• Hoy 24 - Zárate - 12° / 13.6°
    • Despejado
    • Presión 1034.79 hpa
    • Humedad 78%
  • Diputado pide informes medioambientales sobre Atucha I y II

    2/12/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El diputado nacional de Unir- Frente Renovador, Alberto Asseff, elaboró un Pedido de Informes para ser aprobado por la cámara de legisladores en relación al plan de contingencia nuclear que elaborará el gobierno uruguayo respecto a un accidente Atucha I o en Atucha II.
    El proyecto del diputado está dirigido al ministerio de Relaciones Exteriores, a la secretaría de Energía de la Nación; a la Autoridad Regulatoria Nuclear y a la empresa Nucleoeléctrica Argentina S.A para que informen sobre los alcances del plan de contingencia dispuesto por el gobierno del Uruguay en función de enfrentar la situación que se generaría con un eventual accidente en la central de Atucha II
    “Expresar la opinión del gobierno nacional ante el plan de contingencia aprobado por su homólogo uruguayo, tendiente a prevenir un desastre nuclear ante un hipotético accidente en la central de Atucha II, en la localidad de Lima, partido de Zárate. Determinar cuál es el plan de contingencia del Estado nacional respecto de un posible accidente de la central nuclear de Atucha II, cómo se implementaría el mismo y cuáles serían los riegos para las localidades de Colonia y Carmelo / Nueva Palmira, ubicadas en línea recta a 70 y 10 km, respectivamente”, expresa el pedido de informes del diputado massista.
    De la misma manera avanza con reclamos hacia el Ejecutivo nacional sobre controles medioambientales en el río y en toda la zona donde están radicadas ambas centrales. “Queremos que el Ejecutivo nacional especifique el protocolo que se sigue regularmente para el retiro de los desechos de la central nuclear de Atucha II e indicar qué controles de radiación atmosférica se efectúan en aire y cursos de agua vecinos a la central nuclear de Atucha, a fin de detectar posibles contaminaciones y prevenir consecuencias nefastas para la salud de las personas, animales y el medio ambiente. Describir donde se vierte el agua que se utiliza en la central nuclear de Atucha II, dejando en claro si la misma se deriva al Río Paranáy si se chequean regularmente las aguas próximas al Delta, a efectos de detectar contaminación por radiactividad”, agrega el documento.
    También pide informar a la cámara de Diputados de la Nación respecto a las actividades desplegadas por la Agencia Brasileño- Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC); la cual se trata de la única organización binacional de salvaguardias que existe en el mundo y la primera organización binacional creada por Argentina y Brasil. “Buscamos que puntualice de qué manera se efectúa la interrelación con la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA). Que el gobierno también señal cómo, desde la ABACC, se procede a la aplicación de salvaguardias, a la formación de personal técnico e inspectores de la ABACC, y a la cooperación técnica con las organizaciones en áreas relacionadas. Asimismo,, consignar la cantidad y tipo de inspecciones realizadas por la ABACC y por último reclama que el gobierno nacional informe si las autoridades de la República Oriental del Uruguay convinieron las autoridades nacionales su plan de contingencia y en el supuesto de que la respuesta fuera negativa, ponderar los motivos por los cuales el país vecino obró unilateralmente en un asunto de por sí bilateral”.
    “Los riesgos son mínimos para Uruguay”
    El pedido de informes del diputado se originó en la confección de un plan del Ejecutivo uruguayo para lidiar con un eventual accidente en Atucha II.
    Según informaron medios de comunicación del país vecino, se está diseñando, con asesoramiento argentino, un plan de contingencia con el asesoramiento de Carlos Rojas, experto argentino de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) y jefe del Centro de Control de Emergencia de la Autoridad Regulatoria nuclear de Argentina.
    Si bien el gobierno uruguayo considera que “el riesgo es mínimo”, de todas formas solicitó el asesoramiento del experto.
    El plan específico se incorporará al plan de emergencia nacional radiológica (Plan Rad) con que cuenta Uruguay y que fue diseñado por la Autoridad Reguladora Nacional en Radioprotección del Ministerio de Industria, Energía y Minería.
    Rojas entiende que en caso de accidente en la central, que está a 80 kilómetros de la ciudad de Colonia y de todo el litoral oeste de la costa uruguaya; el riesgo para el país sería bajo debido a la distancia. Teniendo en cuenta, además, que en esa zona entre el 80% y el 85% del tiempo el viento no sopla hacia Uruguay sino hacia el norte. Las evaluaciones de riesgo indican que, en caso de accidente, los efectos no irían más allá de los 30 o 40 kilómetros. “Si bien los accidentes son extraños, la probabilidad no es de cero. A nosotros nos benefició que fueran tan exigentes para que colocáramos la central de Atucha. Nos exigieron más seguridad que al resto. Gracias a eso no hemos tenido ningún problema”, señaló Rojas.

    Alberto Asseff.

    Alberto Asseff.

    Nuestras oficinas