• Hoy 12 - Zárate - 17.7° / 18.2°
    • Despejado
    • Presión 1025.72 hpa
    • Humedad 57%
  • Los fieles de todas las parroquias acompañaron la procesión del Vía Crucis

    3/4/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Nuevamente la fe y el amor por Dios unió a las comunidades parroquiales y se pudo organizar un nuevo Vía Crucis interparroquial en el Forum Cultural, ante un importante número de fieles que se acercaron a Alem y Pellegrini.

    En la explanada lateral del edificio municipal se hizo la dramatización de la crucifixión de Cristo bajo el mensaje “Que la Cruz de Cristo fortalezca nuestros corazones”.

    La comunidad parroquial de Nuestra Señora de Luján de Villa Massoni, de Beata Teresa de Calcuta de Villa Carmencita, de María de Nazareth de Villa Fox, de Nuestra Señora del Carmen del Centro y Nuestra Señora de Fátima de El Bajo fueron quienes se unieron y organizaron de forma conjunta el Viernes Santo; confluyendo en procesión al Forum Cultural.

    “Venimos a dar gracias a Jesús porque con su cruz venció todos nuestros males y pecados. Precisamente pusimos como lema `Que la Cruz de Cristo fortalezca nuestros corazones´ porque el mejor deseo pascual que uno puede tener como pastor es la que la fuerza de la resurrección alegre el corazón de todos nuestros hermanos afligidos y, en especial, que nos de fuerzas para seguir manifestando nuestra fe y amor a Jesús”, expresó el cura párroco de Nuestra Señora de Nazareth de Villa Fox, Adrián Lázzaro.

    Sobre el Vía Crucis interparroquial expresó, “la obra de Dios fue grandísima porque este año lo pudimos hacer entre toros. Al principio lo planteamos una o dos comunidades pero luego se fueron sumando otras y uno, en estos actos, ve ahí la mano de Dios con su providencia”, agregó.

    “La Semana Santa es una semana que tenemos que vivir para Dios. Para reflexionar sobre el amor de Dios en nuestras vidas. El signo de la Cruz no es un signo de derrota para el cristiano sino todo lo contrario, dado que allí vemos cómo Cristo vence al pecado y al demonio. Todos debemos llevar cruces en nuestras vidas y la verdad es que es una ilusión pensar que podemos vivir la vida sin cruces. Por eso consideramos que se trata de una cuestión de aprender en la contemplación y en la vida de Jesús; y el tratar de imitar sus virtudes nos traerá la paz y la alegría que anhelamos”, dijo el sacerdote Lucas Martínez, de Nuestra Señora de Fátima de El Bajo. “Y en este Vía Crucis estamos con todas las comunidades con quienes vivimos el día a día de la evangelización. Que todos nos vean unidos y trabajando en este día tan importante de la iglesia es lo que buscamos transmitir para todos”, agregó el Padre Lucas.

    Por otra parte, el sacerdote Mario Medina de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen del Centro, reflexionó, “si bien el amor de Jesús es para todos, no deja de ser también un amor personal. Jesús es el Hijo Pródigo y entrega su amor y todo lo que él tiene por nosotros. Y se queda vivo, resucitado en la Eucaristía. Y este es el mensaje, que resucitó para darme esta nueva vida y para que no me quede con todo esto que temporal y pasajero y que pueda alcanzar la vida eterna junto a él. Este es el mensaje que queremos dar en este Vía Crucis interparroquial porque la cruz nos redime a todos. Más allá de que lo podamos celebrar en cada una de nuestras comunidades, buscamos hacerlo todos juntos. Y es el amor de Jesús el que se derrama en encuentros así; la unidad en el amor derramado por nosotros en la Cruz”.

    Asimismo, comentó, “muchos durante este fin de semana largo aprovechan para irse de paseo y descansar, algo que no está mal y es muy noble, que el que puede lo haga. Pero en estos días es interesante que podamos descubrir otra dimensión, la de un Dios que quiere que yo lo vea a él en esta entrega de amor por mí; y desde ahí poder corresponder toda esa gracia desde mi vida y devolviendo todo ese amor amando al prójimo. Hay que dejarnos amar por Dios”, concluyó Mario Medina.

    También estuvo presente el padre Alberto de Beata Teresa de Calcuta de Villa Carmencita y Osvaldo Montferrand, de Nuestra Señora de Luján de Villa Massoni.

    Como corolario del encuentro, rezaron la oración “Miradme, Oh mi amado y buen Jesús” y también por la Patria, pidiendo por los gobernantes y porque haya paz en el país teniendo en cuenta el año eleccionario, con la “Oración por la Patria”.

    El Cristo más antiguo de la ciudad

    Al término de la ceremonia religiosa, el sacerdote Lucas Martínez mencionó que se estaba exhibiendo al Cristo más antiguo de la ciudad, el cual se halla en la iglesia de Nuestra Señora de Fátima.

    “La historia de la imagen de nuestro Cristo es que se hallaba en la parroquia del Centro cuando Justa Lima de Atucha donó las actuales imágenes del calvario, luego esta imagen quedó en desuso junto a la Virgen de los Dolores. Y cuando hace unos cincuenta años edificaron la iglesia de Fátima, se decidió trasladarlo hacia allí. Luego de un arduo trabajo lo pudimos restaurar, respetando los mismos colores, y decidimos traerlo y presentarlo hoy aquí”, explicó el padre Lucas de Fátima.

    via-crucis-web

     

     

    Nuestras oficinas