• Hoy 11 - Zárate - 24.9° / 25.6°
    • Despejado
    • Presión 1028.36 hpa
    • Humedad 46%
  • Sobrevivientes del Belgrano darán charlas en colegios

    1/5/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Todos los años, el 2 de mayo, se realizan en el territorio argentino distintos actos y ceremonias religiosas donde familiares, sobrevivientes y amigos asisten para perpetuar el recuerdo de los 323 fallecidos en el hundimiento del Crucero ARA “Gral Belgrano” en la guerra de Malvinas.
    En Zárate, el próximo 4 de mayo, y al cumplirse 33 años sobrevivientes del hundimiento del Crucero darán charlas alusivas a los alumnos de Escuelas secundarias del distrito. Estarán presentes en la Escuela Secundaria Nro. 11, Chacabuco y V. Alsina, en la Unidad Académica “José M. Guerci” y en la EET Nro. 2 de Belgrano 758.
    Causó 323 muertes
    El hundimiento del ARA General Belgrano se produjo el domingo 2 de mayo de 1982, durante la Guerra de las Malvinas, a consecuencia del ataque del submarino nuclear británico Conqueror. El hundimiento del crucero argentino permitió a los británicos la superioridad naval en la zona. El ataque causó la muerte de 323 argentinos , prácticamente la mitad de las bajas de este país en todo el conflicto.
    A comienzos de marzo de 1982, la flota argentina apostada en Puerto Belgrano entró en estado de alerta debido al endurecimiento de las relaciones diplomáticas con el gobierno británico por la soberanía reclamada por Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur. Como consecuencia, comenzó la preparación para que las unidades comprometidas en la acción pudieran zarpar con el objetivo de recuperar las islas.
    El día 28 de marzo partió la flota de mar. Pero el Belgrano, dado que se encontraba en fase de reparaciones anuales, finalmente, después de anular dos veces su salida partió, el 16 de abril el ARA General Belgrano bajo las órdenes del comandante Héctor Bonzo. Su dotación fue conformada por oficiales, sub-oficiales, cabos, marineros, conscriptos y dos civiles, encargados de la cantina del buque, voluntarios en la misión.
    Normalmente, en tiempos de paz, la tripulación del buque rondaba los 750-770 hombres, pero en este caso se llegó a 1.093 tripulantes. La misión original que se le asignó al buque fue: Navegar hasta el teatro de operaciones (zona de conflicto) y estacionamiento en la Isla de los Estados, cumplir tareas relacionadas con la vigilancia de los accesos Sur al teatro de operaciones, interceptar unidades del enemigo, de acuerdo con órdenes, y disuadir en el marco regional.
    Después de permanecer unos días patrullando en la zona de Isla de los Estados, el 22 de abril el Belgrano tomó el puerto de Ushuaia, para reabastecerse y cambiar un lote de munición. Este puerto se convirtió así en el último lugar argentino donde estuvo el crucero.
    La mañana del 24 de abril, la embarcación abandonó el puerto. Cuatro días más tarde, el día 28, se reunió al norte de Isla de los Estados con los destructores Piedrabuena y Bouchard y el petrolero de YPF Puerto Rosales, conformando así el Grupo de Tareas 79.3.
    En la noche del 1 de mayo, recibió nuevas órdenes. Eran urgentes y de claro carácter ofensivo. El GT 79.3 se convertiría en uno de los brazos de una maniobra de pinzas que se abalanzaría contra los británicos desde el sur, mientras que el GT 79.2, conformado por el portaaviones Veinticinco de Mayo, sería el otro brazo de la maniobra.
    Después de ser notificados de la acción bélica emprendida por Argentina el 2 de abril, reclamando la soberanía de las Islas Malvinas , el día 4 la flota británica envió un total de 108 buques (liderados por portaaviones a los que acompañaban destructores, fragatas y submarinos además de las auxiliares) con destino a las islas. De esta expedición formó parte el submarino de propulsión nuclear Conqueror.
    El hundimiento del Belgrano
    Se produjo el día 2 de mayo de 1982 a las 17:00 en Latitud 55°24´S y Longitud 61°32´W.11 y fuera de la zona de guerra establecida. A las 16:02, mientras los artilleros que se encontraban de guardia probaban algunos mecanismos y la torre II buscaba posibles blancos en el horizonte, el buque se sacudió violentamente fruto de una poderosa explosión, seguida del cese inmediato de energía e iluminación que paralizó a los 1093 tripulantes. Este fue el primero de los 3 torpedos MK-813 lanzados por el Conqueror desde una distancia de 5 km aproximadamente (aunque solo los 2 primeros dieron en el blanco, el tercero golpeó en el casco del Bouchard sin explotar). El capitán del submarino declaró después que la elección del arma usada fue dictada por la antigüedad del mismo crucero: un torpedo de la Segunda Guerra Mundial hundiría a un crucero del mismo período. El primer torpedo mató a 274 tripulantes.
    A las 16:23 el comandante Bonzo dio la orden de abandonar la nave. La marejada que había, dificultó la visión y comunicación entre las balsas, por lo cual algunas quedaron sobrecargadas con 30 personas y otras subocupadas con no más de 3 personas. A las 16:50 la escora de 60° preanunciaba el hundimiento, y en 10 minutos el crucero fue engullido por las aguas del Océano Atlántico.
    Los trabajos de rescate fueron , siempre dificultados por la fuerte tormenta que azotaba el Atlántico. En gran parte de las balsas se encontraba algún fallecido, heridos, quemados, y la mayoría de los supervivientes presentaba principios de hipotermia en algunas partes de su cuerpo.
    En la madrugada del 5 de mayo, los buques arribaron al puerto de Ushuaia con los supervivientes, que fueron transportados por vía aérea a Bahía Blanca, donde los esperaban sus familiares.

    El Crucero Gral. Belgrano.

    El Crucero Gral. Belgrano.

    Nuestras oficinas