caminantes se detienen a ver el paisaje.
    En medio de la agitada rutina de vehículos que se imponen a diario es bueno detenerse a observar a los jacarandás que en estos días con su florecimiento, embellecen parques, calles y avenidas, y pintan a la ciudad de un color diferente.
    La avenida Lavalle se luce con esas flores violáceas que cada noviembre es un placer contemplar, desde los años 70 en la entrada principal de la ciudad. Como también apreciar los ejemplares de las plaza Mitre, Italia y de la CEZ, los que se lucen en algunas veredas y en varios jardines de casas particulares.
    El jacarandá es una especie originaria de la selva tucumana-oranense, que se instaló en la zona a comienzos del siglo XX, cuando se dio inicio a la inclusión de especies nativas a partir de los trabajos del urbanista y paisajista francés Carlos Thays. Si bien este árbol está corrido de su zona natural, tiene un buen comportamiento en Buenos Aires y en nuestra zona por su adaptación al clima.
    Cuando florece el jacarandá, la espectacularidad de la copa es mayor porque toda ella es flor, y estalla en ese color lila; tiene una segunda floración a mediados de febrero, pero no es tan vistosa porque el árbol estará lleno de hojas.
    Si bien esta especie perdió en 1942 frente al ceibo en la selección de la flor nacional, el jacarandá ha sido recientemente elegido por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires para el perímetro de plazas, ya que el ceibo, por la irregularidad de su tronco y ramificación, no resulta aconsejable para arbolado de veredas.
    Llegó la época de los jacarandás florecidos. Es necesario, pues, levantar la mirada y apreciarlos, ver tantas flores eleva el ánimo es una buena terapia para alegrase el día.

    Los jacarandá florecidos en la plaza de la CEZ.

    Los jacarandá florecidos en la plaza de la CEZ.