• Hoy 25 - Zárate - 13.4° / 16.4°
    • Nublado
    • Presión 1030.01 hpa
    • Humedad 60%
  • Trabajadores químicos marcharon en Zárate y Campana

    7/2/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En la mañana de ayer trabajadores químicos y autoridades gremiales marcharon por las calles de la ciudad de Campana así como también por las principales arterias de Zárate, en busca de respuestas al problema que afecta a los operarios de la planta TFL S.A.
    Alrededor de las 8 horas, decenas de trabajadores de empresas químicas se concentraron en la rotonda del Parque Industrial de Zarate, para dirigirse en caravana hasta la vecina ciudad de Campana a fin de hacer oír su reclamo y solicitando el apoyo de autoridades gubernamentales.
    Así, ingresaron por la Avenida Jorge Varela, hasta las inmediaciones del Palacio Municipal, donde fueron recibidos por la Jefa Comunal Stella Giroldi que, si bien se encuentra de vacaciones, aun así aportó con su presencia para escuchar a los trabajadores. “Nos dio apoyo para todo esto que estamos haciendo”, señaló Norberto Lubo, Titular local del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas. Ya en Zarate, entraron por Avenida Lavalle, para luego tomar Justa Lima de Atucha, hasta apostarse en las cercanías del Palacio Municipal.
    El pasado jueves, tras las dos alarmas de evacuación activadas en la planta TFL S.A, autoridades municipales se dirigieron al lugar, luego de realizar el pedido de intervención del Organismo Provincial del Desarrollo Sostenido (OPDS), ante el peligro inminente de una fábrica sin responsables gerenciales ni procedimiento de seguridad ambiental.
    “Estamos trabajando con el Ministerio de Trabajo de Nación, con la Jefatura de Gabinete, con Comercio e Industrias, creemos que el gobierno tiene la llave para sacar esto adelante”, remarcó Lubo. Por su parte, Néstor Carrizo, tesorero gremial, explicó: “No abandonaremos la lucha, de ninguna manera vamos a aceptar que la variable de ajuste para TFL sean los trabajadores, es una empresa que tiene mercado, esto no es una cuestión de haber perdido competitividad, lo que están perdiendo, a lo mejor, es un poco de rentabilidad”.
    En este sentido, destacaron los trabajos de la gestión del intendente Osvaldo Cáffaro que, además del serio golpe que implican los más de 75 despidos al empleo local, sufren la preocupación por el los daños ambientales latentes en la planta ante un posible siniestro.
    “No descartamos nada cuando se trata de la defensa de los derechos de los trabajadores, todo va a depender de cómo funcione la Justicia, nosotros creemos en eso”, señaló Carrizo en relación a la posibilidad de una convocatoria de adhesión a un paro de plantas químicas. Además, el representante gremial aclaró que si bien el número de trabajadores despedidos asciende a 75, “si la situación sigue así, hay más de 150 familias que quedarían sin sustento en la ciudad de Zarate”.
    Por su parte, Alberto Barreto, del Sindicato del Personal Jerárquico de Industrias Químicas, explicó que fue una manifestación pacífica, con la convocatoria de trabajadores de ambos sindicatos: “Consideramos que esto un ataque muy grave a la industria nacional, es por eso que debemos poner una voz de alto a todas las empresas que deciden no fabricar en nuestro país y así lograr su mercado a través de la importación.

    Recibidos por el Municipio
    Tras el arribo a la ciudad, los representantes gremiales detuvieron su marcha al llegar a Plaza Mitre, mientras que en las puertas del Palacio Municipal los esperaban autoridades municipales para dialogar y brindarles todo su apoyo.
    Ante la ausencia del intendente, el Secretario de Gobierno, Ariel Ríos, fue quien encabezó el contacto con los gremios.
    “No solamente acompañamos el reclamo laboral, altamente justificado, sino también la preocupación por esta planta que ha sido cuasi abandonada. Vamos a trasladar a los más altos niveles esta preocupación”, manifestó Ríos y agregó: “Lo más inmediato es que alguien de la empresa tome cartas en el asunto y den la cara. Hay una falta total de respeto”.
    Desde las altas esferas municipales gestionaron ante la OPDS la clausura preventiva de la planta y, aun así, los mandos superiores de la empresa no se han reportado para destrabar el conflicto.

    “Requerimos una solución urgente”, reclamó el diputado Marcelo Torres

    “El conflicto de larga data que se viene produciendo entre la empresa TFL y la comunidad de Zárate requiere urgentemente de la máxima atención de todas las partes involucradas en este complejo escenario, sobre todo de aquellas partes con capacidad resolutiva. La conducta cuasi delictual de la empresa que ha sido reiteradamente acusada por los trabajadores de intentos de vaciamiento, no deja margen a las dudas. Su único interés es la del despido de los trabajadores, a costa del porvenir de sus familias y nuestra comunidad, con el objetivo de sustituir la producción nacional a cambio de productos importados y, de este modo, maximizar su renta”, señaló el diputado provincial del Frente para la Victoria, Marcelo Torres, quien ayer acompañó al gremio químico.
    “Este fallido proceder es parte de un modelo empresarial que esta década política vino a sepultar. La conducta voraz de estos empresarios que concursan su empresa con el solo fin de no pagar sus obligaciones a los trabajadores debe ser repudiada enteramente por nuestra comunidad y consecuentemente aquellos que sean encontrados responsables, deben ser sometidos a las justicia en todas sus instancias con la máxima severidad. Por el contrario, la conducta de los trabajadores y sus organizaciones gremiales ha sido de absoluta responsabilidad, quienes en todo momento han intentado resguardar las fuentes de trabajo y la continuidad de la empresa, frente a la conducta arbitraria de TFL. Esta diligencia de los trabajadores debe ser premiada con la continuidad de los puestos de trabajo, como corolario de una sociedad que se precie de ser justa y equitativa con quienes cumplen sus compromisos. El modelo social está en juego en el resultado de este conflicto. Del resultado dependerá en parte la sociedad que queremos construir”, agregó.
    Por último, resumió; “el principio protectorio del derecho laboral tiene como finalidad proteger la dignidad del trabajador en su condición de persona humana y tiende a evitar que quienes se desempeñan bajo la dependencia jurídica de otros sean víctimas de abusos. En este sentido, urgimos a los responsables de TFL a sentarse a la mesa de negociaciones, a actuar bajo el imperio de la ley y la Constitución Argentina, y repudiamos enfáticamente cualquier acto que busque menoscabar los derechos de los trabajadores”, concluyó el diputado provincial.

    Barreto, Carrizo y Lubo frente al Municipio.

    Barreto, Carrizo y Lubo frente al Municipio.

     

    Nuestras oficinas