• Hoy 23 - Zárate - 18.9° / 20°
    • Despejado
    • Presión 1034.46 hpa
    • Humedad 50%
  • Fallas de seguridad en TFL

    23/2/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El viernes, una vez más la situación de la planta TFL S.A volvió a despertar la preocupación de trabajadores y funcionarios municipales cuando se produjo la emanación de una peligrosa sustancia química.
    En la tarde-noche de ayer, el personal de seguridad de la fábrica que realizaba su habitual recorrida, se alertó al percibir olores fuertes provenientes de uno de los contenedores instalados en la planta. Tras el episodio, los trabajadores dieron aviso a Bomberos Voluntarios quienes asistieron al lugar junto al personal de Defensa Civil, donde constataron que la emanación provenía de una válvula.
    Según informaron el Ing. Mariano Mirón, de la Subsecretaria de Políticas Ambientales, se trataba de una pérdida de un contenedor de agua amoniacal, por lo que dada la característica de la sustancia, debieron convocar a Bomberos de Policía Ecológica que vinieron desde la ciudad de San Martin.
    “Se pudo ubicar la válvula y dejarla en condiciones para que no siguiera teniendo perdidas”, señaló Mirón. Al parecer, el episodio habría sido un hecho fortuito, ya que la válvula habría recibido el golpe de un cartel, caído la noche anterior producto del viento.
    En este sentido, explicó: “El golpe abrió parcialmente la válvula y de ahí surgieron las emanaciones de agua amoniacal, que es un producto que en contacto con el aire genera una sustancia gaseosa de olor picante e irritante para los ojos y, si la persona está muy cerca, hasta puede producir la muerte”, y agrego que esto “va de la mano con las denuncias que viene haciendo el municipio ante estas circunstancias de anomalías y dejadez que hay en la empresa, donde no hay ningún responsable que se haga cargo de estas situaciones”.
    El jueves, el Jefe de Gabinete, Dr. Alan Fortune, realizó una denuncia en el Juzgado Federal Penal de Campana, donde se describen las irregularidades y se exponen los daños ecológicos de la planta.
    Además, Mirón manifestó su preocupación frente a la inestabilidad de las sustancias que, naturalmente son peligrosas y cuya condición puede agravarse al entrar en contacto con otras: “Un hecho fortuito como esto, la rotura por la falta de mantenimiento y actos de vandalismo puede derivar en una catástrofe dada la característica muy nociva de los productos”.
    En el mismo sentido, desde la Subsecretaria de Políticas Ambientales señalaron la particularidad de las válvulas que representan el único sistema de seguridad instalado. Por otra parte, los sistemas de alarma tampoco funcionaron, ya que no emitieron ningún tipo de alerta, poniendo en serios riesgos a los trabajadores, así como también a empresas cercanas en caso de que la apertura de la válvula hubiera sido mayor.
    En el lugar, también estuvo presente personal del Organismo Provincial del Desarrollo Sostenido (OPDS), donde labraron un acta para volver a intimar a la empresa ante la indiferencia por los riesgos ecológicos. Al igual que en el aspecto laboral, representantes de la empresa no han realizado apariciones frente a autoridades nacionales, provinciales, municipales ni organismos de protección medioambiental.
    A principios de mes, y tras la gestión municipal, la OPDS ordenó la clausura preventiva de la planta ante la peligrosidad e inestabilidad de las sustancias químicas contenidas en diferentes recipientes, despojadas de cualquier tipo de plan de seguridad y ante la ausencia de responsables gerenciales de la fábrica que se hicieran cargo de la problemática.

    Personal de emergencias públicas arribó a la planta.

    Personal de emergencias públicas arribó a la planta.

    Nuestras oficinas