• Hoy 25 - Zárate - 23.9° / 26.1°
    • Despejado
    • Presión 1032.25 hpa
    • Humedad 70%
  • La UOM se refirió a la situación productiva y laboral en Siderca

    15/4/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La abrupta caída del precio internacional del barril de petróleo derivó en la paralización, reducción y/o reprogramación de los planes de inversión de las empresas petroleras y con ello una importante merma en la demanda de materiales vinculados a la producción del hidrocarburo.
    En nuestra región el efecto descripto se evidenció en una significativa reducción de la demanda de los tubos sin costura que produce la empresa del grupo Tenaris y determinó que la misma propusiera suspensiones rotativas del personal, dado que, según sostuvieron fuentes empresarias, las acciones tomadas para mitigar las consecuencias no dieron el resultado esperado.
    La organización gremial, por su parte, centró su accionar en el mantenimiento de todos los puestos de trabajo, cualquiera fuera la situación contractual de cada trabajador. En función de ello, más allá de no reconocer o, en todo caso, considerar que no es imputable a sus representados lo alegado por el sector patronal, el sindicato se abocó a trabajar activa y mancomunadamente tanto en el orden interno como con las autoridades nacionales vinculadas a la problemática, para minimizar los perjuicios a los trabajadores.
    Para conocer detalles y alcances de lo acordado, este medio entrevistó al Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) seccional Campana-Zárate, Abel Furlán.
    ¿Se presentó una situación muy difícil que dio lugar a arduas negociaciones?
    Sí, efectivamente. No es lo mismo, conceptualmente hablando, las discusiones paritarias por más difíciles que resulten y que realizamos anualmente desde los tiempos del gobierno de Néstor Kirchner, que defender todos los puestos de trabajos ante una situación internacional que, según la empresa, disminuye notablemente la demanda de su producción para la industria petrolera.
    Dada la situación planteada, ¿Cuáles fueron los objetivos principales que se fijó la organización gremial?
    En primer lugar el mantenimiento de todos y cada uno de los puestos de trabajo, cualquiera fuera la relación contractual. En segundo lugar afectar lo menos posible el poder adquisitivo del trabajador
    ¿Hubo conformidad con el acuerdo alcanzado?
    Uno no puede estar conforme con que se afecte a sus representados con las suspensiones con la consecuente afectación de su salario. Similar situación vivimos en el año 2009. Dado el contexto existente, derivado de una situación internacional que no podemos manejar, podemos decir que la justicia de los planteos de nuestra organización gremial, la cohesión interna demostrada y la activa y positiva participación del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, permitieron que se alcanzara el mejor acuerdo posible. Hemos tomado los recaudos necesarios en el Acta suscripta para evitar cualquier situación que afecte a los trabajadores o abra la posibilidades de acciones unilaterales de la parte empresaria. El acuerdo alcanzado no constituye, además, antecedente vinculante de futuras negociaciones. Es importante señalar además que lo actuado fue suscripto por la Comisión Directiva y los cuerpos orgánicos.
    ¿Existe una explicitación clara de los ítems a incluir en el pago no remunerativo?
    Si, está debidamente establecido en el Acta suscripta. Está contemplado también en la suma a percibir por cada trabajador suspendido, la proporcionalidad del sueldo anual complementario.
    ¿Puede citarnos un punto importante del Acta suscripta?
    El punto 5 establece, entre otras consideraciones, que la empresa debe abonar al personal que resulte suspendido un prestación de carácter no remunerativo equivalente al 85 por ciento de la remuneración neta que hubiera percibido el trabajador en caso de prestar servicios, con todos los rubros que se incluyen, como dije anteriormente, en el Acta y con la consideración que si algún trabajador suspendido hubiera sido transferido provisoriamente a un Centro de Servicios, la base del cálculo de su retribución será la que corresponde a su puesto de trabajo previo. Además, durante la suspensión, el puesto que ocupaba el personal suspendido no puede ser ocupado por otro trabajador. El trabajador vuelve después de su suspensión al lugar que ocupaba antes de la misma
    ¿Una reflexión final?
    Situaciones como la presentada en 2009 o la actual han podido ser sobrellevadas sin pérdidas de puestos de trabajo por dos razones fundamentales. La primera es la cohesión interna de la organización gremial, esto es Comisión Directiva de la Seccional, Comisión Interna, Cuerpo de Delegados y trabajadores. Todos supimos mantener la calma y no entrar en conflictos estériles y sin retornos, deseados e impulsados muchas veces por la patronal, para lograr determinados objetivos, y no pocas con la complicidad de aquellos que pretenden desconocer a nuestra organización. La segunda razón es la positiva actitud en todos los conflictos del gobierno nacional y su decisión política de que exista un Estado presente y protagonista. Esto se visualizó claramente durante todas las negociaciones, a través de las áreas de trabajo y economía, que colaboraron para alcanzar el objetivo principal de ninguna pérdida en los puestos de empleo.

    La comisión directiva de la seccional durante el Congreso Extraordinario de Delegados  donde se ratificó el Acta suscripta con la empresa.

    La comisión directiva de la seccional durante el Congreso Extraordinario de Delegados
    donde se ratificó el Acta suscripta con la empresa.

    Nuestras oficinas