• Hoy 24 - Zárate - 12° / 13.6°
    • Despejado
    • Presión 1034.79 hpa
    • Humedad 78%
  • Exigen obras de pluviales en Barrio San Jacinto

    2/2/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Un vecino del barrio San Jacinto manifestó su reclamo frente a los problemas de inundaciones que sufre su calle un tema sin resolver, y que transmite a las aéreas responsables de la Municipalidad desde mediados del 2013.
    Según lo que informa Edgardo, uno de los vecinos afectados, el punto crítico reside en la calle Belgrano, en su intersección con José Ingenieros, donde la falta de solución y finalización de las obras de desagüe deriva en sistemáticas inundaciones los días de lluvia. Esto contrae, al desbordar las calles, el ingreso del agua al interior de las viviendas, repitiendo un panorama angustiante para los vecinos de la zona.
    En 2013, la gestión inauguró una obra de pavimentación en el barrio y, según detallan, la obra de desagüe fue realizada en Belgrano e Islas Malvinas, a una cuadra del punto conflictivo. Desde aquella inauguración, le solicitaron a la municipalidad la conclusión de los trabajos que unan los desagotes, a fin de favorecer la circulación del agua y evitar los daños ocasionados a las viviendas.
    En agosto de aquel año, desde el área de Obras Publicas, a través de la Oficina del Vecino, les informaron a los reclamantes que “las obras de pluviales serán completadas y que los desagües serán conectados”. Nada de eso pasó. A principios de noviembre les comunicaron que “la próxima semana iban a ir desde servicios públicos a realizar el trabajo de zanjeo como medida paliativa hasta la solución final, que será la segunda etapa de la obra de pavimentación de 11 cuadras restantes, incluyendo Belgrano”.
    A fines del 2013 y ante la insistencia de los reclamos, desde la Municipalidad realizaron los prometidos trabajos de zanjeos paliativos en la cuadra donde se ocasiona el problema, a lo que los vecinos respondieron que si bien la situación había mejorado, “no es la solución definitiva” ya que los días de lluvia el agua seguía acumulándose, “solo que drenaba un poco mas rápido”.
    En 2014 el panorama y la falta de respuesta se repitieron, aumentando el número de reclamos pendientes de solución con fotografías adjuntas que graficaban claramente el problema.
    La última comunicación fue el pasado jueves 22 de enero, previo a las recientes lluvias que ocasionaron desbordes en varias zonas de la ciudad. La situación fue la misma: agua ingresando a las viviendas y la incertidumbre de los propietarios rehenes de la falta de acción municipal que ponga fin a la problemática. El nivel de anegamiento ocasionado en las calles, generaba que con el paso de cada vehículo se produjeran incontrolables olas que morían en el interior de las casas, “yo no puedo salir a cortar la calle para evitar eso”, manifestó Edgardo.
    Para sumarle dramatismo a la situación, en las últimas lluvias, comunicó el vecino, “solo pude comunicarme con la Dirección de Prevención Urbana, en la Oficina del Vecino no me respondían”, lo cual aumentó la impotencia al percibir la desvinculación de los encargados de resolver cuestiones que atentan contra el bienestar sanitario de los vecinos de la ciudad.
    Aunque es de público conocimiento, las precipitaciones durante enero no fueron usuales, con importantes caídas de aguas en breves lapsos de tiempo que llevaron al colapso de varios puntos de la ciudad. Pero también es cierto que lo que sucede en San Jacinto no es una situación imprevista, sino una problemática instalada, con una clara deficiencia en la conclusión de obras públicas que, orientadas a mejorar la calidad de vida del vecino, terminan por arrojar perjuicios mayores. Es comprensible que condiciones atípicas deriven en respuestas atípicas, pero lo importante es que, al menos, haya respuestas.

    EN LAS VIOLETAS

    Un resolución sancionadas por el Concejo Deliberante es el reclamo vecinal por la falta de obras y mantenimiento en el barrio Las Violetas, ubicado a la vera de la ruta 6 al lado de la empresa Monsanto.
    En realidad se trata de un asentamiento porque, precisamente, uno de los reclamos vecinales es su urbanización y la provisión de los servicios básicos esenciales.
    Agua potable, cloacas, energía eléctrica, gas natural, reparación de las calles, entoscado y desmalezamiento son algunas de las tareas que el Ejecutivo nunca realizó en este “joven” vecindario.
    Es por ello que los ediles sancionaron la Resolución 2537, solicitándole al Departamento Ejecutivo Municipal que evalúe la posibilidad de generar un estudio de factibilidad técnico, jurídico y económico a fin de poder regularizar la situación de los vecinos del barrio conocido como “Las Violetas” ubicado sobre el km 82,5 de Ruta 6 colectora este.
    Del mismo modo, los ediles pidieron que se solucione el problema de la recolección de residuos en la zona.
    Malestar
    Este medio informó que vecinos de aquel barrio estaban organizándose para cortar la ruta 6 en reclamo de estos servicios esenciales y básicos de parte de la municipalidad.
    Sin embargo decidieron esperar unos días porque también se analizaba la propuesta de agotar todas las instancias de reclamo formales. No obstante, también analizaban la posibilidad de marchar hacia el palacio municipal para realizar una “sentada pacífica” en función de que los funcionarios públicos atiendan sus quejas.

    san-jacinto

     

    Nuestras oficinas