• Hoy 19 - Zárate - 14.7° / 16.5°
    • Lluvia
    • Presión 1024.31 hpa
    • Humedad 96%
  • Diputados se reunieron con los químicos en conflicto

    22/12/2014
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Convocados por la diputada radical Sandra Paris, los dirigentes del Sindicato Químico recibieron ayer a los Diputados nacionales Ricardo Alfónsín y Miguel Bazze de la UCR, Margarita Stolbizer del GEN y Néstor Pitrola del Partido Obrero , el diputado provincial Christian Castillo del Partido de los Trabajadores Socialistas y Jorge Santiago, los concejales Irene Guehenneuf (UCR-Zárate), Hugo Gigena (UCR- Exaltación de la Cruz), Fernanda Antonikevic (UCR titular del Concejo Deliberante de Baradero), en el ingreso a la Planta de TFL Argentina SA, la empresa donde se inicia el conflicto que logró la adhesión de todos los trabajadores químicos que nuclea al gremio
    Allí, bajo los arboles y sentados en torno a una gran mesa, el titular del Sindicato Norberto Lubo y el tesorero Nestor Carrizo, explicaron a los legisladores la situación actual del conflicto, que se inició en el año 2012 con la amenaza de despido de 50 trabajadores en TFL y que se desató hace dos semanas, con un paro general en todas las plantas químicas en adhesión a los 130 trabajadores de TFL que ven peligrar su fuerte de trabajo en lo que considera se una maniobra de vaciamiento de la empresa. “Hoy la planta produce el 30 % de su capacidad”, dijo Carrizo y como siga sin resolverse el tema, van a tener problemas de producción las curtiembres y las automotrices, ya que la fábrica en cuestión produce colorantes y, esta empresa es monopólica en el rubro.
    En cuanto al abastecimiento de oxigeno de Praxir en su planta de Campana, el secretario general del sindicato Norberto Lubo señaló que “está totalmente garantizado el abastecimiento de gas hospitalario, no así el destinado a otras empresas, como Siderca“.
    Los diputados nacionales se pusieron a disposición del Sindicato. A moción de Alfónsín y Stolbizer se comprometieron junto con Pitrola a realizar acciones conjuntas inmediatamente para detener este procedimiento empresarial que pretende sustituir con importaciones la producción nacional.
    La diputada Paris presentó la semana pasada un proyecto de adhesión a la lucha de los Químicos en defensa de la producción nacional y de las fuertes de trabajo de 150 personas en TFL, pidiendo una urgente intervención estatal en el conflicto. El proyecto fue apoyado en la Cámara por el diputado Castillo quien estuvo presente ayer a la tarde en la reunión.
    Según se resolvió también, Sandra Paris, quien volvió a manifestar a los trabajadores su compromiso con la lucha sindical, es la designada por los legisladores presentes como nexo en este conflicto y para reunirse con los ministros de Trabajo y de la Producción nacionales.
    Tambien los legisladores se trasladaron hasta la puerta de Lanxess para interiorizarse de sus problemas de produccion de la planta y solidarizarse en esta lucha que llevan adelante.
    REUNION EN CASA ROSADA
    Según confirmaron ayer en el Sindicato, en una reunión que estaba agenda para hoy para recibir a los intendentes de Zárate, Osvaldo Cáffaro, de Campana Stella Giroldi y de Baradero, Aldo Carossi para tratar el tema de la planta de tratamiento de Residuos domiciliarios, se agregó como punto a considerar, el Conflicto de TFL y plantas químicas de la zona. “Nos dijeron que iba a estar Capitanich (Jorge) y la ministra Giorgi, señalaron los dirigentes sindicales. Aunque fueron un tanto escépticos en cuanto que “salgamos de la reunión con una solución”, pero reconocieron que es necesario que el tema sea tratado en esos niveles políticos.
    La historia del conflicto
    El conflicto químico tiene su origen cuando TFL, la multinacional especializada en producir químicos para la industria de la piel, anunció que los números “no cerraban” a fines del 2012. En consecuencia, planteaba el cierre una de las líneas de producción de la planta de Zárate, específicamente la de colorantes, dejando sin empleo a 50 trabajadores.
    Ya a principios del 2013, intervino el ministerio de Industria de la Nación y la titular de la cartera, Débora Giorgi, garantizó públicamente la protección de las fuentes de empleo y las gestiones necesarias para que la empresa de capitales alemanes continúe manteniendo la producción en el país y no despida a los trabajadores de la planta Zárate.; tal cual planteaba el propio Sindicato de Trabajadores Químicos luego de desatarse el conflicto.
    Tras dos años, hoy el sindicato químico denuncia que la empresa no acató lo firmado con el gobierno nacional en función de recuperar la línea de colorantes para la planta y aumentar la productividad de la línea de químicos.
    Según el sindicato, TFL importó los colorantes y redujo su producción, que hoy no supera el 30% de su capacidad.
    Además, caratulan a la situación actual de la empresa como de “abandono”, agregando que sus responsables técnicos y jerárquicos se encuentran ausentes. “La empresa se encuentra a la deriva. No hay quien la dirija y la controle, lo cual es todo un riesgo para la ciudad también”, comentaron desde el sindicato.
    En la actualidad, se encuentran 130 personas trabajando en la planta de nuestra ciudad.

    diputados

    Nuestras oficinas