• Hoy 14 - Zárate - 13.8° / 19.7°
    • Lluvia
    • Presión 1023.17 hpa
    • Humedad 99%
  • En la ciudad no se cumple con el Código de Publicidad

    6/4/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La Ordenanza Nº 4199 fue sancionada y reglamentada por el propio Ejecutivo en el año 2013 y contó con el apoyo de todos los ediles oficialistas de Nuevo Zárate en virtud de regular la publicidad mediante un nuevo código. Sin embargo, desde su sanción nunca se controló ni se multó a los infractores. Es más, nunca se la incluyó dentro de alguna campaña de concientización.
    Cabe recordar que el espíritu de este nuevo marco, expresado por los ediles del bloque del Frente Renovador, apuntaba a “salvaguardar el paisaje urbano, fuertemente alterado con la publicidad en el espacio público y en las propiedades privadas”. Teniendo en cuenta, además, que los espacios públicos, calles, veredas, avenidas, plazas, parques, ejes viales troncales constituyen un bien público que el Municipio debe custodiar.
    Otra de las cuestiones era erradicar la contaminación visual que genera la pegatina de carteles y afiches en cualquier lugar de la ciudad.
    “Residentes y turistas les resultaría agradable disfrutar de una ciudad ordenada, limpia, segura y estéticamente distinta al conglomerado caótico y sobre todo impersonal que abarca a casi todo el Gran Buenos Aires, y que este ordenamiento se hace necesario y debe comenzar por la publicidad que avasalla el espacio público continuando luego con otros elementos del mobiliario y equipamiento urbano”, agregan los Considerandos de la Ordenanza.
    Prohibiciones
    De forma clara, la Ordenanza prohíbe la instalación de anuncios publicitarios sobre aceras, calzadas, cordones, isletas de avenidas, parques, plazas, paseos, cementerios, árboles, columnas destinadas al servicio público, señalamiento oficial o elementos de equipamiento urbano. Queda exceptuado de esta prohibición el Municipio de Zárate, en cuyo caso se podrán utilizar para instalar información institucional o de utilidad pública y para cualquier tipo de publicidad, mediante licitación pública. En lo relativo a los parques y espacios verdes, cuando se trate de los llamados padrinazgos con fines sociales y/o conservación de los mencionados espacios se deberá requerir la previa autorización municipal.
    Además, queda prohibida la fijación de afiches murales directamente sobre la pared o muro o cerramiento; cuando se fijen afiches y/o mensajes de eventos o cualquier actividad sobre el equipamiento urbano, pared o muro de cerramiento, el responsable ante la justicia de faltas serán los protagonistas de la actividad promocionada y/o aquellos que sean vistos colocándola conjuntamente con el titular de la habilitación municipal donde se desarrolle el evento difundido. Tampoco se podrá difundir y/o distribuir, en la vía pública o locales con acceso al público, reproducciones facsimilares, semejanzas y/o imitaciones de papel moneda nacional o extranjera, en circulación o no, bonos del estado, valores fiscales, documentos bancarios, títulos de crédito y todo otro anuncio que pueda inducir a error o engaño.
    Asimismo, no se podrá realizar ningún tipo de publicidad mediante medios audiovisuales o sonoros que sean percibidos desde la vía pública, sean estos efectuados desde un punto fijo o mediante móviles en desplazamiento; utilizando medios terrestres o aéreos, quedan exceptuadas las estructuras que difundan publicidad mediante pantallas de alta definición, dichas estructuras no podrán emitir sonidos y por cada tres anuncios pasados deberá contener un anuncio con fines sociales.
    Del mismo modo, aclara que la publicidad por medio de pasacalles se encontrará limitada a la localización de las cámaras de la DPU.
    Y la Ordenanza es clara en otro punto; queda prohibida la publicidad por medio de columnas o estructuras emplazadas en la vía pública (acera, calzada o banquina).-
    “Se prohíbe arrojar productos, muestras, obsequios promocionales o volantes para que lleguen al público o la entrega desde los vehículos y no se podrá entregar ningún tipo de producto, muestra o elemento promocional a ocupantes de vehículos en circulación, aunque estén momentáneamente detenidos. Prohíbase la distribución de volantes, colocándolos en los vehículos estacionados”, agrega la Ordenanza.
    Está claro en todos los puntos que esta Ordenanza no se cumple ni tampoco el Ejecutivo la hace cumplir. Los folletos de empresas privadas siguen distribuyéndose por toda la ciudad y en los autos se sigue colocando un volante en las ventanillas que, de acuerdo a la ley vigente, sería ilegal. Lo mismo ocurre para las casas de préstamo de dinero que imprimen un volante con el billete de 100 pesos en el dorso para llamar la atención.
    Campañas políticas
    En los últimos días, el propio Ejecutivo municipal manifestó su preocupación sobre la proliferación de afiches políticos en la vía pública, aduciendo que es un adelantamiento “ilegal” de la campaña política.
    Sobre la campaña electoral, la ordenanza reza lo siguiente, “en épocas electorales se exceptúa la presente Ordenanza, como así también en fiestas tradicionales y patrias. Los partidos políticos con personería jurídica deberán inscribirse en un registro creado por el Departamento Ejecutivo Municipal al efecto, designando un responsable a nivel local de cada espacio, a los fines que suscriba un compromiso de retirar todo tipo de publicidad de campaña en el plazo de quince días hábiles posteriores al acto eleccionario”.
    Es llamativo que una de las excepciones de la normativa sea la época de campañas políticas, en las cuales muy pocos partidos luego se comprometen a quitar los carteles luego de los comicios.

    Dictan sanciones por la campaña política “anticipada”

    La Cámara Nacional Electoral ordenó a todos los jueces del fuero del país intervenir la propaganda política porque viola los plazos dispuestos por la ley; también estableció que los candidatos deben hacer una declaración anticipada de gastos y aportes
    “Publicidad en infracción. Justicia Nacional Electoral” dirán los carteles de campaña, si cumple la orden impartida por la Cámara, teniendo en cuenta que se trata de anuncios anticipados que violan la ley 26.571.
    La decisión se dictó el último martes por unanimidad e incluyó otra medida extraordinaria: que los postulantes que promuevan sus figuras con el fin de instalar sus candidaturas presenten a partir de ahora sus declaraciones de aportes y gastos. Será una modalidad especial que se anticipará a las rendiciones de cuentas que deben realizar los partidos políticos.
    La ley 26.571 establece que la campaña electoral de las elecciones primarias debe comenzar recién un mes antes de los comicios, que se realizarán el 9 de agosto próximo, por lo que prohíbe con cualquier publicidad previa a esa fecha. Sin embargo, en muchas ciudades, ya se observa un despliegue abusivo de cartelería, pasacalles y pintadas alusivas a la carrera presidencial.
    Los jueces Santiago Corcuera, Alberto Dalla Vía y Rodolfo Munné, dispusieron “instar a los señores jueces del fuero a hacer cesar o inutilizar con la colocación de una faja que indique ‘Publicidad en infracción. Justicia Nacional Electoral’ la publicación de anuncios fuera de plazo dirigidos a captar la voluntad política del electorado para las próximas elecciones primarias de candidaturas nacionales, para lo cual requerirán el auxilio de la fuerza pública”.
    Los jueces consideran que la publicidad fuera de plazo no sólo implica un factor de desigualdad entre quienes participarán de la elección, sino que también conlleva “un alto grado de opacidad respecto de la identidad de las fuentes de financiamiento (…) en la medida en que no se declare, para conocimiento público, quiénes aportan los recursos económicos -en dinero o en especie- con los que se financia la promoción de dichos postulantes ni qué cantidades se destinan a ese objeto”.

    Nuestras oficinas