• Hoy 26 - Zárate - 16.2° / 17.2°
    • Despejado
    • Presión 1030.31 hpa
    • Humedad 89%
  • Aseguran que el 80% de quienes salen de la cárcel vuelve a delinquir

    7/3/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El intendente municipal, Osvaldo Cáffaro, había anticipado la voluntad de trabajar con el Patronato de Liberados debido a la gran cantidad de personas que cumplen su pena pero cuando se reinsertan en la sociedad vuelven a delinquir.

    El Patronato de Liberados, en realidad, es una estructura que depende del Gobierno bonaerense con una función clave: hacer todo lo posible para que el liberado no vuelva a reincidir en el delito y tratando de incluirlo nuevamente en la sociedad. A expensas de ello, tiene la potestad de firmar convenios con municipios, empresas y diferentes organismos para darle a la persona que sale de prisión un trabajo y expectativas de vida en la sociedad.
    En este sentido, el Ejecutivo tiene un dato relevante, el 80% de ellos no se recupera y vuelve a delinquir. Es por ello que hoy siguen trabajando en un plan para la integración de estas personas y, en definitiva, aportar a la seguridad.
    Actualmente, vuelven a reconocer que aún no pudieron avanzar en el tema pero que, “sí o sí”, este año lo tratarán como prioridad.
    “La verdad es que encontramos límites en lo preventivo y en lo operativo. Entendemos que es un tema que no nos compete directamente y que meterse con este tema es meterse con la intimidad y los derechos de las personas, más allá de los que han cumplido o terminado su condena. No obstante esto, lo vamos a abordar este año”, anticipó Ríos.
    “Mientras estén claras las obligaciones de cada uno, está bien. Pero quienes están en el Patronato de Liberados son personas con antecedentes que residen en nuestra ciudad y como municipio podemos, en la medida de nuestros recursos, avanzar en alguna manera de contención social. El intendente está de acuerdo, es un tema que lleva su tiempo y hoy estamos más abocados a la escuela de policía local, el CPC, la nueva sala de monitoreo. Son pasos y tiempos, pero lo abordaremos al tema porque al intendente le preocupa y hay voluntad política de hacerlo”, opinó, por su parte, el jefe de Gabinete municipal, Alan Fortune.
    “En definitiva, es una asignatura pendiente que la abordaremos este año pero no es una materia fácil para nosotros. Somos funcionarios municipales que cada vez recibimos más obligaciones”, agregó Ríos quien también confirmó la continuidad de las reuniones con el Registro Nacional de Armas (RENAR) para este año promocionar campañas de desarme; “nos parece muy importante erradicar la presencia de armas ilegales en la ciudad”, subrayó el funcionario municipal.

    “Secretario de Seguridad Municipal”
    Ambos funcionarios, en diálogo con este medio, coincidieron en la necesidad de discutir cuestiones de fondo sobre la seguridad que se reducen en gran parte a la descentralización de recursos, a la coparticipación federal y a delegar a los municipios más servicios pero acompañado de recursos.
    “No solamente es necesario modificar el organigrama y crear la figura de la secretaría de Seguridad municipal sino discutir cuestiones de fondo como la descentralización de recursos y el rol del os municipios. En la actualidad necesitamos municipios fuertes, que tengan decisión económica, administrativa y legal para hacerse cargo de, por ejemplo, la seguridad. Cualquier estructura policial insume un esfuerzo muy grande a nivel local y es también necesaria una estructura detrás de la figura nueva de un secretario de Seguridad. Por eso las cuestiones de fondo deben discutirse con el nuevo gobierno nacional que sea elegido y, claro está, con la nueva legislatura, para garantizar que todos los municipios se hagan cargo de nuevo servicios públicos pero con sustento económico, administrativo y legal”, concluyó Ríos.

    Fortune y Ríos.

    Fortune y Ríos.

    Nuestras oficinas