• Hoy 15 - Zárate - 14.8° / 15.1°
    • Despejado
    • Presión 1039.61 hpa
    • Humedad 68%
  • Seguridad personal al transitar en automóvil o motocicleta

    14/11/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Cerca de 140 vehículos son robados a diario en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, el grueso de esos robos se efectúan con inteligencia previa y hechos de violencia. Según la Superintendencia de Seguros de la Nación se reportan mas de 7.500 robos de motocicletas y 43.500 de autos. Un total de 35 de cada 100 robos se registran con presencia del conductor a bordo del vehículo, con lo que estamos frente a una cantidad alarmante de robos con violencia.

    nota salbuchi 3Las emboscadas (entraderas) son perfeccionadas constantemente y cada vez intervienen mas personas que se distribuyen tareas para que la sustracción del vehículo sea rápida, existiendo siempre la presencia de armas y situaciones violentas. Es por ello que se recomienda observar la cuadra antes de la entrada-salida del vehículo, acelerando el proceso lo más posible y evitando los horarios solitarios. Un elemento que ayuda mucho en la operación es el portón automático así como también sirven las alarmas comunitarias.

    Dentro de las acciones para la prevención del delito debemos recordar que en todo momento necesitamos mantener la atención sobre el entorno, eliminando distracciones como la música fuerte, la conversación por celular o cualquier otra distracción que nos fuerce a no prestar la atención necesaria al entorno.

    Al detenerse en semáforos o en tráfico en general es mejor dejar un espacio entre nuestro vehículo y el que está delante de modo de generarnos una vía de escape en caso de necesidad. Una buena parte de los ladrones de vehículos se traslada en motocicleta, con las que pueden maniobrar entre el tráfico y pasar desapercibidos para poder operar. Al estar detenidos siempre debemos vigilar la zona en la que nos encontramos, colocar el seguro de las puertas y mantener las ventanas cerradas. Necesitamos estar alertas para escapar y plantarnos las vías de escape posibles.

    Es muy común ver celulares, carteras, GPSs y otros elementos de valor en la luneta o en el asiento, y esto da lugar al hurto. En algunos casos los ladrones meramente aprovechan descuidos del conductor que no colocó el seguro en las puertas o dejó la ventanilla abierta. Pero también se da el caso de motochorros que rompen el cristal para tomar rápidamente el objeto y huir entre el tráfico. Por eso recomendamos colocar estos elementos de valor en el piso del auto, debajo del asiento, dentro de la guantera, en el baúl o en cualquier otro sitio en donde no estén visibles.

    Si se observa a una motocicleta con conductor y acompañante ponerse a la par de nuestro vehículo debemos poner especial cuidado. Generalmente esperan a un semáforo para abordar a la víctima y escapar sin siquiera bajarse de la moto. Por eso hay que efectuar maniobras para confirmar si nos están siguiendo, y en caso de ser afirmativo dirigirnos a un lugar que desaliente el robo (una estación de servicio muy concurrida, una comisaría, un peaje).

    Pero si a pesar de todas las medidas aún así lo abordan con un arma de fuego para sustraerle el vehículo, es mejor entregarlo y preocuparse por recuperar el dinero del seguro antes que lamentar la pérdida de la vida.

    Cecilia Salbuchi, instructora de Karate, Kobudo, Defensa Personal. csalbuchi@gmail.com