• Hoy 21 - Zárate - 19° / 20.1°
    • Nublado
    • Presión 1021.05 hpa
    • Humedad 63%
  • Crece el número de mujeres inscriptas en fuerzas de seguridad

    22/4/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    A principios de año, el gobernador Scioli celebraba que el 60% de los aspirantes a integrar la policía local de Quilmes eran mujeres; “porque eso da una sensibilidad muy especial y yo quiero una policía de aproximación, más sensible y más solidaria”, explicaba el gobernador.
    En Zárate sucede lo mismo y con cifras cercanas a este 60%. De hecho hubo algo que llamó la atención en estos últimos días de prórroga para la inscripción de la segunda promoción; de 80 personas interesadas en ser parte de la Policía Local, el 50 % eran hombres, cuando en la primera promoción hay mayoría de mujeres.
    Y es probable que como los mejores 25 promedios tienen una beca para seguir estudiando y llegar a cargos jerárquicos dentro de la Bonaerense, exista la posibilidad de que haya una comisaria como titular de la Primera o del CPC.
    Esta tendencia creciente de mujeres en la fuerza también se vio el año pasado en otros municipios bonaerenses en los que se crearon policías locales, como en General Pueyrredón, donde el 54 por ciento de las inscriptas fueron mujeres; Necochea y Tandil, lugares en que la cifra llegó al 60 por ciento; y Olavarría y Bahía Blanca, donde trepó al 70 por ciento.
    Algunos funcionarios de la provincia no dudan en asociar este hecho a que dentro de las 80 comisarías de la mujer creadas hasta el momento, trabajan muchas mujeres en estas materias relacionadas a la violencia de género. “Esto hizo que hay muchas interesadas en formar parte de la fuerza”, expresó el subsecretario de Seguridad bonaerense y responsable de todas las escuelas de Policía Local, Fernando Jantus. “Esto hizo que la mujer se vea con más espacio dentro de la Policía, porque ven que tienen una función específica”, agregó.a
    En una “rápida lectura” el titular de la Academia de Policía Local, Comisario Daniel Manfredi, comentó que “muchas mujeres se inscriben para ayudar al mantenimiento del hogar en términos económicos. El hombre ya tiene un trabajo y esto es otra ayuda. Claro que en cuanto a los términos generales hay vocación de servicio, de lo contrario no vendrían. De hecho, somos un servicio, estamos y estudiamos a los fines de ayudar al prójimo. Pero vemos esta particular situación que el cupo femenino supera ampliamente al cupo masculino”.
    En el caso de Prefectura Naval, en el año 2010 se estableció la prohibición de limitar vacantes por género para el ingreso, garantizando que los criterios de selección sean objetivos de acuerdo a las capacidades de las y los aspirantes. Fue por ello que desde el 2012, Prefectura Naval viene aumentando el ingreso de mujeres. En el 2013, por ejemplo, se triplicó su ingreso, y las mujeres ingresantes a la Prefectura representaron un 30%, el doble que en años anteriores.
    El beneficio de tal situación hizo que se generen comités internos dentro de las fuerzas como el de Prefectura, denominado Centro Integral de Género, tendiente a fortalecer la integración de la mujer y la libre expresión de la identidad de género, que sea fácilmente identificable e inclusivo.
    Sin embargo, y más allá de lo positivo que es el ingreso de cadetes a las fuerzas, en primera instancia las estructuras deberían garantizar el acceso a los mandos medios de la fuerza y a los puestos jerárquicos más importantes en función de seguir con la misma tendencia de integración de género.
    Por otro lado, cabría preguntarse qué ofrece hoy la mano de obra privada, las empresas, en cuanto a integración de género. Si, al contrario de lo que manifiestan desde el Estado, la creciente inscripción de mujeres a las fuerzas de seguridad, no es consecuencia de que empresas privadas eligen no incorporar a mujeres a sus filas. En cualquier caso, la elección de incorporarse a las fuerzas es tomada por los cadetes, en principio, como una rápida salida laboral.
    Cambio de paradigma en la industria automotriz
    “Tradicionalmente, en la industria automotriz se piensa que los hombres tienen la última palabra al momento de comprar un nuevo vehículo. Sin embargo, Damesin argumenta que este concepto es erróneo, ya que las mujeres tienen una injerencia directa en 60 y hasta 80 por ciento de los casos. Por lo tanto, es necesario cambiar los preconceptos y ofrecer servicios y productos acordes a las nuevas necesidades del mercado. Un primer paso será incorporar a más mujeres en todos los departamentos de la empresa: desde ventas hasta diseño, pasando por planeación de producto y mercadotecnia. Es así como a través de la diversidad la creatividad y la innovación se ven afectadas positivamente”, expresó Marie-Françoise Damesin, directora de Recursos Humanos la Alianza Renault-Nissan en una disertación en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). “Al seguir todas estas recomendaciones se generará un cambio positivo en la industria, en el cual se ofrecerán productos y servicios alineados a las necesidades de los clientes, asegurando que la experiencia de compra exceda sus expectativas”, concluyó.

    Muchas mujeres inscriptas en la Escuela de Policía Local.

    Muchas mujeres inscriptas en la Escuela de Policía Local.

    Nuestras oficinas