• Hoy 19 - Zárate - 14.7° / 16.5°
    • Lluvia
    • Presión 1024.31 hpa
    • Humedad 96%
  • El Municipio sigue de cerca el problema con el agua en Vipermun

    3/2/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Ayer, luego una semana y media de registrarse el episodio de contaminación de agua en barrio Vipermun, funcionarios municipales brindaron declaraciones.
    En principio, el subsecretario de Salud municipal, Claudio Gregoris, explicó sobre las tareas desarrolladas por su área. “Hicimos un relevamiento de patologías directamente con los agentes sanitarios y con los médicos de salud territorial. Dentro del relevamiento se visitaron 80 casas de un total de 144, al no encontrar a sus propietarios presentes. De esas 80 casas censamos a un total de 262 personas de diferentes edades. Lo que vimos es que el 90% presentó diarreas, dolor abdominal y vómitos en un período de 3 a 7 días. Dentro de los menores de un año, solamente cuatro presentaron, además de los síntomas descriptos, fiebre. Sin embargo, todos se encontraban controlados y el 90% de ellos tiene cobertura por obra social; con lo cual cada uno de estos casos están supervisados por sus médicos de cabecera. De hecho los propios médicos de cabecera nos informaron de estos síntomas en Vipermun”, expresó Claudio Gregoris; confirmando lo comentado por los vecinos afectados.
    “Martes y miércoles de esta semana haremos un segundo relevamiento para ver si persiste la sintomatología en el barrio. No obstante se les entregó a todos un explicativo de cómo actuar ante los síntomas y del tratamiento a seguir la hora de utilizar el agua del tanque. Aclaramos que con la cloración del agua la bacteria se destruye. Además se les dijo cómo tratar el agua en cada caso particular. De nuestra parte seguiremos con la provisión del agua hasta que desaparezca toda la sintomatología”, explicó Gregoris quien confirmó que sanitariamente el origen de la bacteria “Escherichia Coli” presente en el agua potable se debe a la existencia de heces.

    Aún se desconoce el problema
    Por su parte, el secretario de Obras Públicas, Pablo Giménez, reconoció, “evidentemente hubo una contaminación en la producción de agua dado que el pozo del barrio no está conectado a los anillos de la red de la ciudad. Es un circuito cerrado por lo tanto no existe la posibilidad que el agua contaminada haya llegado a otros barrios. Le preguntamos a Aguas de Zárate y a Aysa para concluir si la contaminación podría haberse producido por un desborde en la planta de tratamiento de residuos cloacales ubicada al lado del pozo, y es altamente probable, a causa de la fuerte tormenta que hubo en toda la zona y que anegó el terreno”.
    Asimismo, Giménez aseguró que para el miércoles de la semana pasada, el problema de contaminación estaba solucionado a raíz del “shock” altísimo de cloro que colocaron en la producción de agua. “El laboratorio municipal y Aysa tomaron muestras luego y con todo ese conjunto de medidas estamos viendo la evolución del sistema de agua y el desarrollo sanitario de las familias afectadas. Se instaló un clorador automático, que hasta este incidente no existía”, dijo Giménez.
    Del mismo modo, ratificó que no hubo incidentes anteriores a éste, según el historial. “Es algo reciente. Aguas de Zárate remitió todos los controles anteriores al HCD. La calidad del agua era buena hasta este incidente”, anticipó el funcionario.
    De acuerdo a lo comunicado monitorearán el problema de cerca y se prevé una nueva visita de los agentes sanitarios para hoy o mañana. “Queremos un control semanal hasta que veamos que el problema está solucionado desde la continuidad para darle más garantías a los vecinos. En cuanto a los tanques particulares de las viviendas, los técnicos nos aseguraron que todo el sistema se descontaminará a raíz del shock de cloro. No obstante, vamos a ir con Aguas de Zárate a revisar cada tanque para mayor seguridad”, declaró el secretario.
    Luego, en otra parte de la conferencia se refirió a Aguas de Zárate en particular, ante este incidente, y de acuerdo a fuentes extraoficiales se generó una reunión en la mañana de ayer muy tensa con las autoridades de esta empresa. “Aguas de Zárate es una empresa municipal y nosotros damos la cara para explicar lo que pasa. Le exigimos explicaciones a la empresa pero que también sabemos que tiene un directorio y funciona independiente del rol municipal. Lo que nos garantiza la operación del sistema sanitario es Aysa, una empresa que tiene normas de calidad muy alta, y la verdad es que se notó la forma inmediata en la que intervino”.

    Bolsas envasadas de agua vencidas
    Respecto a la distribución de envases de agua con fecha del 6/02/2014, el funcionario municipal informó que le pidieron explicaciones a Aysa, quien confirmó que se trató de un “error de tipeo”. “Fue un error complicado pero el agua era potable. Igualmente repusimos con agua envasada del municipio al advertir nosotros el error de tipeo en la entrega. El agua era potable aunque contenía este lamentable error de la impresión del sachet”, comunicó.

    “El intendente está muy preocupado”

    Por otra parte, Giménez reveló que el intendente “está muy preocupado” por este problema de Vipermun aunque no hizo comentarios sobre la ausencia del jefe comunal estos días en el barrio.
    “Creo que hemos intervenido inmediatamente aunque los vecinos piensen que fue tardía nuestra respuesta. El mismo lunes y martes estuvimos en el vecindario y el problema ya estaba resuelto. Entiendo que la confianza no fue reparada y es algo que debemos ir trabajando. También reconozco que los vecinos pidieron siempre la terminación de la planta desde hace, por lo menos, cinco años y es algo que sigue debiendo la empresa que construyó el barrio; aunque hoy es una obligación del Estado municipal terminar la obra dado que el sistema cloacal de los vecinos está mal dado que la planta de tratamiento de sólidos cloacales funciona a medias, es decir que funciona mal. No completa el tratamiento. Por lo tanto se trata de un agua servida sin el tratamiento completo que se arroja a una zanja a cielo abierto. No obstante, aclaramos que hace poco nos juntamos con los vecinos de Vipermun, Covepam 8 y Los Naranjos para anticiparles que íbamos camino a arreglar la planta de tratamiento”, dijo.

    ANUNCIARON OBRAS QUE PIDEN VECINOS

    Finalmente anunciaron que cumplirán con lo reclamado por los vecinos. “Estudiaremos una nueva perforación del pozo, separada de la planta, pero dentro del barrio y sellaremos el pozo actual. Estamos viendo de hacer una nueva perforación y que sirva también para el barrio Los Naranjos, el incipiente vecindario ubicado al lado de Vipermun. Además, gestionaremos con la empresa Tivelli y Meier SRL, responsable de la construcción del barrio, la terminación de la planta de tratamiento para que funcione en óptimas condiciones”, concluyó el secretario de Obras Públicas, Pablo Giménez.

    La tapa abierta de la cámara aséptica, total abandono.

    La tapa abierta de la cámara aséptica, total abandono.

    Nuestras oficinas