• Hoy 23 - Zárate - 21.4° / 22.3°
    • Despejado
    • Presión 1035.01 hpa
    • Humedad 60%
  • Electricidad Miguel prepara los festejos por el 50º aniversario

    19/1/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Miguel Consiglio era electricista del frigorífico Smithfield y luego de su labor diaria también realizaba algunos trabajos particulares de colocación de motores eléctricos o bombas, ante la falta de presión de agua en barrios periféricos y en conformación, como el caso de Villa Carmencita.
    Ya en la década del 60 y recuperando esa idea, el hijo de Miguel, Oscar, y Mario Pereyra decidieron abocarse directamente al rubro eléctrico. Esa gran decisión fue tomada en un pequeño Fiat 600 y en Lima. El terreno era fértil, en la localidad limeña se estaba haciendo el pasaje del sistema de corriente continua a corriente alterna y la posibilidad de vender motores para diferentes artefactos eléctricos estaba al alcance.
    Y el emprendimiento fue un éxito, lo cual incentivó a Pereyra y Consiglio a agregar más oferta de productos. A raíz de esto se estableció la sociedad con la incorporación de Miguel, ya retirado de su profesión de electricista.
    Hoy Miguel y Mario recuerdan que comenzaron a vender productos del ramo eléctrico en un pequeño garaje de Lavalle 562. “Nos conocemos de chicos, cuando íbamos al cine a ver dibujos animados. Allí comenzó una amistad a la que luego se le incorporó la sociedad comercial que hoy continúan nuestros hijos”, comentó Mario Pereyra.
    “Recuerdo que no teníamos un capital importante como para poder llenar las estanterías de ese primer local, entonces fue Carlos Baigros, un reconocido comerciante de artículos del hogar de la zona, quien nos prestó un tocadiscos “Winco” de pie, muy de moda por aquella época, para decorar el local. Además, los estantes fueron rellenados con cajas vacías de repuestos varios para hacer bulto”, explicó “Cacho” Consiglio.
    Otra de las anécdotas que recuerdan era que los propios clientes se hacían los remitos, dado que a la par de los inicios de Electricidad Miguel ambos amigos y socios seguían trabajando en fábrica.
    Así comenzó un comercio íntimamente ligado con la sociedad zarateña, Electricidad Miguel, que en este año cumple su 50 aniversario.
    “Luego con la permanente colaboración de José “Pichi” Silva y Juan Preaux comenzamos a crecer sumando todo tipo de material eléctrico para el sector industrial y para el público en general. Viajábamos a Buenos Aires a comprar las cosas desarmadas, ofrecíamos productos en Capilla, seguíamos en Lima. La verdad es que hubo que poner el hombro y allí es donde nuestras familias siempre nos apoyaron”, agregó Mario.
    Ya desligados de las fábricas, Mario y Oscar se dedicaron de lleno al negocio, primero tuvieron uno, dos, tres empleados. Después una camioneta, luego dos camionetas y sin darse cuenta se fueron consolidando en toda la zona; acompañando al crecimiento industrial de la ciudad y a la demanda de sus clientes.
    “Claro que vivimos épocas cíclicas en lo económico, cosas características que todos sabemos que vive nuestro país; pero lo importante es que cada hecho que sucedió nos abrió la puerta para algo nuevo. Elegimos pensar así, no quedarnos solamente en lo negativo. Y lo que fue una constante es la voluntad de emprender cosas”, remarcó “Cacho”.
    Desde el año 2000 integran el grupo de distribuidores de materiales eléctricos a nivel nacional, la red “Adimatel”; esto posibilitó la expansión del comercio en el país.
    “Quiero destacar que nunca existió la envidia entre nosotros sino el afán de pensar en el crecimiento del comercio, el futuro de nuestros hijos y hacer las cosas con mucha responsabilidad”, destacó Mario Pereyra.

    El comercio cambió a la par de la ciudad
    Carlos Pereyra y Fabián Consiglio, hijos de ambos fundadores, explicaron cómo es trabajar en una ciudad industrial en expansión como Zárate. “Trabajamos con empresas contratistas, con las grandes empresas radicadas en la ciudad y siempre tratando de agregar el plus de atender las demandas con el departamento técnicos, con nuestros móviles y con la responsabilidad que siempre destacó a la firma”, comentó Fabián.
    “Siempre estuvimos dispuestos a cambiar para mejorar el comercio y adaptarnos a las demandas de nuestros clientes, con la incorporación de personal, de tecnología, equipos nuevos de computación; todo en función de brindarle a nuestros clientes lo que ellos esperan de Electricidad Miguel. Hoy trabajan treinta personas, tenemos un depósito, un Departamento Técnico y un showroom de ventilación e iluminación”, expresó Carlos Pereyra.
    “El presente del negocio hoy está abocado a seguir aprendiendo y estar día a día al lado de nuestros clientes y con la sociedad zarateña”, concluyó Fabián. “Seguiremos trabajando para la consolidación del comercio y siguiendo con los sanos valores que nos inculcaron nuestros padres”, dijo Carlos.
    El futuro de la empresa está asegurado ya que tiene como continuadores a los hijos de los fundadores, Fabián y Fernando Consiglio y Lorena y Carlos Pereyra, quienes conscientes de la responsabilidad que han asumido, ponen toda la energía de su juventud para continuar con el progreso de este proyecto comercial; hoy luego de cincuenta años.

    Festejos durante todo el año

    El 2015 será un año de celebraciones, es por ello que la idea es conmemorar este nuevo aniversario de forma integrada con la sociedad zarateña y de la zona, que vieron crecer a Electricidad Miguel. Es por ello que se preparó un “plan no convencional” que convocará y contará con la participación de toda la comunidad.
    Entre las actividades que se sucederán periódicamente, que ya tienen el apoyo de las autoridades municipales, habrá un concurso escolar de proyectos ecológicos; jornadas de cine al aire libre, días de descuentos en diferentes productos y la exhibición de una línea de tiempo en algún predio público, entre otras actividades que se irán comunicando durante el año. “La idea es involucrar a proveedores, clientes y amigos del comercio a compartir y sumarse a esta celebración”, concluyeron desde el comercio local.

    Los Consiglio y los Pereyra, responsables de Electricidad Miguel junto a sus empleados.

    Los Consiglio y los Pereyra, responsables de Electricidad Miguel junto a sus empleados.

    Nuestras oficinas